jueves, 23 de febrero de 2012

Tener Una Nueva Ley Orgánica del Trabajo, no será suficiente, Si no luchamos por derrocar el Sistema Capitalista


Socialismo Revolucionario CIT-Venezuela.
El debate (por mas de una década), sobre una nueva ley del trabajo que establezca reglas claras y justas entre la relación trabajador-patrón, es una cuestión estratégica en el marco del actual momento político que vive el pueblo y los trabajador@ venezolan@s
Desde finales del año pasado el presidente Chávez, apoyando la constitución burocrática de una nueva central de los trabajador@s (CSTB, Central Socialista de Trabajador@s Bolivarianos), que nació en diciembre del 2011. Prometió que para este 1ro. Mayo 2012, los trabajador@s tendremos una nueva ley del trabajo. Ley que está en agenda política por parte de la Revolución Bolivariana desde la constituyente de 1999; y que durante más de 5 años de dominio total del parlamento, durante el periodo, 2004-2009, la Asamblea Nacional no fue capaz de promulgar la ley por vía del parlamentarismo. Aunque no faltaron las promesas demagógicas que permanentemente expresaron “diputados de los trabajadores” como Oswaldo Vera, Francisco Torrealba, entre otros, prometían cada cierto tiempo que la ley iba ser promulgada y esto hasta la fecha no ha ocurrido.
Ahora en pleno año electoral, donde el presidente Chávez se juega su reelección y la continuidad del proceso Bolivariano, el presidente Chávez y los dirigentes de la burocrática nueva central, han prometido la reforma de la Ley por vía habilitante, es decir saltando el proceso de debate dentro del parlamento que ya de hecho limitaba la participación democrática, amplia de todos los sectores de los trabajador@s.
Este nuevo planteamiento ha desatado un debate político que pone en la mesa de discusión no solo la ley, si no también el rol de los sindicatos y su crisis política organizativa actual donde no hay una central representativa del grueso de los trabajador@s y un nivel de afiliación que con dificultad supera el 10% de la fuerza laboral de este país.
Una Nueva Ley Orgánica del Trabajo, o reforma como ya se ha empezado a decir desde hace unos meses, no solucionara todos los problemas y demandas de los trabajador@s, puesto que aun seguimos bajo un sistema donde el estado y sus instituciones, como el Ministerio del Trabajo y sus respectivas Inspectorias, se rigen bajo el poder del capitalista, es decir de los patrones-explotadores-opresores; y que cualquier reforma, cambio, modificación o nueva ley, se diluiría en el entramado burocrático jurídico de este sistema, es decir. Una reforma, o nueva Ley, que se dé bajo estas circunstancias, no lograría los beneficios, derechos, y mantenerlos en el tiempo y evolucionarlos, que solo se pueden conseguir al calor de la lucha por el socialismo democrático y revolucionario, liderado por el propio movimiento de los trabajador@s.
Por ello planteamos, y proponemos las siguientes demandas:
·         Que se inicie un amplio debate autentico de base en todos los espacios de trabajo, no solo en los sindicatos si no también a todas las expresiones organizativas que han nacido en el seno de los trabajador@s productos de sus propias experiencia de lucha y organización.
·         Que se convoque a todos los trabajador@s a un proceso democrático, autónomo de elección por la base desde sus centros de trabajo a delegados, que luego se organicen en frentes de acción por cada sector del mundo laboral; y se constituyan en un Congreso Nacional de los trabajador@s venezolan@s, donde se debata todo lo relacionado con la clase trabajadora desde lo reivindicativo social, hasta lo reivindicativo político.
·         Este magno congreso debe ser amplio, democrático y autónomo sin exclusión alguna. Solo el debate profundo y democrático entre la clase puede subsanar muchas de nuestra contradicciones, y plantear propuestas concretas y efectivas a nuestra situación de explotados; que es la principal causa de nuestra precaria calidad de vida.
·         Al mismo tiempo, en el marco de lo que parece ya estar lista la reforma de la ley, como ya lo ha declarado el propio presidente Chávez, esperamos que dicha reforma, recoja por lo menos el programa mínimo de lucha de los trabajadores históricamente. De no tomarse estas demandas de programa mínimo, proponemos a los trabajador@s convocarnos a la conformación del más amplio frente clasista para luchar por dichas demandas, estas son:
§  Retroactividad de las Prestaciones Sociales: Reconocimiento de los años transcurridos con el actual régimen e intereses y capital devengados con el antiguo régimen de prestaciones.

§  Pleno Empleo: Eliminación total de cualquier forma de explotación y flexibilización  por la vía de la tercerización y contratos a tiempo determinado.

§  Escala Móvil de Horas de Trabajo: Reducción de la jornada laboral, sin perjuicio o reducción del salario, con la premisa de acabar con el desempleo y darle mayor tiempo a los trabajador@s para su desarrollo intelectual, físico y familiar.

§  Escala Móvil de Salarios: Quiere decir que cada vez que la inflación suba y ante la carestía de la vida, debe subir el salario para compensar la elevación del precio de los artículos de consumo.

§  Consejo de Trabajador@s: Como forma de organización de los trabajadores que los empodere en todo lo relacionado a la fábrica o centro de trabajo donde se conforme y como herramienta de contraloría y acompañamiento de los sindicatos.

§  El Control Obrero Democrático sobre los principales Medios de Producción, entiéndase las Industrias Básicas, El sector Financiero y bancario, el comercio exterior y nacional en bases al control de las principales redes de producción y manufactura de bienes y servicios, así como de los alimentos. (esto nos plante la demanda de nacionalizar toda la economía del país y la conformación y desarrollo de una economía planificada basada en los intereses del pueblo y los trabajador@s y no del mercado, los burócratas, especuladores y patrones).

§  Total autonomía e independencia de las organizaciones sindicales y demás formas de organización de los trabajador@s en función de sus intereses de clase.

¡Solo en el socialismo democrático y revolucionario de Los trabajador@s y el pueblo es posible vivir sin opresión, sin explotación, sin patrones ni burócratas!



No hay comentarios.: