viernes, 2 de mayo de 2008

Perpectivas del movimiento sindical en venezuela

Mayo 2008

La clase trabajadora venezolana, su movimiento sindical, se encuentra atomizado, disperso, desarticulado, disminuido en fuerzas, es decir en su peor crisis política. Nuestro movimiento obrero par mucho no es considerado de lo mas avanzados de América Latina o de otros países del mundo donde se han vivido experiencias pre socialistas, pero posee condiciones objetivas en la actual coyuntura política que se expresa, en el repunte de los movimientos de masas pobres oprimidas, el debate sobre el socialismo en el seno del movimiento obrero y una incipiente pero cada vez mas sólida capa de jóvenes dirigentes sindicales y sociales.

Nuestra historia como movimiento esta llena de lucha y derrotas como toda expresión de masas que lucha por sus reivindicaciones, pero ha tenido históricamente una gran debilidad. Se han desarrollado alineados a los sistemas de poder que se consolidan en los respectivos estados-gobiernos, es decir no nace de forma independiente como expresión autentica de la clase en su lucha por la emancipación y liberación del capital, si no como parte del modelo político que se impone en esos momentos. Ejemplos concretos la CTV (Confederación de Trabajadores de Venezuela), central de mayor antigüedad en Venezuela que tuvo un periodo de clandestinidad durante las dictaduras militares de los años 30 y 40 del siglo pasado, pero que una vez instaurada la democracia burguesa del bipartidismo (La Social Democracia AD y el Social Cristianismo COPEI), fue desarrollándose y alineándose al mismo tiempo que se consolidaba la clase dominante liderada por estos partidos. De manera progresiva se fue burocratizando una gran capa de dirigentes y cuadro medios, que fue degenerando al movimiento sindical, que en sus inicios había sido combativo y clasista, para convertirse en aparato represivo del estado burgués capitalista, y frenar el avance de la clase a través de sus luchas reivindicativas.

La Unión Nacional de Trabajadores como instrumento de lucha

Con estos antecedentes, y producto de los eventos de desestabilización del 2002-2003 y de la infructuosa lucha por tomar el control político de la CTV a través de elecciones internas, se crea la UNT (Unión Nacional de Trabajadores), la cual no fue una expresión genuina las bases del movimiento obrero, sino una propuesta que tiene sus orígenes en la coyuntura política, influenciada por diferente sectores del movimiento sindical disidentes de la CTV, de dirigentes de “izquierda” con trayectoria en el movimiento sindical, y sectores organizados de trabajadores afectos al gobierno. Pero tampoco es un secreto que ese periodo la clase trabajadora venezolana andaba en la búsqueda de un nuevo referente sindical que representara sus intereses mas elementales; y rompiera con los vicios del pasado, otra característica es que esta central (UNT) nace igual que la CTV; es decir bajo la sombra de un sistema político en desarrollo que busca alinear toda expresión organizada de las masas bajo sus interés o proyecto político de país, por ello es que las contradicciones a lo interno de esta central (UNT) no escapan de las mismas contradicciones del proceso bolivariano, y lo mas lamentable es que poco a poco ha venido perdiendo el sentimiento de clase que debiera tener todo movimiento obrero.

En su congreso fundacional en el año 2003, esta central nace con la promesa de realizar elecciones en un lapso de 3 meses han pasado 4 años y las elecciones no se han realizado, debido a diferencias internas y al fraccionamiento que desde el principio ya se venia venir y con el afianzamiento de algunas tendencias políticas dentro de esta, tal es el caso, que en el año 2005, surgieron tres tendencias (grupo de Marcela Maspero, grupo de Orlando Chirinos y el ex SUDORISTA Ramón Machuca); luego se conformaron 5 corrientes: Colectivo de Trabajadores en Revolución (CTR), liderado por Marcela Maspero; Corriente Clasista Unitaria Revolucionaria Autónoma (C-CURA), encabezada por Orlando Chirinos; Fuerza Bolivariana de Trabajadores, que en el 2007 cambio su nombre a Fuerza Socialista Bolivariana de Trabajadores (FSBT), con Oswaldo Vera a la cabeza; Movimiento Alfredo Maneiro, con Franklin Rondon y Autonomía Sindical con Orlando Castillo.

Actualmente existen 6 corrientes, dado que a finales del año pasado C-Cura se dividió y surgió Marea Socialista, liderada por Stalin Pérez en el estado Carabobo, en 2008 la FSBT se separa de la UNT, quedan cinco tendencias. Durante estos cuatro años han surgido enfrentamientos y desacuerdos entre cúpulas.

Durante la celebración del II Congreso de la UNT en 2006, se intensificaron las diferencias, la corriente que contaba con el mayor apoyo C-Cura cae en la trampa que le tienden las otras corrientes minoritarias; y este acto pasa de ser un evento de la clase trabajadora a un espacio de proselitismo político. Perdiendo las condiciones para concretar una fecha para las elecciones, este congreso termino en una división mas pronunciada que contribuyo con el posterior desmembramiento de la corriente C-Cura que para el momento contaba con una buena parte de las bases de la UNT; y se afianzaba como un referente clasista, de manera que este congreso tuvo consecuencias desastrosas para la clase trabajadora, quien vio nuevamente golpeado sus intereses de clase de tener una central legitimada que defendiera sus reivindicaciones.

Papel De Los Sindicatos Y La Autonomía Sindical

Con una la UNT divida y fraccionada, los sindicatos no tienen una central que representen los intereses de la clase trabajadora; donde sus lucha se encuentra en un punto de inflexión, demostrado en los sucesos de los años 2002-2003, donde la clase trabajadora dio un claro ejemplo, de ser el motor fundamental para dar los cambios en un proceso revolucionario, al ponerse a la vanguardia de la industria petrolera y desmontar el paro petrolero. Actualmente la mayoría de los sindicatos se encuentran desarticulados, con mora electoral, llenos de los vicios del pasado, (Corrupción, Burocratismo, Clientelismo, entre otras degeneraciones), esto el caso concreto del sector publico, porque en el sector privado, la situación tienes sus propias particularidades, como por ejemplo, a la mínima sospecha del patrón de que los trabajadores quieren organizarse en un sindicatos, son despedidos. Estos son algunos de los problemas existentes hoy en los sindicatos sin embargo, no demuestra el problema de fondo que es que los trabajadores han dejado de creer en los sindicatos como plataforma de lucha reivindicativa ya que estos sean convertidos en instrumentos utilizados por la clase dominante para frenar la lucha de clase.

En 2006 Chávez propone la creación del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y también hace algunos señalamientos acerca que “los sindicatos que no quieran tener nada que ver con el partido o el gobierno, que quieran ser independientes, son un tipo de chantaje…ellos no tienen olor, ni sabor”. Refiriéndose al panfleto de Rosa Luxemburgo, “La huelga colectiva, el Partido Político y los Sindicatos”, escrito y publicado en 1906, Chávez dijo que los sindicatos no pueden ser autónomos del PSUV, en tal sentido algunos dirigentes como por ejemplo: Orlando Chirinos reacciono diciendo que la autonomía sindical no es un decreto ni una ley que se pueda cambiar es un derecho que tiene los trabajadores ha tener una plataforma de lucha en este caso los sindicatos donde la autonomía corresponde a los intereses de la clase por este motivo no se puede violar la autonomía que tienen los trabajadores a organizarse, Lenin señalo en 1921, en un Estado de Trabajadores que ha roto con el capitalismo las organizaciones de masa de la clase trabajadora, como los sindicatos, deben tener el derecho de defenderse a si mismos frente a su propio aparato de Estado. En el proceso de transformación entre el capitalismo y socialismo los trabajadores aún necesitan sindicatos independientes para defender sus derechos y demandas.

Trotsky también en su escrito “Acerca de los Sindicatos en la Época Imperialista” señala lo siguiente: “existe una característica común en el desarrollo, o mas correctamente en la degeneración, de las modernas organizaciones sindicales en todo el mundo; a saber, su relación estrecha y su crecimiento junto al poder estatal”. Hoy en día este señalamiento tiene total vigencia, en Venezuela la mayoría de las organizaciones que representan a los trabajadores, (Sindicatos, Federaciones y Centrales) se encuentran alineados al poder estatal. Mas adelante en el mismo escrito señala lo siguiente: “Los países coloniales y semicoloniales no están bajo la influencia del capitalismo nativo, sino del capitalismo extranjero.

Este, hecho, sin embargo, no debilita, sino por el contrario refuerza la necesidad de los lazos prácticos, diarios, directos, entre los magnates del capitalismo y los gobiernos que, en esencia, están supeditados a esos magnates, o sea, los gobiernos de los países coloniales y semicoloniales. En la medida en que el capitalismo crea, tanto colonias como semicolonias, una capa de aristocracia y burocracia obrera, estas últimas requieren el apoyo de los gobiernos coloniales y semicoloniales en calidad de árbitros. Esto constituye la base social más importante del carácter bonapartista de los gobiernos de las colonias y en general de los países atrasados. Esto asimismo constituye la base para la dependencia de los sindicatos reformista al Estado”.

En Venezuela ha habido un auge de formación de nuevos sindicatos, estos nuevos sindicatos en su mayoría se denominan bolivarianos y muchos de ellos con una mala conducción de las lucha reivindicativas de los trabajadores. Pues, solo han servido de freno de la lucha de clase llegando incluso a crea una capa nueva de aristocracia obrera que no representan los intereses de los trabajadores, respondiendo a interés partidista, además de las características señaladas en el artículo de Trotski antes mencionado.

Las Luchas En El Sector Público

El sector público ha sido uno de los más golpeados por el fraccionamiento de la UNT, expresada concretamente, en la situación de FENTRASEP (Federación de Nacional de Trabajadores del Sector Publico). En principio cuando se creo la UNT y la federación se lograron avances importantes, en beneficio de los trabajadores. Como fue la firma del IV Contrato Marco de la Administración Publica en el año 2004, que beneficio a mas de dos millones de trabajadores entre empleados y obreros, en el año 2006 también fue un año importante para la clase obrera pues se logra un aumento general de sueldos y salarios de cerca de un 30%, que llego a este universo de trabajadores, pero de este momento hasta ahora, todo a sido diferente la dirigencia sindical se ha encargado de frenar cualquier intento de la clase, de llevar adelante su justa lucha reivindicativa, es así, como hoy tenemos cuatro años sin firma el Contrato Marco y casi tres sin recibir un justo aumento de sueldo y salarios y esto no esto todo en los últimos meses se ha desatado una persecución en contra de los pocos dirigentes clasistas por parte del gobierno. Caso especifico el de Orlando Chirinos quien fue despedido de PDVSA (Petróleos de Venezuela , s.a) en el mes de diciembre de 2007, en represalia por la posición de este compañero, al llamado hiciera a votar nulo por el Referéndum de Reforma Constitucional. También esta el caso de los dirigentes que tomamos el Ministerio del Trabajo para exigir la discusión del Contrato Marco, que por tales acciones hemos sido victimas de persecución, violado nuestro fuero sindical (libertad de defensa de los trabajadores ante el patrón).

El año 2008 comenzó bajo las mismas condiciones, pero la coyuntura electoral de elecciones de alcaldes y gobernadores en el mes próximo de Noviembre, nos ha permitido retomar el debate sobre como aprovechar esta coyuntura, para llevar adelante la lucha por el contrato marco, por un ajuste de sueldos y salarios; y por las elecciones en UNT y FENTRASEP. También esta la reciente nacionalización de SIDOR que ha permitido un aumento en la conciencia de clase y confianza de los trabajadores, tomando este ejemplo, un grupo de dirigentes de sindicales de base identificados con la corriente C-Cura, han tomado una serie de acciones, como la presentación de una propuesta de ajuste al tabulador de sueldos y salarios de la Administración Publica, que propone un aumento de un 50%, esto debido a que la inflación acumulada en los dos últimos años a estado por el orden del 40%, y que sectores como los médicos han recibido en el ultimo año un aumento del 60%, los educadores (docente) un 40% y el sector militar un 60%. La propuesta ha sido entregada al Ministro de Planificación y Desarrollo, para su estudio y presentación al Presidente de la Republica y presentada a los medios de comunicación pasar ser difundida.

Otra de las acciones que se han llevado adelante ha sido el tema de las elecciones en la Federación Nacional de Trabajadores del Sector Publico (FENTRASEP); en los últimos días les fue aprobada por el CNE (Consejo Nacional Electoral) el cronograma para las elecciones, así como los recursos para llevar a cabo este proceso. Estas elecciones permitirán, tener una federación legitimada por las bases.

Autonomía Sindical vs. Central burócrata

Hace algunos días el movimiento sindical fue sorprendido con la noticia por parte del entonces Ministro del Trabajo “el ministro Trotskista” José Ramón Rivero y el diputado Oswaldo Vera, de la corriente Fsbt (Fuerza Socialista Bolivariana de Trabajadores), con la propuesta de conformar una nueva central sindical que representara verdaderamente a la clase trabajadora e impulsara los cambios revolucionarios que se vienen anunciando; y también señalo que esta corriente contaba con la mayoría dentro de la UNT. Luego de este anuncio las reacciones no se iniciaron esperar, dirigentes como Orlando Chirinos condenaron esta acción diciendo: la FSBT no es representativa de la mayoría de las bases de la UNT, los que hoy hablan de fundar una nueva central son los mismos que en alianza con el ministro del trabajo saliente me mandaron a despedir de PDVSA por no estar de acuerdo con la reforma constitucional planteada por el presidente Chávez, por haber llamado a votar nulo en el referéndum del 2 de diciembre pasado. Estos personajes son los mismos que sabotearon el II congreso de la UNT en mayo del 2006, y se negaron a realizar elecciones para legitimar a la dirección de la central”.

Y agrego “el problema político central es el de la autonomía sindical. Los que pretenden conformar una nueva central burocrática, de cúpulas, utilizando los recursos del Estado, sin tomar en cuenta la participación y decisión de las bases obreras son enemigos de la autonomía de las organizaciones sindicales frente al gobierno y los patronos. Los obreros de SIDOR que acaban de obtener dos grandes triunfos, primero con la nacionalización de la empresa, y luego con la salida del ministro José Ramón Rivero, demostraron cual es el camino, ya que con su movilización independiente y autónoma, no aceptaron imposiciones ni chantajes. Esta central que hoy plantea Oswaldo Vera nace con un plomo en el ala, con la salida del ministro del Trabajo, que era uno de sus animadores, gracias a la movilización autónoma de los SIDORISTAS”.

En el seno de los sindicatos de base la idea de conformar una nueva central ha tenido un total rechazo, no solo por la forma en que se hizo, sino por quienes lo hacen. la mayoría de la vigencia de esta corriente, responden a sus interese partidistas y sus propuesta viene a fragmenta y debilitar aun mas el movimiento sindical, de tal manera que los trabajadores debemos rechazar esta propuesta porque no recoge el sentir de las bases, además de parecer mas una imposición patronal e inconsulta, que atenta contra la autonomía de decidir por las bases de conformar o no una nueva central, lo que hoy necesitamos los trabajadores es una central legitimada y representativa por eso el llamado debe ser a defender la UNT y a que convoquemos las elecciones por la base, el llamado también es a la unión del movimiento obrero como única vía para defender nuestros derechos, pero esta unidad, no es un cheque en blanco, rescatemos el programa fundacional de la UNT y hagamos un gran debate nacional sobre la perspectivas del movimiento de los trabajadores en el actual proceso político revolucionario.

Como decía Lenin los sindicatos deben ser la escuela primaria de formación política de los cuadros dirigentes de la clase, que luego intervendrán en la construcción del socialismo a través del partido revolucionario.

Unámonos y luchemos por:

· Escala móvil de sueldos y salarios y también escala móvil del horario de trabajo, que nos permita tener un nivel de vida aceptable, y acabe con el desempleo generando más fuentes de empleo que nos permitan desarrollar una economía planificada.

· Acabar con la tercerizacion y flexibilización del trabajo que forma parte del sistema de dominación imperante el capitalismo y fomentar el pleno empleo como medida revolucionaria.

· defendamos la independencia de clase, política y económica, fortalecer esta tendencia de construcción hacia el socialismo y combatir las contradicciones del proceso.

Desde el CIT y el Colectivo Socialismo Revolucionario, decimos que la clase obrera no tiene diferencias de fondo, es una sola clase social en cualquier parte del mundo, donde impera el sistema de explotación y enajenación del hombre, de allí el punto de partida para la construcción del socialismo.

No hay comentarios.: