martes, 10 de mayo de 2011

Huelga de trabajadores de la Salud en Berlin.




2,500 en manifestación de huelga

Sascha Stanicic, SAV (CIT en Alemania) informa desde el piquete de huelga.

Los trabajadores en el hospital universitario más grande de Europa, la Charité en Berlín, con alrededor de 13.000 trabajadores, están hartos de los bajos salarios y las malas condiciones de trabajo. Desde el lunes de esta semana, comenzaron una huelga indefinida y sin cuartel por un aumento salarial de 300 euros (208 mil pesos) al mes - una demanda por la que vale la pena luchar. El martes, se celebró una manifestación impresionante a través de Berlín.

La Charité es de propiedad pública, del Estado regional de Berlín, que es gobernado por una coalición del Partido Social Demócrata y el Partido de Izquierda - que en Berlín no actúa muy a la izquierda. No sólo ellos pagan a los trabajadores del hospital de la Charité, el 14 por ciento menos que la media nacional, además han subcontratado la gestión de la facultad (CFM). El resultado es que algunos de los 2.500 trabajadores de CFM trabajan por 5,5 euros (3.800 pesos) la hora, sin convenio colectivo. Un miembro del sindicato recordó a los trabajadores el hecho de que el Partido Socialdemócrata exige un salario mínimo de 8,50 euros (5.800 pesos) y el Partido de Izquierda uno de 10 euros (6.800 pesos)... pero las palabras y los hechos son diferentes para estos políticos del sistema.

Carsten Becker, presidente de la sección sindical de ver.di en el hospital y miembro de SAV (Sozialistische Alternative, sección del CIT en Alemania), citó al líder sindical irlandés, James Larkin, en su discurso ante la fuerte manifestación de huelga de 2.500 personas el martes: "Los grandes sólo parecen grandes, porque estamos de rodillas - Vamos a levantarnos!"


Esta huelga demuestra que los trabajadores están dispuestos a luchar cuando tienen la oportunidad y demandas por las que vale la pena luchar. Los trabajadores de la Charité resaltan que sus condiciones de trabajo son muy malas y que están dispuestos a luchar hasta la victoria. La votación de huelga del sindicato dio un 92,91% de votos para la acción. La solicitud de conversaciones por el empleador ha sido aceptada, pero sin detener la huelga. El dirigente sindical en la demostración, dijo que la huelga sólo terminará cuando el resultado esté sobre la mesa y que esto se decidirá en conjunto por los trabajadores y el sindicato.

Trabajadores de las instalaciones CFM han sido objeto de presiones, muchos sólo tienen contratos de duración limitada y no se atreven a participar en la huelga. Escandalosamente, los dirigentes del sindicato de trabajadores de la construcción y limpieza (IG BAU), que organizan una minoría de la fuerza de trabajo en CFM, abiertamente se han pronunciado en contra de la huelga, ya que sólo quieren un contrato colectivo para los trabajadores de limpieza y no para la fuerza laboral en su conjunto. Pero en el segundo día de la huelga el número de trabajadores en huelga de CFM ha aumentado. Entre el resto de la fuerza de trabajo, la determinación es fuerte. Por primera vez las salas de todo el hospital fueron cerradas, sólo las operaciones de emergencia se realizaron y cientos de camas están vacías! Esto genera costos de 500.000 euros por día.

Los miembros de SAV han apoyado la labor de la sección sindical de la Charité y también la huelga desde el primer día. Estamos en la línea de piquete desde las 6 am, todas las mañanas, hasta las 6 pm, en la noche.

Los
mensajes de solidaridad deben ser enviados a carsten.becker@verdi-berlin.de y copias a lr@sav-online.de

No hay comentarios.: