sábado, 29 de abril de 2017

Carta abierta a los movimientos e individualidades revolucionarias independientes de la burocracia del Estado Burgués




La situación actual del país es agitada, en la calle hay una presión social que no termina de explotar, todo esto es gracias a la guerra que se a venido presentando desde el punto de vista económico, que esta afectando al pueblo pobre, al trabajador, al explotado y oprimido, la burguesía se sigue enriqueciendo cada ves mas gracias a políticas económicas impulsada por la burocracia que esta destruyendo el país.

Hoy tenemos sin duda en Venezuela una situación socio-política muy compleja, al mismo tiempo muy grave, elementos para un guerra civil están a la vuelta de la esquina, que de darse solo beneficiarían a los grandes capitales pues esto les facilitaría su expoliación de nuestras riquezas como nación, país, pueblo.

No olvidemos a la burocracia corrupta, la burguesía apátrida y la gente del gobierno que juega al fracaso del proceso que se impulso desde hace 18 años, están destruyendo todas las reivindicaciones que se a podido conquistar a través de largos años de lucha, permitiendo que el imperialismo y sus lacayos que están dentro y fuera del Gobierno y del Estado, quieran pescar en río revuelto y capitalizar el descontento popular exacerbado por la acción reaccionaria y contrarrevolucionaria de la derecha y sus aliados, agentes dentro del estado y gobierno.

Hoy el tiempo y la situación revolucionaria del país nos demanda audacia, no se trata de posiciones principistas, puras, se trata de un visión pragmática audaz que no renuncie a la estrategia revolucionaria fundamental que es derrotar al capitalismo en todos su frentes.

Con Chávez dimos paso adelantes muy importante en lo político, hoy la agenda se centra en lo económico y esta debe estar simultáneamente vinculada con lo social y cultural así como la solidaridad internacional, para poder avanzar y derrotar a un enemigo poderosos que tenemos al frente.

Todo esto nos lleva a reflexionar y busca la unidad entre todas las fuerzas revolucionarias más avanzadas, debemos participar desde adentro de estas contradicciones que se esta presentando en todos los frentes que se identifican con la izquierda, debemos apoyar las tendencias hacia la izquierda revolucionaria y acumular fuerzas para derrotar hoy a nuestro enemigo fundamental que es la derecha y el imperialismo y mañana nuestro segundo enemigo el burocratismo, el reformismo y la corrupción.

Por ello es imperativo que nos movilicemos a las fábricas, a los centros de trabajo, a las comunas, a las fuerzas armadas bolivarianas comprometidas con el pueblo para hacer fuerza común. Solo la combinación perfecta entre "vanguardias", subordinadas a nuestro pueblo en lucha nos salvara del desastre y el colapso.

Compañeros y compañeras aun estamos a tiempo, no se trata de Maduro, no se trata de Chávez, no se trata de diferencias miserable y atávicas sobre personalidades y egos, no se trata de siglas y de pasados históricos, se trata de audacia poltica para rescatar este proceso, y tomar su dirección para conducirlo definitivamente a un horizonte luminoso, excepcional, victorioso que es y debe ser el socialismo, revolucionario, profundamente democrático,  popular y libertario.

Seamos realista, dispersos, fragmentados, atomizados, atrincherados cada cual en sus espacios y periferias de influencia, con nuestros egos no somos nada, pero uníos, respetando nuestras diferencias, seremos fuertes. Una mano son 5 dedos cada uno diferente con cualidades diferentes pero uníos, cerrados como una sola unidad se convierte en un poderoso puño...

Entonces, compañeros, compañeras, cerremos filas, hagamos el más amplio, Frente Único Revolucionario contra la derecha, su variante facistoide , contra el imperialismo, para defender nuestras conquistas de estos últimos 15 años.

Hoy debemos unirnos contra este enemigo derrotarle, y mañana vamos por limpiar la casa...

SR-Lara




No hay comentarios.: