martes, 20 de abril de 2010

Nuevamente Asesinan bajo el Sicariato a Luchadores Sociales De los Trabajadores y el Pueblo




En la Revolución Bolivariana del Socialismo del Siglo 21 se Criminaliza Judicial,
Política y Criminalmente la Protesta Social.


Pronunciamiento Político de Socialismo Revolucionario

“Es urgente un Frente Único de Organizaciones Sociales Autónomas e Independientes, Políticas, de Izquierda, Sindicatos, Campesinos, Estudiantes y Comunidades Organizadas, para defender el derecho a la protesta social y una Campaña Nacional e Internacional contra la Criminalización de las Luchas Sociales en Venezuela”.

Comité Político Socialismo Revolucionario. CIT - Venezuela

El pasado 13 de abril cuando el gobierno nacional celebraba ocho años de su restitución en el poder, gracias a la fuerza y movilización espontánea del pueblo pobre y oprimido. En Guacara, poblado del estado Carabobo, estado de la región central del país, que junto con el estado Aragua, se concentra gran parte del parque industrial de Venezuela. En la Urbanización “Socialista” La Coromoto, después de una reunión del Consejo Comunal de la Urbanización, fue asesinada de 2 disparos la Dirigente vecinal Norvis Morales de Figueroa, Vocera principal de Vivienda y Hábitat del Consejo Comunal, después de participar de una reunión donde se discutía el nuevo proceso de elección de los voceros(as) de la organización comunitaria, así como se exigía la rendición de cuenta de 120 mil bolívares (120 millones de los viejos) del Banco Comunal.

La Noticia fue publicada en un diario de circulación nacional, como una de las notas de muertes que se sucede a diario en este país por la inseguridad. Según el reportaje periodístico, la compañera había recibido horas antes amenazas de muerte, y al parecer, una vez terminada la reunión, trasladándose a su residencia fue abordada por un sujeto que sin mediar palabra le propino dos disparos en la cabeza quitándole de inmediato su vida.

El Sicariato nuevo método de resolución de los conflictos  políticos sociales.

Lamentablemente no hay cifras oficiales que reflejen la cantidad de vidas que se han perdido en los últimos años bajo esta nueva modalidad criminal del sicariato. Si bien es cierto que en Venezuela desde hace años, mucho antes de la llegada de “la revolución”, la inseguridad personal y ciudadana, ha sido uno de los temas y demandas centrales de la población, no es menos cierto que esta modalidad del sicariato, es un fenómeno criminal nuevo en el país, que se viene desarrollando con fuerza en los últimos 3, 4 años.
Modalidad que no solo se da en los sectores de las mafias organizadas como el narcotráfico, sino que también, se han visto como practica común en la resolución de los conflictos de carácter político social. Basta ver la cantidad de trabajadores y dirigentes sindicales de la construcción que se han asesinado entre ellos, y por sectores inescrupulosos que les conviene convertir el sindicalismo de la construcción como un ghetto.
Pero más allá del sector de la construcción, donde hay sus propias particularidades, están los casos más emblemáticos de los últimos 3 años. Los 3 compañeros de la UNT Aragua, asesinados en Maracay en noviembre del 2008, después de estar involucrados en una fuerte lucha laboral contra una transnacional colombiana, la Alpina. El asesinato del Compañero Dirigente sindical de la Toyota de Cumana, asesinado el año pasado después de liderizar una lucha frontal contra la Transnacional Japonesa.
El reciente asesinato del compañero dirigente sindical de la empresa metalúrgica SIDETUR-Carabobo, donde el pasado 27 de marzo saliendo de la empresa en compañía de dos compañeros del sindicato, fueron interceptado por motorizados y abaleados, quitándole la vida al compañero, e hiriendo gravemente a los otros dos que le acompañaban en el vehiculo.
Este ultimo hecho de sicariato, en el ámbito de las luchas sociales y políticas, llama mucho la atención, ya que este compañero semanas antes ya había sufrido un atentado frustrado, y ya se sabia, de que se encontraba amenazado de muerte sin que las autoridades hicieran algo al respecto, hasta que se consumo el nefasto hecho el  27 de Marzo.
Todos estos casos y los que pudiéramos seguir enunciando, marcan un punto de inflexión muy grave en las luchas sociales y políticas de este país, y una de las mayores contradicciones de un proceso político que se reivindica revolucionario y socialista.

El Gobierno Nacional, El Estado, se hace Cómplice.

Sabemos que en todo proceso político de lucha de clases, los sectores que ostenta el poder, usan todos los medios para defenderlo, pero al mismo tiempo, la clase que lucha por derrocarlos en este caso  el pueblo pobre y explotado, también va a defenderse con todos los medios posibles ante la reacción fascista y contrarrevolucionaria.
Pero no es este el caso venezolano, lo que vemos hoy en Venezuela, es un fenómeno político - social, que desnuda la realidad de un proyecto político que intenta transformar el sistema capitalista, sin transformar sus estructuras tradicionales que lo sostienen, como el estado burgués y todos sus aparatos, y las palancas Fundamentals de la economía, que pesar de alguna que otra medida burocrática de control estatal sobre ciertos elementos importantes de la economía, la burguesía sigue siendo la gran dominadora del juego económico. (Quien controla la economía domina la política).
La política abierta de conciliación de clase por parte del Gobierno Nacional que lidera el presidente Chávez, los sectores de la derecha han conseguido el camino perfecto para la contrarrevolución política; y hoy vemos, que ante la ausencia de respuestas efectivas y contundentes, antes estos hechos de sicariato y criminalización de las luchas sociales, por parte del estado.
Tanto la derecha tradicional, como los sectores mas a la derecha y reformistas del chavismo, que para nada quieren el socialismo, han encontrado la vía, para imponer a punta de bala y represión su posición política, que no es otra que el mantenimiento del capitalismo, como sistema dominante. 
Ante este marco el estado venezolano, bajo la lógica legal democrática-burguesa, es responsable directo de la impunidad de estos hechos, ya que bajo esta lógica es el principal garante de la vida de todos los ciudadanos de este país.

La Polarización Política, Instrumento de Trampa y Complicidad ante la Criminalización de la Protesta Social y de la Impunidad ante los Sicariatos de los Luchadores Sociales.

Ante toda esta compleja situación política, el Gobierno Nacional ha recurrido en su propio lógica, a la efectiva táctica de la polarización política, en una maniobra conjunta con un sector de la derecha (la Alianza Cisneros Chávez, por ejemplo) que de manera hipócrita intenta presentarse como oposición al gobierno, pero que solo denuncia y reclama las medidas que le afectan sus intereses políticos de clase.

Por otra parte el sector del chavismo, incluso sectores de base honestos, que aun siguen esperanzado que bajo el liderazgo del presidente Chávez, se van a realizar los cambios y la revolución. Han guardado silencio ante estos hechos, salvo uno que otro grupo o individualidad, que se pronuncia, pero siempre cuidándose de mantenerse cerca al gobierno y al partido PSUV
Todo esto, por que el presidente Chávez, ha dicho en mas de una vez, que se esta con el o contra de el. Es decir, quien haga crítica al gobierno y marque alguna política de oposición inmediatamente es descalificado como infiltrado o elemento de la derecha y la contrarrevolución, etc. Del otro bando, sucede lo mismo, si hay algún grupo, organización, individualidad, que denuncia o reconozcan algún elemento positivo o progresivo del gobierno, se le acusa de chavista, comunista, etc.
Esta polarización entonces, esta afectando los intereses del pueblo, en especial de los trabajadores, tanto de la ciudad como del campo e incluso esta poniendo en los sectores de izquierda y sociales, que buscan romper con la polarización en una situación de encrucijada; ya que algunos grupos y organizaciones, en el marco de esta situación social y política están usando la táctica del frente único, o amplio, para hacer alianzas “tácticas”, con cualquier organización, independientemente de su ideología política que se exprese en función de defender el derecho a la protesta social y la no criminalización de la protesta.
Es cierto que las organizaciones de izquierda, honestas, independientes, están cada vez mas aisladas por la polarización política y por errores propios, cometidos en el pasado al no tomar en cuenta la conciencia de las masas a la ahora de fijar sus políticas a favor o en contra el gobierno. Lo cual nos coloca en la necesidad, de mantenernos vivas en la lucha política, desarrollando métodos de luchas revolucionarias, que nos permitan salir de la atomización e aislamiento.
            En una situación de represión y amenazas a libertades democráticas, es correcto y necesario hacer un llamado de frente único de todas las fuerzas políticas democráticas en defensa de las mismas. Pero Creemos no es la misma situación actual, y el mejor ejemplo lo vemos cuando la misma “derecha democrática” se solidariza de lo que ellos llaman presos políticos del régimen, que no son otros que dirigentes de sus partidos, pero no dicen nada de los mas de 200 dirigentes campesinos asesinados en los últimos 4 años, ni de los dirigentes sindicales como los antes citados, además de que muchos de sus “dirigentes políticos presos” son personas vinculadas directa o indirectamente con el golpe fascista del 11 de abril 2002.
Con esto, no decimos que nosotros estamos de acuerdo a que se encarcele al que piense o haga oposición al gobierno. Como Socialistas Revolucionarios Democráticos, somos respetuosos y defensores de la libertad de pensamiento y de la acción política democrática. Pero se debe hacer una diferencia entre esta situación que esta en el marco de la estrategia de polarización y con los hechos de criminalización y asesinatos de los dirigentes populares y sociales, incluso de ideología de derecha.
 Por ello, se tiene que tener cuidado en la táctica del Frente único, por que podríamos estar cayendo en una trampa que termine consolidando a los dos grupos burgueses en pugna por el control del estado, terminado de aniquilar, lo que queda de la izquierda revolucionaria, que a pesar de lo complejo del proceso bolivariano, aun mantiene condiciones objetivas de construir una verdadera alternativa política de clase.

Desde Socialismo Revolucionario, hacemos y reivindicamos el llamado de unidad y conformación de un frente de articulación y unificación de las luchas sociales de los trabajadores, campesinos y el pueblo pobre y explotado.

Un frente amplio donde convengan todas aquellas organizaciones sociales independientes y autónomas, que luchen por la defensa de las libertades democráticas, pero que estén enraizadas con el movimiento popular, y no con organizaciones burocráticas y aparatos, que intentan lavarse la cara con la izquierda revolucionaria para mantenerse vivos en el juego político.

Dicho frente, debe unificar esfuerzo en función de defender las ideas del socialismo revolucionario y democrático, acompañar todas las luchas sociales por la mejoría de la calidad de vida, por elevar aun mas, el nivel de conciencia política de la clase, para que trascienda mas allá de la lucha social reivindicativa y se trace como objetivo estratégico la toma del poder, para ponerlo a disposición del pueblo.
Este frente no debe subestimar, ni rechazar trabajar en las bases del chavismo, donde existen dirigentes honestos y gente joven que esta haciendo su experiencia política desde la llegada de Chávez al poder; y que están luchando a lo interno del PSUV, por tener un partido auténticamente revolucionario y democrático.

Este frente no puede abandonar la posibilidad incluso de dar la lucha dentro del propio partido de gobierno, a través de los espacios sociales donde este partido esta llevando su política reformista, como los consejos comunales, sindicatos, frentes socialistas de trabajadores, campesinos, estudiantes, etc.
 El frente, debe exigir y luchar por la autonomía e independencia de los movimientos sociales, y fijar posición respecto a la Milicias y Guerrillas Bolivarianas  conformadas por el Gobierno Nacional. No para rechazarlas visceralmente, si no para exigir, que dicha organización militar del pueblo, este controlada democráticamente por el propio pueblo y sus organizaciones sociales y no por el ejercito regular, que pesar de tener el nombre ahora de bolivariana y usar el grito de guerra de “Patria Socialismo y Muerte”, del CHE, sigue siendo un ejercito de estructuras burguesas, reaccionaria que esta contra los intereses del pueblo.
 Fácil comprobar hoy, cuando de las mas de 3.000 protesta que se dieron el años pasado, según cifras contabilizadas por organizaciones de derechos humanos, fueron reprimidas por la Guardia Nacional y el Ejército que son parte de estas Fuerzas Armadas Bolivarianas.
 Otro ejemplo de su carácter reaccionario, por ausencia del control democrático del pueblo en sus puestos de mando, es su comportamiento en el conflicto indígena YUKPA contra el estado, donde estos hermanos luchan por la autodeterminación de su pueblo y contra la explotación indiscriminada del carbón,  que beneficiara a las transnacionales y no al pueblo. Donde la respuesta del estado a través de  sus Fuerzas Armadas Bolivarianas, ha sido la represión y criminalización de su lucha.
 Esta situación debe poner al frente, como objetivo fundamental de una necesaria Campaña Nacional e Internacional contra la Criminalización de la Protesta Social, la libertad plena del Dirigente Indígena Sabino Romero, privado de su libertad desde mediados del año pasado, por liderar con su pueblo la lucha por su derecho legitimo a la tenencia de la tierra y su propia autodeterminación.
 Son estas consideraciones, y muchas otras las que nos obliga entonces a reivindicar y hacer el llamado de conformación de un Frente Revolucionario-Democrático, a través de una Campaña  Nacional e Internacional, por la no Criminalización de la Protesta Social; y en contra del Sicariato e Impunidad de los Asesinatos a Dirigentes y luchadores Sociales.

Socialismo no es represión ni criminalización de la protesta, tampoco es la impunidad ante el asesinato cobarde de dirigentes sociales.

Libertad plena para Sabino Romero, Rubén Gonzáles y todos los dirigentes Sociales-Populares, que han ejercido el derecho a la protesta social en defensa de una mejor calidad de vida.

Basta de Impunidad, Cárcel a los sicarios y sus Cómplices.

Por un socialismo Revolucionario y Democrático.

Socialismo Revolucionario- Comité Por Una Internacional de los Trabajadores.

No hay comentarios.: