martes, 17 de agosto de 2010

¡NO es petitorio “mínimos”!, es exigir. Los derechos no se piden se exige y se defienden ¡Trabajadores de la salud unámonos, y luchemos!




 Una vez mas a los trabajadores de la salud y de la administración publica en general, se nos quiere imponer agendas disfrazadas y al mejor estilo de la cuarta república, se nos quiere utilizar nuestras legítimas demandas, para manipularnos por intereses políticos de grupos y particulares. Lo peor de esta situación no es que sea nuevo, si no que son métodos que están copiando dirigentes que se autoproclaman revolucionarios y de sindicatos de bases, sin que se  puedan identificar quienes son concretamente quienes convocan.





Hablamos concretamente de una información que se publico en www.aporrea.org.ve  este lunes 16 de agostos donde se convoca una movilización nacional de trabajadores de la salud y sindicatos de base de la administración publica en Caracas para la exigencia de un “petitorio mínimo de beneficios” y la oposición política sobre el proceso electoral de una federación sindical, en este caso de la fenasirtrasalud.

 Esta convocatoria la vemos con extrañeza y duda, primero por no tomar en cuenta a importantes sectores de las bases que están dando una lucha frontal contra la patronal, que no es precisamente el imperialismo, si no que es el estado a través de su burócratas y corruptos que administran la salud publica, como es el caso de la lucha de las trabajadoras del IVSS de Barquisimeto, quienes tienen a favor decisiones de la Inspectoria del trabajo y de los tribunales y el estado se niega a reincorporarlas y esto no es un hecho aislado,  a nivel nacional el estado a despedido de manera injustificada a mas de 2000 trabajadores los cuales tiene a favor sentencias de reenganche 

Dicha convocatoria no especifica más allá de la siglas de la UNT, quienes son los sindicatos de base que la convocan, no hay números o direcciones de contacto para pedir mayor información. 

Por otra parte, el planteamiento de las demandas, si bien es cierto que son legitimas las reivindicaciones laborales que se reclaman, creemos es una maniobra de manipulación, además de timorata y patronal, pues desvían el eje fundamental de la realidad concreta de las demandas de los trabajadores , que viven denunciando las políticas antiobreras que se desarrollan desde las direcciones de los centros de salud, que esperan por la discusión de la normativa laboral, por la clasificación de cargos y pasos en la escala y por el reenganche de todos los despedidos a nivel nacional y que hay de la tercerización de la mano de obra,  señores el gobierno es el garante de implementar la tercerización en nombre de la revolución.  

En primer lugar, por que los trabajadores no recibimos benéficos, todo lo que percibimos de nuestros salarios es producto de nuestro trabajo y venta de nuestra capacidad física e intelectual. 

Segundo no pedimos exigimos, pues así como se nos exige cumplir con un horario, etc., nosotros también tenemos que exigir salarios y condiciones laborales digna.

No nos parece, que en una demanda reivindicativa se tenga más consideración al patrón que a nosotros mismos. Mas si somos nosotros los trabajadores que estamos en situación de explotación y de violación de nuestros de derechos laborales. Nosotros no generamos crisis, ni mucho menos somos responsables de la corrupción e ineficacia del estado, por tanto, nuestras demandas son legitimas y son derechos que nos se negocian, no hay patrón bueno ni malo, si bien es cierto que el actual gobierno ha tenido una política progresiva en materia social para la población en general, eso no es camisa de fuerza para defender y demandar nuestros mas elementales derechos laborales, como la contratación colectiva.

Creemos que con este petitorio de Beneficios mínimos, se nos pretende desviar la atención de la verdadera situación de los trabajadores y las demandas mas estructurales que nos han llevado a la situación actual de: mas de 15 años sin contratos colectivos, sindicatos con directivas vitalicias, sin rendición de cuenta ante sus afilados, con mas de 20mil trabajadores tercerizados solo en salud, con compañeros y compañeras con mas de 10 años en espera de su prestaciones sociales por jubilación, obras de remodelación de las infraestructuras de los hospitales sin concluir, paralizadas y a paso de morrocoy, etc.

Apoyamos toda iniciativa que venga en función de construir verdaderamente una opción distinta a la burocracia sindical actual, siempre y cuando se fundamente en la planificación democrática de cómo hacer las cosas, es decir el método esto no es quítate tu para ponerme yo, queremos una alternativa   que reivindique las necesidades de nosotros los trabajadores y que profundice el proceso revolucionario. 

En tal sentido desde nuestras perspectivas como trabajadores del servicio público de salud, planteamos lo siguiente:

·         Unificar las luchas, Conformar un Frente Único-Amplio de Trabajadores (as) de la Salud en torno a un Programa de lucha reivindicativo.
Que permita la unificación de las luchas reivindicativas, acabando con la dispersión nuestras luchas.

1-     Discusión de contrato colectivo digno
2-     Clasificación de cargos y pasos en la escala
3-     Reenganche de todos los dependidos del sector publico
4-     Por la contraloría social en las instituciones del gobierno entre otras……


·         Democratizar e Independizar ante el Estado, las organizaciones de los Trabajadores, y luchar por un Contrato Colectivo Único.

Debemos imponer la democratización y legitimación de nuestras organizaciones sindicales, gremiales, a través de elecciones democráticas, autónomas e independientes, de cualquier intervención gubernamental. Presentarse como alternativa representa colocarse a la cabeza de las demandas de los trabajadores y combatir sin tapujos las acciones antiobreras que se desarrollan desde el alto gobierno

·         Impulsar desde las bases de los movimientos organizados de los trabajadores y comunidades organizadas, los ejes y objetivos fundamentales y estratégicos que revindique los intereses del pueblo y los trabajadores.

En el marco, de revindicar a la Salud y al Trabajo como Derechos Humanos fundamentales, que trascienda mas allá de los conceptos de “ausencia de enfermedad” y “trabajo bien remunerado”, incorporando “la calidad de vida” como su eje transversal y estratégico. Necesario es unificar todas nuestras luchas, a la par de exigir nuestras demandas también exigir las del pueblo mismo

·         Nuevas vocerias, no representaciones, de las organizaciones,

Que defiendan, promuevan, un programa laboral, social y político reivindicativo, debatido y discutido desde los centros de trabajo a nivel nacional (Hospitales, clínicas populares, CDI, ambulatorios, módulos de BA., sedes administrativas, locales y regionales, ministerio, etc.) Que permita, después de mas de 15 años, la construcción y elaboración de un Proyecto de Contrato Colectivo Unificado, Único, Homologado, para todos Trabajadores (as) del Sector Salud.

·         Solidaridad y Unidad en las luchas

Cada acción que se realice en cada centro de trabajo, debe contar con el apoyo y el respaldo de los trabajadores y las comunidades. Campañas informativas, Asambleas Permanentes, Movilizaciones con la comunidad, solidaridad y acompañamiento en cada situación de vulnerabilidad de los derechos humanos al trabajo y la salud. Sensibilizar a la comunidad de que no somos sus enemigos, que somos todos pueblos, padres y madres de familia que necesitamos de Salud, Trabajo, Calida de Vida, digno, para el sustento  nuestros hogares.

·         Contraloría social de Trabajadores (as)  y Pueblo Organizado.

Ejercer la contraloría social en nuestros centros de trabajo, es fundamental para acabar con la corrupción, el burocratismo, la ineficacia, la ineficiencia, el clientelismo, la manipulación, el desvío de fondos, equipos y materiales medico-quirúrgicos a clínicas y centros de salud privados, de la cual son dueños, socios y accionistas médicos y personeros tanto de oposición como del gobierno. Esto debe contar con la solidaridad y el apoyo masivo de los trabajadores (as), las comunidades organizadas y el pueblo en general, pues no debemos permitir la retaliación ni el terrorismo laboral de quienes denuncian. Que los funcionarios de dirección de administración pública sean elegidos por nosotros los trabajadores y removidos en cualquier momento por la asamblea de los trabajadores

·         Democracia Revolucionaria para todos, poner en la practica el Poder Popular.

Elegir quienes pueden y deben ser los directivos de los servicios y departamentos de los hospitales, clínicas populares, CDI, ambulatorios, módulos de BA., sedes administrativas locales y regionales, ministerio, etc., y revocarlos en cualquier momento que la situación lo amerite, seria lo mas democrático, participativo y revolucionario posible. Pero primero debemos romper con el clientelismo político partidista “busca votos-dame cargo”, que viene de la cuarta y se “consolido y fortaleció en la quinta”.

Hasta ahora no hay ningún directivo (Director, Coordinador, Administrador, Jefe de Personal, entre otros, etc., de cualquier centro de trabajo) del Sector Salud que halla sido elegido en Asamblea de Trabajadores, Trabajadoras, Comunidades Organizadas y Pueblo en General, estos son nombrados e impuestos a dedos por los grandes capos políticos y sus corrientes ideológicas que conviven, tanto de la oposición y del gobierno, en el Sector Salud.

La Consigna es A Luchar, A luchar…

Debemos enfocar el problema del Sector Salud en toda su amplitud y no solo en la cuestión gremial y jerárquica del medico, etc. Existen problemas de infraestructura, falta de unificación de criterios de las políticas publicas, que afectan la prestación del servicio, obsolescencia y des-actualización tecnológica de equipos y herramientas tanto medicas como administrativas, déficit de recurso humanos calificados, como consecuencia de los bajos sueldos y precarias condiciones socio económicas, producto de la ausencia de contratos colectivos. 

         Todas las trabajadoras y los trabajadores de la salud a nivel nacional debemos iniciar una etapa de participación y asumir roles de dirección que reivindique los intereses de la Clase y no los intereses de particularidades ni patronales. 

Declararnos en Asambleas Permanentes, para discutir la situación general y elaborar, promover e impulsar soluciones concretas a cada situación o problema presentado, dirigidas por los propios trabajadores (as), comunidades organizadas, estudiantes de los diferentes programas (carreras) de salud y el pueblo en general.

No debemos apoyar, ni callar los hechos de corrupción, burocratismo y clientelismo de los funcionarios del gobierno (Chavistas y Opositores), no debemos permitir mas atropellos, incumplimientos de cancelación de deudas, ni terrorismo laboral, debemos unificar las luchas de los  trabajadores (as) suplentes y contratados por su cargo fijo, a la de los jubilados por la cancelación de sus prestaciones sociales, a los Trabajadores y Trabajadoras de Barrio Adentro por su justa y legitima cancelación de deudas, entre otras reivindicaciones.

La clase obrera se organiza para luchar por sus derechos,  los cuales obtiene a través del combate, movilización.

¡Por un Sistema Publico Nacional Único de Salud dirigido por los Trabajadores(as) y el Pueblo!

¡Reenganche inmediato ara todos los trabajadores de la administración pública despedidos! 

¡Basta de tercerización, contratados!, la mejor estabilidad laboral es el pleno empleo con salarios dignos.

¡Libertad para los luchadores sociales revolucionarios, por defensa de sus derechos!

Libertad para Sabino, Williams Sanguino y Rubén González!



Socialismo Revolucionario-Venezuela. SR
El Periódico “A Luchar”

Comité Por Una Internacional de los Trabajadores. CIT.
Móvil: 0416-413-13-76, 0412-727-07-95, 0412-706-55-95, 0416-426-06-53

No hay comentarios.: