sábado, 31 de octubre de 2009

"Quienes traicionaron la autonomía y a los trabajadores, no tienen moral para convocar a un congreso", Orlando Chirino


"Quienes Traicionaron la Autonomía y a los Trabajadores, no Tienen Moral para Convocar a un Congreso", Orlando Chirino

Articulo, entrevista publicado por la clase .info

Mié 28/10/2009 - 14:17

Por: Laclase.info

En relación a congreso de UNETE convocado por Marcela Máspero y Stalin Pérez. Orlando Chirino, uno de los dirigentes de la Unión Nacional de Trabajadores (UNETE) dijo estar sorprendido al conocer que Marcela Máspero, Orlando Pérez, Pedro Eusse y Stalin Pérez están convocando a un congreso de la UNETE para diciembre.

Conocido por su franqueza, Chirino expresó que “quienes convocan a ese congreso fantasma son ilegítimos y no tienen moral, y ninguna autoridad política ni estatutaria para hacerlo”.

Mencionó Orlando Chirino que “todos los coordinadores de la UNT somos ilegítimos por cuanto no ha habido un proceso eleccionario que nos ratifique como tal, lo cual nos inhabilita política y estatutariamente para convocar a un congreso. En el caso de Marcela Máspero y sus acompañantes es mucho peor, porque son personajes que aplauden las medidas anti-obreras del gobierno y quieren realizar un evento de bolsillo para prolongar su status de «coordinadores», doblegar a los trabajadores y acabar de enterrar a la UNT entregando su autonomía.”

“Que poder de convocatoria y autoridad moral pueden tener Marcela Máspero, Pedro Eusse de la Cutv y sus acólitos, cuando ellos fueron los abanderados de la división de la UNETE al retirarse de las sesiones del II Congreso y desconocer el mandato de la mayoría de los delegados que votó la legitimación de todos los dirigentes sindicales nacionales, regionales y locales de la Central mediante elecciones democráticas”.

Haciendo referencia al papel cumplido por los convocantes, expresó que “la historia reciente ha demostrado que ellos se arrodillaron a los planes anti-obreros del gobierno. Orlando Pérez firmó un “contrato socialista” que cercenó valiosas conquistas de los maestros venezolanos. Marcela Máspero y sus asociados se subordinaron al ministro Ramírez, al CNE y la burocracia sindical roja-rojita en la industria petrolera para impedir las elecciones y el inicio de la discusión del contrato colectivo. Todos ellos juntos están aliados para impedir las elecciones sindicales en Fentrasep condenando a dos millones de empleados de la administración pública a trabajar sin derecho a contrato marco desde hace 5 años. Y lo más triste de todo es que son los mismos que dicen que las medidas anti-crisis adoptadas por el gobierno nacional que atacan el bolsillo y los derechos de los trabajadores supuestamente son revolucionarias y socialistas.”

Enfatizó en decir que “los convocantes de este congreso fantasma operan igual que Carlos Ortega y Manuel Cova de la CTV, subordinándose en este caso al patrón-estado capitalista venezolano que lesiona y desconoce los derechos de los trabajadores. Hace tiempo esos dirigentes hipotecaron la autonomía sindical y pretenden que los trabajadores renuncien a defender sus derechos”.

Un congreso abierto a todos los trabajadores y sindicatos, convocado desde las bases.

Recordó Chirino la forma en que se convocó el II Congreso de la UNETE. “En aquella oportunidad hicimos un acto amplio al que concurrieron dirigentes y activistas de más de 800 sindicatos de base que fueron los que impusieron el congreso ante la negativa de Osvaldo Vera, Franklyn Rondón y Marcela Máspero. Ese método es distinto al mecanismo de cogollo que hoy utilizan Máspero, Eusse, Stalin y Orlando Pérez. Ellos saben que no cuentan con ningún respaldo entre las bases y por eso recurren a mecanismos anti-democráticos.”
Como alternativa a la convocatoria a este congreso que califica de ilegítimo, Orlando Chirino indicó que “nos oponemos rotundamente a la convocatoria cupular que los divisionistas gobierneros quieren imponer y llamamos a los trabajadores a repetir la experiencia de lucha desarrollada entre el 2004 y 2005 cuando desde las bases en forma amplia y democrática impusimos el congreso".

"Nosotros estamos abogando por un Congreso Nacional Sindical Plural y Democrático, abierto a todas las organizaciones sindicales y todos los trabajadores sin ninguna discriminación. Llamamos a todos los dirigentes y activistas sindicales del país a no perder la perspectiva que la UNETE y los sindicatos son instrumentos de los trabajadores, que no puede existir discriminación y no deben estar subordinados a ningún partido político, a los patronos privados, ni al patrón-estado.”

“Esta batalla la iniciamos hace dos años cuando nos opusimos tajantemente a las declaraciones del Presidente Chávez quien descalificó la lucha por la defensa de la autonomía sindical. Desde esa fecha el gobierno se dio a la tarea de liquidar a la UNETE, a los sindicatos y a domesticar a los trabajadores para que acepten sus políticas. Las denuncias que hicimos en aquél entonces sobre los objetivos que perseguía el gobierno se han visto confirmadas por la realidad. Sin duda alguna, este no es un gobierno obrerista, ni mucho menos socialista, ya que todos su planes favorecen a los patronos.”

Y se preguntó “¿qué otra cosa significa que a los empresarios los exonere de impuestos y les regale los dineros recaudados por concepto del IVA, mientras que a los trabajadores nos dice saboteadores, nos niegue el derecho a negociar contratos colectivos, desconoce los pasivos laborales, nos reprime y criminaliza nuestras luchas?”.

Congreso para discutir la defensa de los derechos de los trabajadores, reconquistar la autonomía sindical, legitimación de los dirigentes sindicales y rechazar la criminalización de la protesta. El dirigente sindical de CCURA se inclina por “profundizar una cruzada nacional para que sean los trabajadores y los dirigentes sindicales de base los que convoquen a un Congreso Nacional Abierto, que adopte un programa de cuatro puntos que son esenciales en esta etapa para las trabajadoras y trabajadores venezolanos. El primero de ellos es la defensa incondicional de los derechos de los trabajadores que vienen siendo menoscabados por patronos privados y públicos. En segundo lugar dar una batalla sin cuartel para recuperar la autonomía, soberanía e independencia del movimiento sindical. El tercer aspecto, es que llamemos a los trabajadores a que realicen elecciones sindicales democráticas para legitimar a los dirigentes tal como se acordó en el II Congreso de la UNETE en el 2006. Y por último salir a denunciar la represión y la criminalización de la protesta.”

Al decir del líder sindical, “son cuatro puntos básicos que permiten definir quiénes son los que están del lado de los trabajadores y quiénes del lado de los patronos. Se trata entonces de desenmascarar a todos aquellos que se visten de rojo para defender al patrón-estado y también a los que desde la trinchera de la oposición defienden los intereses de los patronos privados y sus gobernadores y alcaldes anti-obreros”. "Hay que ser consecuentes pero con la defensa de los derechos de los trabajadores de la industria eléctrica"

Orlando Chirino, fue enfático en señalar que las declaraciones del Presidente Chávez del pasado domingo, son una afrenta contra los 35 mil trabajadores de la industria eléctrica y una ofensa en general contra la clase trabajadora venezolana.

“No es la primera vez y desgraciadamente no será la última en que el Presidente Chávez hace este tipo de ataques que degradan a los trabajadores. A comienzos de año ofreció militarizar los centros de trabajo si realizábamos huelgas, le dio permiso a los organismos de seguridad del estado para que investiguen a los dirigentes sindicales, desconoció el contrato de trabajo que había sido homologado en el Metro de Caracas y ahora dice que los trabajadores eléctricos son saboteadores”.

“Este es un gobierno que se ha dedicado a proteger los intereses de la nueva élite burguesa bolivariana y a brindar toda clase de garantías a patronos nacionales e internacionales para enfrentar la crisis capitalista. Esa es la explicación de fondo del problema”.

Sin embargo, dijo, “lo preocupante de toda esta situación es la actitud arrodillada de la dirigencia sindical que se viste de rojo y pregona a los cuatro vientos que es revolucionaria. Estoy indignado y así deben estarlo todos los activistas y dirigentes sindicales honestos, democráticos y revolucionarios del país, cuando uno lee las declaraciones de Marcela, Stalin y Orlando Pérez, donde afirman que los trabajadores deben adaptarse a la nueva realidad, que equivale a decirles que acepten la negativa del gobierno a reconocerle sus derechos. Siembran falsas expectativas en el nuevo ministro Ángel Rodríguez y lo aconsejan para que supuestamente no se deje enredar de la burocracia que controla la corporación eléctrica, cuando precisamente la creación del ministerio de energía y su nombramiento es el premio para todos ellos. Y en tercer lugar callan ante la calificación a los electricistas como saboteadores.

En definitiva estos líderes sindicales rojo-rojitos no tiene nada que ver con la clase trabajadora, sus derechos y su dignidad”. “Nuestra corriente siempre se ha distinguido por defender la autonomía porque consideramos que quien renuncia a defenderla, inevitablemente termina pisoteando los derechos y la dignidad de los trabajadores. Por eso consideramos inadmisible que Ángel Navas presidente de Fetraelec diga que es un problema de comunicación, de malas informaciones transmitidas al Presidente o quiera evadir diciendo que es responsabilidad de los medios de comunicación de la oposición que sacaron de contexto sus declaraciones. Todos estos argumentos son para cuidarle la espalda al gobierno que califica a los trabajadores de saboteadores, que quiere sacar de la cobertura del contrato a más de 10 mil trabajadores eléctricos y que no quiere reconocer un aumento salarial adecuado y el pago del retroactivo por demora en la negociación del contrato."

"Quiero recordarle a Navas que no es mala o insuficiente comunicación con el Presidente, porque exactamente lo mismo sucede con los empleados públicos, con los petroleros, con los trabajadores de la CVG, con los maestros, con los trabajadores del sector de la salud, con los portuarios y en fin con toda la clase trabajadora venezolana. Es una política de Estado y de gobierno agredir a los trabajadores, desconocer sus derechos y pisotear su dignidad.”

“C-CURA no le hace la comparsa a esta política pro-patronal y llama a los trabajadores de todo el país a repudiar las declaraciones del Presidente en contra de los trabajadores del sector eléctrico. Hay que tener una actitud digna y consecuente pero con los derechos de los trabajadores, no con los intereses de un gobierno boli-burgués. Ese es el llamado que le hago a Ángel Navas y a los dirigentes de la Fetraelec, que sean consecuentes con los derechos y reivindicaciones de la clase trabajadora, no con los intereses de sus enemigos”

No hay comentarios.: