domingo, 30 de abril de 2017

¿Unidad Política/Sindical?, ¡Sí!:

Pero desde abajo, con las bases y bajo autonomía e independencia de clase

Declaración Política de Socialismo Revolucionario, ante el llamado de fusión de las dos principales federaciones sindicales de los trabajadores de la administración pública.

13 de marzo 2013 JR

El llamado de varios sectores de la dirigencia sindical para la unificación de dos de las federaciones más grandes en cuanto a números de trabajador@s afiliados o potencialmente afilados. Hablamos de mas de 2.5 millones de trabajadores de la administración publica. Coloca una vez más el debate sobre la unidad política sindical de los trabajadores. Ante un tema de tanta trascendencia política y en el contexto del socio político actual, es necesario fijar una posición política de clase sobre este tema.

 FENTRASEP Y FEDE-UNEP, son federaciones sindicales que proceden de centrales políticamente antagónicas, UNETE con un perfil de izquierda en apoyo al proceso bolivariano, y la otra a la CTV, central histórica dirigida por los social demócratas y de oposición al proceso bolivariano;  que ahora pretenden ser una federación única, afiliada a la nueva Central Socialista de Trabajadores, alineada por su dirección política en apoyo acrítico al gobierno nacional.

Se plantea entonces, la unidad política/sindical de la clase trabajadora a través de sus organizaciones sindicales. Cuestión que apoyamos y estamos incondicionalmente en disposición de ayudar para que esta se materialice. Pero sin ser ingenuos y entendiendo que la política también es sindical, es pertinente no caer en la trampa abstracta de la unidad por la unidad sin contenido programático y de clase.

Fentrasep  y su deuda con la clase trabajadora

La arremetida de la derecha Pro-imperialista en los años 2002 y 2003 y la vinculación en estos hechos de la CTV, dio origen a la Unión Nacional de Trabajadores (Únete) y con ella la Federación Nacional de Trabajadores del Sector Publico (Fentrasep), ambas organizaciones nacieron con el objetivo de transformar el sindicalismo y su política sindical implementada durante más de 40 años por la CTV (Confederación de Trabajadores de Venezuela), de burocratismo, corrupción, falta de democracia interna dentro de su estructuras orgánicas sindicales y entrega de las conquistas sociales de los trabajador@s.

Estas nuevas organizaciones, eran las llamadas a convertirse en la dirección política sindical de todas las luchas reivindicativas llevadas adelante por los trabajador@s colaborando al mismo tiempo, en el desarrollo de la conciencia política de la clase. “trascender de lo economicista ha lo político”. Que la clase trabajadora deje su rol de actor de reparto y pase a jugar el rol protagónico que esta llamado a tener en un proceso revolucionario con perspectivas hacia el socialismo.

Pero estas tareas, quedaron pendientes debido a que no fueron organizaciones que se conformaron bajo una coyuntura con un carácter muy particular ante arremetida de la burguesía, donde su desarrollo careció de elementos de democracia interna como fue la no escogencia de su dirección nacional por la base.

Sin embargo, por la coyuntura en la que nacen esta nuevas estructura sindicales,  la clase trabajadora mayoritariamente las apoyo bajo la promesa de que su dirección seria temporal, transitoria; y que luego serian legitimadas bajo procesos electorales, los cuales en el caso de la UNETE, nunca se han dado.

He aquí el punto de inflexión y el declive de estas dos estructuras, sus direcciones sindicales cayeron en conflictos internos por quien obtendrían el control político, además de un fuerte proceso de burocratización debilitando aun más el movimiento de los trabajadores fragmentándolo y dividiéndolo.

La unidad, es una tarea histórica. No un asunto de coyuntura y oportunismo electoral bajo la cortina de la demanda reivindicativa del Contrato Colectivo.

Después de que Maduro se juramentara como presidente de la republica, en este caso encargado hasta las elecciones del 14A, donde el será el candidato de las mayorías que exigen que se profundice el proceso de cambios que se inicio bajo el liderzazo de Chávez.  Ha hecho puente con algunos grupos sindicales y de trabajador@s comprometiéndose, a discutir y firmar el contrato colectivo de la administración pública vencido desde hace más de 6 años; Igual compromiso con los trabajadores del sector salud con quienes el estado tiene la misma deuda social.

Recordemos que el ahora presidente viene de una trayectoria como dirigente sindical del Metro de Caracas, empresa del estado desde donde fue uno de los fundadores de la Fuerza Bolivariana de Trabajadores que luego desapareciera y diera paso a la creación de la Central Socialista de Trabajadores.

Este puente de comunicación, llamado a la unidad que se hace desde la presidencia de la republica, tiene varias lecturas, una de ellas es sin duda la coyuntura electoral, donde esta claro que el gobierno nacional necesita dar respuestas concretas a las exigencias y deudas que sostiene con sus trabajadores directos, en este caso de la administración pública.

Pero por otra parte, es también, la oportunidad para un sector de la dirección sindical, que no ha logrado ganarse la autoridad de la base de los trabajadores, que bajo el discurso de la necesidad de unidad de la clase trabajadora y de conquistar el contrato colectivo, quieren tomar nuevo oxigeno para conseguir dicha autoridad, y con ello consolidarse como la dirección política sindical del “proceso revolucionario” ante eventuales elecciones.

Bajo este escenario, el sector de la dirigencia sindical que controla las orgánicas sindicales, como la federaciones, han comenzado a lanzar propuestas pública en relación al tema del aumento de salario, fuertemente golpeado por la reciente devaluación de febrero y haciendo alusión al tema de la unidad de la clase.

Pero es claramente demagógico; sus discursos carecen de propuestas concretas, plataforma de lucha que dote de dirección política sindical a los trabajadores, además de llevarse a la práctica.

La fusión de Fentrasep-Fedeunep: ¿Unidad de la Clase trabajadora o legitimación de la burocracia sindical?

Recientemente en varios medios de comunicación de la prensa escrita, han salido una serie de declaraciones en relación al tema de la unidad de varios sectores de la dirigencia sindical entre ellos las declaraciones de Antonio Suarez Presidente de Fede Unep, quien señalaba que esa federación iba a un proceso de fusión auspiciado por la CST, con la otra federación más cercana al gobierno Fentrasep, bajo la premisa de unirse para luchar por un “objetivo común”.

Estas declaraciones han tomado por sorpresa a la mayoría de los trabajadores quienes percibían a Fede-Unep perteneciente a la CTV, como una plataforma política de la derecha. Donde desde la misma CST, planteaban en el pasado que ninguna alianza era posible bajo estas circunstancia. Además que ambas federaciones se encuentran en mora electoral y sus direcciones está pasando por un proceso de burocratización.

Por otro lado, esta fusión se viene negociando tras bastidores desde hace un tiempo, ya que las direcciones de ambas federaciones se encuentran bastante debilitadas ya que han perdido conexión con su base social de trabajadores, aparte de ser un proceso obvio de reacomodo de cúpulas políticas partidista que nada tienen que ver con el sentir de la clase trabajadora.

Esto demuestra abiertamente un pacto de no agresión entre factores del gobierno y la derecha “moderada/democrática”, que intenta mantener un ambiente de paz social entre comillas “” con prebendas políticas para ambas partes, pero que pone de nuevo una pregunta en el tapete: ¿Es este el tipo de Organización de los Trabajadores queremos?

Existe una convocatoria de ambos sectores para este jueves 14/03/13, donde platean hacer la disolución de Fentrasep y Fede Unep, para dar paso a una nueva organización  y entonces nos preguntamos ¿Esta nueva plataforma de lucha nacerá bajo la sombra de las anteriores y heredando los mismo vicios?

Ante esta situación ¿qué hacer?

Bajo un escenario como el planteado anteriormente, será fundamental dar la lucha por medio del debate amplio, democrático, serio, desnudando una realidad que no tienen como esconderse. ¿A que asamblea o congreso de trabajadores, se le consulto si estaban o no de acuerdo con esta fusión que es abiertamente de cúpulas?, y que desde ya vemos que no existe una democracia interna.
Hoy, más que nunca toma vigencia el tema de la unidad, pero bajo el principio de la democracia, autonomía e independencia de clase. Con organizaciones, donde su dirigencia, sean elegidas democráticamente no impuestas desde el gobierno o la oposición.

Por ello es preciso, la idea de organizarnos en un frente o coordinadora amplia de trabajadores de base en lucha, que nos permita avanzar en un programa común de lucha por nuestras reivindicaciones y defensas de nuestro derechos.

El tema de la unidad entonces, pasa por hacer un debate amplio donde participen todos los sectores organizados de los trabajadores, sin exclusiones y a partir de la necesidad de conectar nuestras luchas. Plantearnos, una agenda común con punto de honor la refundación del movimiento sindical.
Por ultimo nos tenemos que tener miedo, no perjuicios en plantear al mismo tiempo, la necesidad de que la clase trabajadora como clase social revolucionaria, logre su propia dirección política partidaria, los trabajadores no podrán dar su aporte en la construcción de un mundo mejor, solo por la vía sindical, los sindicatos por su naturaleza son estructuras muy amplias donde la lucha economicista, reivindicativa es su eje central.

Por ello para trascender al socialismo y superar la situación de explotados, es necesario que los trabajadores tengamos nuestra propia representación política y esto no esta divorciada de la idea de apoyar los paso adelante que hemos conquistados en estos 14 años.

¡NOS MAS ACUERDOS BUROCRATICOS ENTRE CUPULAS POLITICAS SINDICALES!

¡POR UNA DEMOCRACIA REAL y EFECTIVA EN LOS SINDICATOS, FEDERACIONES Y CENTRALES!

¡POR LA UNIDAD DE TODAS NUESTRA LUCHAS ¡

¡ELECCION POR LA BASE DE LA DIRIGENCIA SINDICAL!

¡POR UN CONGRESO CONSTITUYENTE DE TRABAJADORES QUE REFUNDE EL MOVMIENTO SINDICAL, COMBATIVO, AUTONOMO CON INDEPENDENCIA DE CLASE!

¡POR LA NACIONALIZACION DE LA BANCA, LOS MONOPOLIOS, Y DEMAS MEDIOS DE PRODUCCION CLAVES DE LA ECONOMIA, BAJO EL CONTROL DEMOCRATICOS DE LOS TRABAJADORES Y EL PUEBLO ORGANIZADO!

¡POR UN SISTEMA UNIVERSAL DE SEGURIDA SOCIAL, INTEGRAL PARA TODOS Y TODAS SIN MAS RESTRICCIONES QUE SU CARÁCTER DE SOCIAL DE CLASE TRABAJADORA!

¡POR LA NECESIDAD DE UN PARTIDO GENUINAMENTE REVOLUCIOINARIO Y DEMOCRATICO DE LA CLASE TRABAJADORA Y EL PUEBLO POBRE Y EXPLOTADO!

Contáctanos:

socialismo.rev.venezuela@gmail.com


No hay comentarios.: