miércoles, 10 de marzo de 2010

Terremoto en Chile, Ahora empieza el verdadero saqueo...


Terremoto en Chile, Ahora empieza el verdadero saqueo:


 Empresarios inescrupulosos están haciendo enormes ganancias con las necesidades de la gente después del terremoto
  
Celso Calfullan, Socialismo Revolucionario, CIT Chile.

Los empresarios de las grandes cadenas de supermercados, han subido los precios de todos los alimentos y están elevando sus ganancias de una forma exorbitante, en pocas palabras están lucrando con el hambre de la gente y las necesidades de los pobladores más pobres de nuestro país.

Los bancos y entidades financieras ya están “ofreciendo repactar” los créditos hipotecarios que ya tiene la gente, por casas y departamentos que están inutilizables, pero que igual tendrán que pagar y en la máxima exaltación de su “bondad” ya están ofreciendo nuevos créditos hipotecarios. Esta claro que la única meta de estos empresarios es el lucro y por eso ya se están sobando las manos, con las nuevas ganancias que esperan realizar, con una de las necesidades más básicas de los trabajadores y sus familias, como es tener un lugar donde vivir y criar a sus hijos.

Los empresarios de las clínicas privadas están elevando hasta en un cien por ciento las atenciones medicas que están realizando, dado que varios hospitales públicos hoy están colapsados y por lo tanto deben derivar a los pacientes a clínicas privadas, estos empresarios privados han visto en esta desgracia que sufren miles de chilenos una nueva forma de elevar aun mas sus ganancias, ha sido el propio ministro de salud, Alvaro Erazo el que tuvo que salir a denunciar esta situación ante los medios de comunicación, junto con decir que iría a hablar con ellos para que no lo hicieran.

Los empresarios de las grandes cadenas farmacéuticas, ni cortos ni perezosos también han elevado los precios de los medicamentos y claramente pretenden aumentar aun más sus ganancias a costa de aumentar el sufrimiento de millones de chilenos.

Lo mismo ha ocurrido con los empresarios que venden materiales de la construcción, también han elevado los precios de todos sus productos, precisamente de aquellos productos que más necesita la gente para reparar sus casas, obviamente aquellas que puedan ser reparadas,  porque un alto porcentaje deben ser demolidas.

Las leyes del “libre mercado” no conocen la palabra solidaridad.

El gobierno y muchos de estos mismos empresarios caradura hablan de la necesidad de que los chilenos seamos solidarios, pero la solidaridad de la que hablan, debe hacerse sin tocar el dinero y las ganancias de las grandes empresas, sino debe salir de los bolsillos de los mismos chilenos pobres, que hoy estamos siendo saqueados y robados, por estos mismos patrones inescrupulosos, que están elevando los precios de los productos básicos que necesitamos para seguir sobreviviendo.

La Teletón o el gran negocio de la “solidaridad”.  

Las mentiras de las grandes tiendas y el “dos por uno” “si usted dona una caja, nosotros ponemos otra”, esto tiene el pequeño detalle que con el alza de los precios, usted esta pagando las dos y el empresario además tendrá adicionalmente una rebaja de impuestos a raíz de “su colaboración” y de paso los precios se quedaran definitivamente con los aumentos que realizaron para esta “campaña de solidaridad, en otra palabras, negocio redondo para ellos por todos lados.

La Teletón estaba plagada de empresarios y  fueron los que tuvieron el mayor protagonismo, dado que ellos estaban aumentando sus ganancias con cada llamada que recibían y de paso esto trae muy buena publicidad para sus futuros negocios y para seguir aumentando el saqueo de los bolsillos de los trabajadores.
                           
¡Hay que organizarse para terminar el saqueo!!

Lamentablemente los trabajadores y pobladores, hoy no contamos con organizaciones sociales y políticas que nos representen y defiendan nuestros intereses. La solidaridad es importante no cabe ninguna duda, pero las organizaciones de la clase trabajadora no se pueden quedar sólo con la solidaridad, también deben buscar respuestas políticas a largo plazo a una crisis que no terminara mañana o en un par de meses.

No podemos permitir que nuevamente y como ya sucedió con la crisis económica, seamos los trabajadores los que tengamos que pagar por esta catástrofe, mientras los empresarios siguen aumentando sus ingresos a costa de la miseria y endeudamiento de la mayoría de los chilenos.

Si no somos capaces de levantar organizaciones sindicales, juntas vecinales, organizaciones estudiantiles verdaderamente representativas y no como la actual CUT o los partidos que se autodefinen como representantes de los sectores populares, seguiremos pagando todos los costos de la reconstrucción del país y de las crisis del capitalismo.

Es necesario construir un Partido de los Trabajadores.

Hoy se vuelve más urgente que nunca la necesidad de construir un verdadero Partido de los Trabajadores, la respuesta política en líneas de clase frente a la catástrofe del terremoto no sólo ha sido pobre, sino que prácticamente inexistente y esto se debe a que no tenemos una verdadera representación política.

Necesitamos reconstruir urgentemente el tejido social de clase, necesitamos levantar una nueva central sindical y sacar del medio a todos los burócratas de la CUT, el mismo trabajo debe realizarse a nivel de los pobladores y de todos los sectores sociales de la clase trabajadora.

La única forma de parar el saqueo de los empresarios y el capitalismo, es levantando un Partido de los Trabajadores, que luche para poner fin al capitalismo y las injusticias que este provoca  y se plantee claramente las necesidad de construir una sociedad socialista democrática.


No hay comentarios.: