sábado, 26 de marzo de 2011

Renuncia el Primer Ministro de Portugal.



Por: Agencias Internacionales
El paquete preveía el congelamiento de las pensiones mínimas y otros recortes sociales
La presidencia de Portugal anunció hoy que el primer ministro luso, el socialdemócrata José Sócrates, ha presentado su dimisión. El presidente Anibal Cavaco Silva, quien aceptó su dimisión y ahora deberá llamar a nuevas elecciones. Silva aceptó la renuncia tras reunirse con Sócrates luego del rechazo del Parlamento al paquete de ahorro del gobierno. "La oposición no solamente bloqueó el paquete de ahorro, sino al país entero", señaló el jefe de gobierno renunciante en un discurso televisado al país.

Todos los partidos opositores votaron en contra de la propuesta del gobierno, que no cuenta con mayoría propia en el Parlamento. El jefe de gobierno, de 53 años, había repetido en varias ocasiones que en caso de un rechazo a su paquete de ahorro no estaría en condiciones de seguir gobernando.

Se trató del cuarto programa de ajuste propuesto por el gobierno burgués en los últimos once meses. Hasta ahora, la oposición había aprobado los paquetes anteriores.
El ministro de Finanzas Fernando Teixeira dijo durante el debate parlamentario que las nuevas medidas eran una "necesidad imperativa" para sostener la confianza de la UE y de los mercados financieros en la economía europea.

Teixeira había advertido el lunes que una crisis política podría llevar al país a solicitar ayuda exterior. El gobierno contaba con apenas 97 de 230 legisladores en el Parlamento tras las elecciones de 2009.

El partido socialdemócrata SPD, de tendencia conservadora, había aprobado todos los paquetes de ahorro del gobierno. Pero el jefe del PSD Pedro Passos Coelho consideró ahora que no se le puede recetar a Portugal simplemente "pan y agua".
Tras un déficit presupuestario récord del 9,4 por ciento en 2009 y del 7,3 por ciento en 2010, Portugal quiere reducirlo este año al 4,6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Para ello, el país más pobre de Europa Occidental aprobó en 2011 un polémico presupuesto con fuertes medidas de ajuste. Se prevé que los gastos en salarios del sector público se reduzcan un cinco por ciento, mientras que el impuesto al valor agregado suba del 21 al 23 por ciento. Además, se recortan las prestaciones sociales y se congelan las rentas.

El lunes, el gobierno había revisado a la baja sus pronósticos para el 2011, que pasaron de una contracción económica del 0,2 a una del 0,9 por ciento.

No hay comentarios.: