sábado, 10 de octubre de 2009


A cuatro décadas de su muerte

¿Cuál es la relevancia del Che hoy?



Dispara cobarde, sólo vas a matar un hombre". De acuerdo con algunos testimonios, estas fueron las últimas palabras, de completo desafío, del Che Guevara antes de su ejecución el 9 de octubre de 1967, en Bolivia, por Félix Rodríguez, un consejero de la CIA en el ejército boliviano. El Che tenía 39 años de edad.


Si el consejero de la CIA y el ejército boliviano pensaron que matando al Che sepultarían con él su llamado e inspiración no podían haber estado más equivocados. Cuarenta y dos años después de su muerte, banderas, letreros, retratos y eslóganes del Che son llevados en las manifestaciones de masas por centenares de miles y por millones en las nuevas revueltas que ahora se extienden por América Latina. Mientras una nueva ola de lucha se extiende a través del continente, de un país a otro, el emblema del Che Guevara se ve en las calles de Sao Paulo, Caracas, La Paz, Ciudad de México, Santiago y los otros centros urbanos.


Más allá de América Latina, cuarenta dos años después de su muerte una nueva generación de jóvenes en Europa, Asia y África camina por las calles con imágenes del Che Guevara en sus poleras, bolsos y gorros. Aunque para muchos es una cuestión de moda, para otros es una declaración política. Se identifican con el legado del Che Guevara como un símbolo de lucha, desafío, internacionalismo, y por un mundo mejor, socialista. Hoy, en la mayoría de los países los políticos e instituciones del sistema son vistos cada vez más como corruptos, no representativos, no confiables, carreristas preocupados de si mismos. En cambio, el Che Guevara es visto, justificadamente, por esos jóvenes como un luchador revolucionario de principios, incorruptible.



En el aniversario de la ejecución del Che, es apropiado no sólo saludar su lucha contra la opresión sino también sacar importantes lecciones de sus experiencias, incluyendo sus características positivas y sus errores. Estas son invaluables con el trasfondo de la nueva oleada de luchas que actualmente inundan Latinoamérica.



El Che se incorpora a la lucha


El Che Guevara, se hizo un revolucionario comprometido, un socialista internacionalista, y rompió decisivamente con su origen de clase y se unió a los oprimidos y a los pobres para luchar por un mundo mejor. Como estudiante de medicina argentino, el Che, sin duda podría haberse asegurado una vida más confortable. Pero, como lo mejor del ala radical de izquierda de la clase media estaba dispuesto para dar la espalda a tales comodidades, y comprometer su vida a luchar contra el imperialismo y el capitalismo.


El Che fue atraído a la lucha política, fundamentalmente como una consecuencia de la pobreza y de las condiciones sociales y luchas que presenció durante dos famosas "Odiseas" de viajes que llevó a cabo en 1952 y 1953/4. De ellos surgió una determinación dentro de él para luchar contra la injusticia y el sistema capitalista. Esos viajes ayudaron a cambiar su vida.


Estas experiencias son descritas en la cinta, "Diarios en motocicleta". Durante sus viajes aparte de sus encuentros con socialistas en Perú, mineros comunistas del cobre en Chile, la magnífica revolución boliviana, y un montón de otros, el Che fue profundamente afectado por su visita a Guatemala. Presenció las luchas bajo el gobierno populista, inclinado hacia la izquierda radical de Jacobo Arbenz. Este gobierno eventualmente fue derrocado por un golpe respaldado por la CIA.



Lecciones de Guatemala


El impacto de la derrota en Guatemala tendría un gigantesco efecto sobre el Che, cuando vio las consecuencias del fracaso del gobierno de Arbenz. El régimen popular de Arbenz llevó a cabo reformas significativas, que enfurecieron al imperialismo y a las clases dominantes entreguistas de Guatemala. Una reforma agraria limitada fue puesta en práctica y la odiada 'United Fruit Company' de EEUU fue nacionalizada, para horror de la elite dominante en Washington, algo que el imperialismo no estaba dispuesto a permitir.

Arbenz estaba atrapado por su intento de introducir reformas limitadas sin romper con el capitalismo. Al dejar al capitalismo y al latifundio intacto dio a la contra-revolución tiempo para complotar, organizarse y dar un golpe.



El golpe de estado respaldado por la CIA iba a ser el primero de una serie de intervenciones de este tipo durante las siguientes cuatro décadas en Latinoamérica.
Arbenz no actuó y depositó su fe en la "lealtad constitucional democrática" de las fuerzas armadas y se rehusó a armar a las masas. Cuando, a último minuto a medianoche, eventualmente ordenó al alto mando distribuir armas al pueblo, ellos se negaron. Este error sería repetido dos décadas más tarde, en Chile, cuando el Presidente del Partido Socialista, Allende, depositó su fe en las lealtades "democráticas" de Pinochet y los militares, y dio su acuerdo a un "pacto" constitucional de no tocar a la casta de oficiales y al alto mando militar.



Esto fue producto de las ideas de la teoría de las etapas" de la izquierda reformista para un eventual y gradual reemplazo del capitalismo, paso a paso. Tales ideas han permitido repetidamente al capitalismo y la reacción ganar tiempo, para preparar sus fuerzas para golpear en el momento oportuno y derrotar a la clase trabajadora. Allende rehusó armar y movilizar a la clase trabajadora y derribar al capitalismo. Como resultado, miles de trabajadores y jóvenes chilenos fueron arrojados a un baño de sangre en un golpe militar en 1973.



Los acontecimientos en Guatemala, en su momento, sin embargo impulsaron al CHE a buscar un camino alternativo para combatir al capitalismo y al imperialismo. Pero no le acerco hacia los partidos comunistas. Sus experiencias, hasta entonces, lo hicieron tener sospechas de los PCs y especialmente de sus políticas de apoyo a los "frentes populares" o "del pueblo". Esta política los puso a ellos en alianzas con el llamado sector "liberal" de la clase capitalista nacional. Esta errada política era justificada por ellos sobre la base que esa alianza táctica era "temporal" y necesaria para poder luchar contra el imperialismo. Ellos no tenían el objetivo de luchar por el socialismo sino de fortalecer primeramente la "la democracia parlamentaria", desarrollando una economía e industria nacional, y transitando por una etapa de desarrollo capitalista antes de que fuera posible moverse hacia la toma del poder por la clase trabajadora.



El resultado de esta política fue que los PCs contenían las luchas y exigencias de los trabajadores, justificándolo sobre la base de no "atemorizar" o ahuyentar al ala "progresista" de la clase capitalista. Como resultado, en muchos países el movimiento obrero fue efectivamente paralizado y desarmado por esta política, que a menudo llevo a una derrota sangrienta de la clase trabajadora en manos de la reacción.



El Che se une al movimiento 26 de julio y a la guerra


Sobre la base de sus experiencias en Guatemala y las discusiones sobre Cuba, el Che mientras sus ideas comenzaron a desarrollarse, rechazo esta idea de las "etapas", aunque no había desarrollado una alternativa completa para ellas. Aunque le repelían los partidos comunistas cuyas ideas el encontraba muy "conservadoras" y "ortodoxas", El Che fue atraído hacia la lucha en desarrollo contra el régimen de Batista en Cuba, y se unió al movimiento 26 de Julio en México.



Para el Che este parecía ofrecer una arena más combativa de lucha. El movimiento 26 de Julio (Bautizado así por el fracasado ataque al cuartel Moncada en 1953, dirigido por Fidel Castro, quien entonces estaba en el exilio en México) En esa etapa era, una organización bastante amplia. Incluía un ala liberal democrática, cuyo objetivo era el derrocamiento de la dictadura de Batista y el establecimiento de una Cuba "democrática". Ellos no estaban por terminar con el latifundio y el capitalismo. El movimiento también incluía un elemento socialista más radical, en el cual el Che iba a emerger crecientemente como un representante prominente.



Fue el 2 de diciembre de 1956 cuando un pequeño grupo 82 guerrilleros mal organizados, incluyendo al Che Guevara y Fidel Castro, desembarcaron en Cuba y comenzaron lo que sería una guerra de guerrillas de dos años. Esta culminó con el derrocamiento de la odiada dictadura de Batista y el desarrollo de la revolución cubana.

Durante la guerra, el Che iba ha jugar un papel heroico, más destacable debido a su lucha permanente contra el asma crónica. Cualquier obstáculo, dificultad y dolor que es necesario para soportar combatiendo en una guerra de guerrillas, era una carga todavía más pesada para él debido a su condición de salud.



Mientras la guerra progresaba, la guerrilla ganaba cada vez más simpatía entre los campesinos. Después de dos años de batallas, con muchos altos y bajos, la guerra de guerrillas contra Batista resulto victoriosa. La ira y el odio contra Batista en las ciudades comenzaron a alcanzar un punto de ebullición. El régimen de Batista finalmente colapso y los rebeldes entraron en las ciudades el día de año nuevo en 1959, para ser saludados por la irrupción de una huelga general masiva.



Socialismo o capitalismo


El proceso que se desarrollo significó que la clase obrera en las ciudades jugó un papel auxiliar a la guerra de guerrillas. Algunos en la izquierda han argumentado que aunque la clase trabajadora entró en la arena de lucha más tarde, dio forma decisivamente al carácter del régimen que iba a emerger como un genuino régimen socialista de democracia obrera. Sin embargo, el proceso fue más complicado. La ausencia de un movimiento de la clase trabajadora conciente, organizado, en la dirección de la revolución si afecto el tipo de régimen que eventualmente fue establecido, como se explica aquí más adelante.


En las primeras etapas de la revolución, cuando Castro y el Che Guevara entraron en la Habana, todavía no estaba completamente claro que tan lejos irían las cosas. Mientras el Che era un socialista comprometido en ese período Castro no estaba levantando la cuestión del socialismo sino que se estaba limitando a un capitalismo mas "limpio", más "liberal" y "humano".



La revolución cubana


En Cuba, la revolución fue impulsada hacia delante como consecuencia de una serie de enfrentamientos con los Estado Unidos, hasta que tres años más tarde el capitalismo y el latifundio fueron derrocados eventualmente. Este proceso fue posible en esa época debido a una combinación de factores que incluían; la masiva presión desde abajo por los obreros y campesinos el rechazo del imperialismo de EEUU bajo el presidente Eisenhower y de sus sucesores, para tratar de cooptar e influenciar el régimen cubano sino mas bien imponerle un boicot que ha durado hasta hoy, numerosos intentos de asesinatos contra Castro, y la existencia, en esa época, de economías planificas, centralizadas en la antigua Unión Soviética y Europa del este, que eran gobernadas por una dictadura burocrática brutal pero parecían ofrecer una alternativa al capitalismo.


Una economía nacionalizada, centralmente planificada fue introducida eventualmente en Cuba. Este fue un paso tremendamente positivo hacia delante y tuvo un efecto electrizante en América Latina e internacionalmente el Che Guevara jugó un papel crucial en este proceso, desde el principio estuvo presionando para que la revolución tomara un camino más "socialista". Más aun desde un principio, el Che subrayo la necesidad que la revolución se extendiera internacionalmente. Jugó un papel importante en bosquejar lo que ahora es conocido como la "Segunda Declaración de la Habana". La que es una lectura inspiradora incluso hoy. Entre otras cosas, responde la pregunta de por que EEUU respondieron con tal ferocidad a la revolución en una isla relativamente pequeña: "(los EEUU y las clases dominantes) temen que los obreros, campesino, estudiantes, intelectuales y sectores progresistas de las capas medias tomaran el poder por medios revolucionarios... temor que el pueblo esquilmado del continente tomara las armas de sus opresores y, como en Cuba, se declare pueblo libre de América".



Clase trabajadora y socialismo


No obstante, aunque el Che sin duda aspiraba a la idea de la revolución socialista internacional, su debilidad más grande, y su mayor tragedia, fue su falta de comprensión de cómo se tenía que lograr esto.


El había sido atraído hacia la lucha de guerrillas como una manera de ganar la revolución socialista en lugar de basarse en la clase trabajadora en las ciudades. Incluso en los países donde los trabajadores en las ciudades comprenden una minoría de la población, su papel colectivo y la conciencia, que surge de sus condiciones sociales en las fábricas y talleres significan que es la clase decisiva para desencadenar y dirigir la revolución socialista. Esta fue la experiencia de la Revolución Rusa en 1917.

En la práctica, esto demostró que la clase capitalista en los países neo-coloniales, que está atada tanto al latifundio como al imperialismo son incapaces de desarrollar la economía, la industria, construir una democracia estable o resolver la cuestión nacional. Estas tareas de la revolución democrática burguesa en la época moderna no pueden ser resueltas por la clase capitalista. Hoy día, en países donde las tareas de la revolución burguesa siguen pendientes, las tareas recaen sobre los hombros de la clase trabajadora, con el apoyo de los campesino pobres, los indígenas y otros explotados por el capitalismo, que están vinculados a la revolución socialista y a la necesidad de expandirla internacionalmente.



Sin embargo, en Cuba, debido a la descomposición del régimen de Batista y al vació político, pareció que la lucha guerrillera ofrecía una salida. En realidad, incluso allí había llegado junto con la irrupción de una huelga general, después que la guerra había sido ganada efectivamente, cuando las guerrillas entraron a Santa Clara, La Habana y otras ciudades.


Sin embargo, basado en su experiencia en Cuba, el Che erróneamente intento reproducir una lucha guerrillera, primero en África, y luego en toda América Latina, donde las condiciones eran completamente diferentes y la clase trabajadora estaba en una posición mucho más fuerte, con tradiciones revolucionarias y experiencias. La falta de un entendimiento completo conciente del rol de la clase trabajadora en la revolución socialista sin duda era la principal debilidad política del Che Guevara.



Lecciones para el presente


Estos acontecimientos son ricos en lecciones para la nueva oleada de luchas que se entienden por América Latina hoy. La llegada al poder de una serie de gobiernos de izquierda radicales, especialmente de Hugo Chávez en Venezuela, y Evo Morales en Bolivia, representan un importante paso adelante para la clase trabajadora, en esos países e internacionalmente. La llegada al poder de esos gobiernos es un importante paso positivo hacia delante después de los retrocesos enfrentados por la clase trabajadora internacionalmente durante los años noventa. Ellos han llevado adelante importantes reformas y han tomado algunas medidas contra la clase dominante y los interese del imperialismo. Aun así, si el capitalismo no es derrocado, también pueden enfrentar la derrota y la amenaza de la reacción. Esta amenaza ya se ha visto en Venezuela y Bolivia. Hasta aquí el movimiento espontáneo de las masas desde abajo ha mantenido a la reacción controlada. No obstante, la amenaza permanece, y si el capitalismo y el latifundio no son derribados, se prepara y golpeara nuevamente.

Es muy positivo que tanto Morales como Chávez hablen de socialismo. Pero la cuestión crucial es como conseguirlo y derrocar el capitalismo.



Beneficios de una economía Planificada


El Che Guevara no estaba dispuesto a exigir a otros lo que él no estaba dispuesto a hacer por si mismo, y por lo tanto volvió a la guerra de guerrillas activa. Intentando llevar la revolución a África, el Che dirigió una expedición absurda al Congo. Posteriormente, volvió a Bolivia para lanzar una lucha que finalmente le costó la vida.

En Cuba, antes de que el Che se sacrificara en Bolivia, la revolución que resulto en el derrocamiento del capitalismo y el latifundio, demostró la superioridad de una economía planificada.

Incluso hoy, devastada por las consecuencias del colapso de la antigua Unión soviética y la perdidas de subsidios económicos, y sufriendo los efectos del boicot impuesto por los EEUU, los logros de la revolución cubana se pueden encontrar en la forma de unos de los mejores sistemas de salud del mundo. Apenas unos pocos años después de la revolución, el analfabetismo fue erradicado. La atención gratuita de salud quedo al alcance de todos. La educación y la atención de salud permanecen entre los pilares centrales de la revolución. Con un maestro por cada 57 habitantes, la tasa profesor estudiante permanece como una de las mejores del mundo. Lo mismo puede decirse de los doctores.


Ninguno de estos logros hubiera sido posible sin la economía planificada y la revolución. El Comité por una Internacional de Trabajadores (CIT) apoya todos estos y otros logros de la revolución cubana. Aunque al mismo tiempo, la forma que tomo inicialmente la revolución tuvo consecuencias para la naturaleza del régimen que fue establecido.



¿Qué tipo de régimen existe en Cuba?


El gobierno dirigido por Castro y el Che Guevara después de la revolución era inmensamente popular y gozaba de un apoyo abrumador. Sin embargo, la ausencia de la clase trabajadora organizada dirigiendo conscientemente el proceso revolucionario, lo cual hizo en Rusia en 1917, significo que no hubo el establecimiento de una genuina democracia de obreros y campesinos. Aunque hubo inicialmente elementos de control obrero en las fábricas, no hubo un sistema genuino de control obrero y gestión democrático. Lamentablemente un régimen burocrático de arriba a abajo tomo forma en Cuba.

Algunas de estas características burocráticas y métodos administrativos de arriba a abajo también están presentes hoy en Venezuela. La ausencia de una organización independiente y participación conciente de la clase trabajadora es uno de los principales obstáculos que mantiene actualmente estancada la revolución en Venezuela. Sin esto cualquier estado que derrote el capitalismo dará lugar al surgimiento de un régimen administrativo burocrático que mantendrá atrasada la economía y chocara con los intereses de la clase trabajadora.



En Cuba el Che comenzó a chocar con estos obstáculos burocráticos en la revolución. El estaba instintivamente contra cualquier privilegio o prebenda tomada por cualquier funcionario o representante del gobierno. El fue muy duro con eso en su departamento del gobierno, contra quienes intentaron adquirir incluso el más mínimo privilegio para si mismos sobre lo que los obreros y campesinos recibían.



Cuando el Che viajo a la Unión Soviética y Europa del Este, se disgusto y le repelió lo que vio de los estilos de vida decadentes y de las actitudes despreciativas que adoptaban los burócratas hacia la clase trabajadora. El también estaba cada vez mas frustrado contra las características burocráticas que estaban presentes en Cuba.



Sin embargo, a pesar de reaccionar contra la horrenda, monstruosa dictadura burocrática en la URSS y Europa del Este, que en una ocasión el describió como " mierda de caballo", el Che no desarrollo una alternativa clara o vio como luchar contra ella, ni en la URSS, ni Europa del este, ni en Cuba. Mientras crecía la experiencia del Che como revolucionario, sin duda el estaba buscando tal alternativa. Fue denunciado como un trotskista por la burocracia soviética.



El Che y Trotsky


Mientras estaba en Bolivia el Che llevaba un tomo de Trotsky en su mochila. De acuerdo con algunos informes el libro era la "Revolución Traicionada". De hecho, el Che fue introducido a algunos escritos de Trotsky con anterioridad. El ex oficial de la fuerza aérea peruana, Ricardo Napuri, que se negó a bombardear un levantamiento izquierdista en 1948, le dio al Che Guevara una copia del libro de Trotsky, la Revolución Permanente, cuando lo conoció en La Habana en1959. La revolucionaria cubana Celia Hart cuyo padre Amando Hart, lucho con Castro y el Che Guevara, y quien fue ministro del gobierno cubano, dijo que fue el Che Guevara el primero en convencerla de estudiar a Trotsky. Su padre también le mostró algunos libros de Trotsky en los años 80.



Es evidente que una de las características políticas del Che Guevara era su disposición a discutir y explorar diferentes ideas y opiniones. Desafortunadamente, a pesar de sus lecturas de Trotsky al momento de su muerte prematura, a las edad de 39, el Che no había sido capaz de sacar todas las conclusiones necesarias para desarrollar una alternativa coherente y completa. Hacerlo en aislamiento, sin contacto, discusión e intercambio de ideas, junto con una experiencia revolucionaria internacional más amplia, habría requerido un salto masivo en comprensión que, solo, hubiera sido extremadamente difícil. Si el Che hubiera vivido y experimentado mas acontecimientos internacionales y luchas de la clase trabajadora, a su tiempo, a través de mas debates y dialogo, podemos estar confiados que él hubiera sacado las conclusiones correctas de las tareas necesarias para lograr la revolución socialista internacional.



Estas deficiencias en la comprensión del Che tuvo consecuencias trágicas para él y la herencia que pudo haber dejado para una nueva generación de jóvenes trabajadores y de jóvenes en general, que ahora se están sumando al campo de batalla para combatir la opresión, la guerra y el capitalismo. Aun así, las características positivas del Che y el legado que dejo, como un símbolo de lucha sin compromiso, de auto sacrifico, incorruptible, sirve como una fuente de inspiración para una nueva generación. Si las lecciones de sus errores también pueden ser aprendidas, entonces la lucha decidida del Che por el objetivo de una revolución socialista internacional será lograda.



Para leer Documento completo "Che Guevara : Símbolo de Lucha" hacer clic AQUÍ



No hay comentarios.: