sábado, 20 de junio de 2009

El genocida Alan García quiere desviar la atención en Perú.

Celso Calfullan

Socialismo Revolucionario, Comité por una Internacional de Trabajadores, CIT-Chile.

Alan Gracia y su gobierno están intentando desviar la atención de la población en Perú y el resto de América Latina tratando de crear un conflicto internacional con Bolivia y Evo Morales, este tipo de tácticas son recurrentes cuando los criminales intentan ocultar sus crímenes.

Perú acaba de llamar a su embajador en Bolivia y el canciller peruano califico al presidente boliviano de “enemigo de Perú”, además de ser un “agitador”. En Perú y bajo el gobierno de Alan García es normal ver este tipo de reacciones, cuando la situación política interna va mal, con un presidente que ni siquiera llega al 20% de apoyo en las encuestas, se inventan crisis con sus países vecinos, como la situación que se ha creado con Chile por el limite marítimo, levantan sus banderas patrioteras, para luego terminar vendiendo todas las riquezas del país a los países imperialistas, en todo caso con esto no queremos decir que los gobiernos chilenos son distintos, porque son igual de lacayos que el peruano.

Los asesinatos de Bagua ¿es o no un genocidio?

Según declaraciones del canciller peruano José García Belaunde “El enemigo de Perú, Evo Morales, ha vuelto a mentir sobre Perú, usando además conceptos que probadamente no tiene muy claros. ¿Qué cosa es un genocidio? Si supiera que cosa es un genocidio no podría decir eso?”, según el diccionario ilustrado Sopena define como genocidio “Exterminio o eliminación sistemática de un grupo social por motivo de raza, de religión o de política”, en el caso de la política implementada en contra de los indígenas amazónicos la definición es totalmente correcta, si uno revisa la prensa puede ver como la represión en contra de ellos a sido sistemática y con especial virulencia bajo el actual gobierno, llegando hasta la masacre ocurrida recientemente en Bagua y si finalmente se llegaran a implementar los “decretos de la muerte”, que buscan expropiarles sus territorios, significara en los hechos la destrucción y contaminación de su espacio vital de vida.

Alan García y su gabinete deben ser enjuiciados por un tribunal internacional.

Hay suficientes pruebas y antecedentes para demostrar el nivel de los crímenes ocurridos en la amazonia peruana, estos claramente son de una gravedad extrema, si la “comunidad internacional” que siempre esta hablando sobre los derechos humanos no hace nada en este caso y mira para el lado, seria realmente vergonzoso y se harían cómplices de los asesinatos cometidos por el gobierno peruano.

Para que lo anterior no ocurra, la iniciativa debe ser tomada por las organizaciones indígenas, sociales y políticas de izquierda, para exigir el juicio de todos los criminales que están detrás de la masacre de Bagua en Perú.

Juicio y castigo a todos los criminales implicados en los asesinatos de los indígenas amazónicos de la selva peruana. ¡Nada más, ni nada menos!

No hay comentarios.: