lunes, 2 de marzo de 2009

El mundo está en depresión
Patricio Guzmán Socialismo Revolucionario – CIT Chile

De acuerdo con la definición de la Oficina Nacional de Investigaciones Económicas norteamericana (National Bureau of Economic Research), una recesión es cualquier decrecimiento continuado de la actividad económica durante dos o más trimestres consecutivos. Hasta la llamada Gran Depresión los términos Depresión y Recesión se usaban como sinónimos, desde entonces se ha considerado que una depresión es una recesión continuada, y la insistencia para evitar el término es simplemente por la fuerte asociación de la palabra ‘depresión’ con la que había sido la peor crisis del capitalismo hasta ahora.

Hoy podemos decir que sufrimos una depresión global. El mundo en su conjunto está en la peor crisis económica desde la Gran Depresión de los años 30 y aún puede ser peor, ya que las señales indican que la situación no mejora.

Una diferencia impresionante entre la crisis actual y la de los años 30, es la velocidad con la que se ha extendido por todo el globo. En la llamada Gran Depresión, entre que estallo la burbuja especulativa en la Bolsa de New York, y que se hizo sentir la crisis en Francia pasaron 3 años. Ahora los contagios son rapidísimos.
Estamos en una nueva ola de la crisis bancaria

Los países del Este Europeo están entrando en una profunda recesión, y el problema no es sólo de ellos.

Hasta hace poco estos países exhibían índices de crecimiento superiores a los del resto de Europa. Las monedas de los países del Este Europeo se han desplomado; el zloty polaco ha caído con respecto al euro un 48 por ciento, el forint húngaro un 30% y la corona checa un 21%, en los últimos seis meses. Latvia, hoy es considerado un país quebrado, pero los otros países del este europeo también estan en problemas. Como producto de la recesión profunda de sus economías los bancos locales estan amenazados.

El problema es que si se los deja caer, pueden arrastar consigo a muchos bancos de Europa Occidental. Los préstamos que se tomaron en euros o dólares no pueden devolverse. La banca de Europa Occidental tiene hasta 1,5 billón de euros invertidos en la Europa Central y oriental. Austria, el país más afectado, tiene comprometidos unos 220.000 millones de euros, o sea tres cuartas partes de su Producto Interno Bruto. Otros bancos comprometidos son de Alemania, Italia, Francia, Bélgica, Holanda y Suecia.
Sector financiero en EE.UU.

La situación en los Estados Unidos de las instituciones financieras en los EE.UU. sigue mal. De acuerdo con la prensa el gobierno está estudiando el estado de las cuentas de los principales bancos, para evitar su colapso, con nuevas inyecciones de Capital.

El banco estadounidense Citigroup registró pérdidas de 18.715 millones de dólares (14.095 millones de euros) al cierre del ejercicio 2008

Bank of America egistró una pérdida neta de 1.790 millones de dólares. Funcionarios estadounidenses revelaron a primera hora del viernes que llegaron a un acuerdo para inyectar en Bank of America otros 20.000 millones en capital y asumir pérdidas por un monto de 118.000 millones. Bank of America ya ha recibido 25.000 millones de dólares de los fondos del programa de rescate conocido como TARP, pero necesitaba una inyección adicional de capital para ayudar a digerir las pérdidas relacionadas con la adquisición de Merrill Lynch & Co. Este ex banco de inversiones, que fue absorbido por Bank of America para evitar su quiebra, perdió el cuarto trimestre 15.840 millones, 500 millones más que lo esperado. La segunda mayor aseguradora de bonos del mundo, Ambac, ha registrado unas pérdidas de 2.340 millones de dólares en el cuarto trimestre del año 2008.

Como consecuencia, en la bolsa los valores de las acciones de Citigroup han vuelto a retroceder, esta vez un 15%, mientras Wells Fargo un 6% y JPMorgan un 3%, y también perdió un 9% de valor el Bank of America.

Funcionarios del gobierno Obama han debido salir al paso de rumores de nacionalización, que provocaron un nuevo derrumbe del valor de los titulos del sector en la bolsa. Incluso el neo liberal ex director del Fondo de Reserva Federal (Banco Central en EE.UU.), Alan Greenspan ha declarado públicamente su opinión de que una nacionalización temporal de la banca sería lo menos malo.

En EE.UU. se debate la necesidad de nacionalizar los bancos. Sin resolver el problema del colapso del crédito y la inversión asociados, y de la falta de credibilidad de la banca en los países desarrollados, los economistas no vislumbran la salida de la crisis global.

Las noticias de la situación de los principales bancos dan cuenta que los paquetes de rescate multimillonarios no han funcionado. En Europa muchos países se han visto obligados a nacionalizar expresamente, o de facto tomando el control, de las instituciones financieras colapsadas. Tal es el caso en Gran Bretaña, Bélgica, Alemania, Holanda, Luxemburgo, Irlanda, Islandia. En Alemania se aprobó un cambio legal para nacionalizar por primera vez bancos desde los años 30.
La banca en España

Hasta hace poco la banca española parecía la gran ganadora de la crisis financiera global. El grupo Santander, en particular, había subido al quinto lugar del ranking mundial de bancos.

Ahora la situación es muy distinta. El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ha advertido que un agravamiento de la crisis "puede suponer un proceso de reestructuración de nuestro sistema bancario”, en el Senado dijo que si se agrava la actual situación económica, puede acabar con “una reestructuración del sistema bancario español".
Una recesión profunda y de duración incierta

“España se encuentra inmersa en un círculo vicioso en donde los problemas en la economía se agravan con los episodios que han surgido desde el sistema bancario, un sistema bancario que se muestra hoy por hoy, incapaz de producir financiamiento para ayudar a la recuperación de la economía. Para colmo de males, la Comisión Europea iniciará en el día de hoy un procedimiento contra España por haber excedido el límite del 3,0% en el déficit fiscal en 2008, autorizado por Bruselas (el déficit fiscal resultó superior al 3,4%).”
Latinforme, miércoles 18 de febrero de 2009

"Uno de los años más difíciles que ha vivido la banca española en décadas", con estas palabras el consejero delgado de Banesto, José García Cantera, vaticinaba cómo será 2009.

García Cantera también destacaba que la velocidad con la que se está ralentizando el crecimiento económico en todos los países desarrollados del mundo es "muy rápida", lo que hace prever una "recesión profunda y de duración incierta".
Grupo Santander

El Banco Santander tuvo un beneficio neto de 8.870 millones de euros en 2008, y aprovecho la coyuntura para comprar varios bancos y expandirse.

Sin embargo, ahora se está corriendo la voz de alarma. Uno de los principales bancos de inversión inmobiliaria de España, el Banif, de propiedad del grupo Santander, ha efectuado un ‘corralito’ dejando a 50 mil personas sin poder retirar 3.200 millones de Euros por falta de liquidez. Durante dos años liquidará activos, y si no puede cubrir con su patrimonio los reembolsos, entonces liquidará el fondo.

Antes, clientes del banco privado Banif habían sufrido pérdidas de alrededor de 400 millones de euros con la quiebra de Lehman Brothers.

La situación del Banif, se suma a la suspensión del fondo de inversiones cogido en la estafa Madoff, con la pérdida de 3.500 millones de dólares.

Esto, es un ambiente de desconfianza hacia los bancos en general ha deteriorado la credibilidad del Banco Santander en España.

Hoy día, para mejorar su liquidez Banco Santander confirmó que "mantiene negociaciones" para la venta de su paquete accionarial del 31,6% en Cepsa, la mayor empresa petroquímica española. Entretanto los títulos de Cepsa , que hoy presentó resultados, bajaron un 25%.
El desempleo sigue aumentando en todo el planeta

La crisis que hace tiempo dejó de ser principalmente financiera, para transformarse en una recesión y afectar a la ‘economía real’ ha provocado la contracción de la producción y como resultado el aumento del desempleo. Chile no es la excepción. De acuerdo con un artículo publicado recientemente en El Mercurio por Hernán López Guerra, el desempleo de los jóvenes, entre 15 y 29 años, sobrepasaría el 20% en 2009, y citando al director del Injuv, Juan Eduardo Faúndez, advierte que la cifra de desocupación en los sectores más pobres llegará al 30%.

Por supuesto fiel a la linea neo liberal de El Mercurio, el mismo artículo propone terminar con las ‘rigideces’ del mercado laboral chileno, y plantea que los jóvenes deberían tener otras condiciones de salarios y jornadas laborales.
La carrera al fondo del pozo

Esa receta que los economistas llaman ‘la carrera hacia el fondo del pozo’ terminará por agravar el problema de la falta de demanda solvente a la que se enfrenta la economía capitalista en el mundo.

En las actuales condiciones de depresión global, el desempleo no va a mejor bajando los salarios, aumentando la explotación de la fuerza laboral, y profundizando la flexibilidad del empleo y el despido. Si una empresa aumenta su competitividad por esta via, y las demás se mantienen igual, su competitividad relativa mejorará, pero si todas las empresas hacen lo mismo simplemente nos seguiremos hundiendo en lo que amenaza ser la mayor crisis global del capitalismo.

En condiciones de recesión generalizada el desempleo, ante que de otras consideraciones, depende de los niveles de la demanda y la inversión. Plantear como solución reducir los ingresos de los trabajadores es simplemente absurdo.
La ‘teoría del helicóptero’

Los analistas esperan que a partir del mes de marzo la percepción de la recesión en la economía chilena se instale en la gente. El final de los empleos estacionales del verano, con el término de las vacaciones, los tradicionales gastos familiares que se concentran en este mes, entre otros harán sentir a las personas que el famoso ‘blindaje’ no resistía ninguna prueba. La consecuencia esperada será una brusca contracción de la demanda de los particulares.

Dando cuenta de la gravedad de la recesión que afecta a la economía chilena, acompañada de una deflación, para evitar una contracción aguda de la demanda, el gobierno está intentando poner en práctica la llamada ‘teoría del helicóptero’, que consiste en lanzar ‘desde el aire’ subsidios de dinero directos a la población para estimular la demanda. Para contrarrestar la percepción de recesión en marzo el gobierno ha destinado el bono de $40.000 por carga familiar a los trabajadores de menos ingresos. Una solución ensayada en los años 90 por el gobierno japonés sin mucho éxito.

No hay comentarios.: