viernes, 25 de noviembre de 2011

Solo en Socialismo es posible solucionar el problema de la Vivienda.



Por: J. Alvarado SR-CIT Venezuela

Los últimos 4 meses del año 2010, el país sufrió una de las mayores crisis ambientales de los últimos años. 14 estados fueron afectados y unas 150mil personas-familias perdieron total o parcialmente sus viviendas, otras tuvieron abandonar sus viviendas al quedar en alto riesgos las zonas donde habitaban y en prevención de evitar pérdidas humanas.

Ante tal situación, el gobierno tomo una serie de medidas entre ellas declarar la emergencia en los 14 estados más afectados, habilito unos 849 refugios patrocinados “apadrinados” por instituciones públicas, en febrero de este año anuncio seis expropiaciones y 33 intervenciones de obras de diversas urbanizaciones en 7 estados Muchas de estas obras estaban siendo denunciadas por sus futuros propietarios por estafa inmobiliaria.
Adicionalmente, impulso una serie de nuevas leyes todas orientadas al tema de la vivienda en sus diferentes contextos: arrendamiento, tenencia de la tierra, incentivos del crédito hipotecario entre otras.
La Gran Misión Vivienda Venezuela GMVV

El presidente Chávez anuncio el 13-02-2011 el lanzamiento de la Gran Misión Vivienda Venezuela. programa social, que contempla construir 2 millones de vivienda entre 2011 y 2017. Y en este 2011 se destinarán 30.000 millones de bolívares para levantar 150.000 viviendas. Hasta el 30 de septiembre de este año, la GMVV. Había construido un total de 58.417 soluciones habitacionales, y se espera para el resto del año la culminación de 84.487 viviendas.

No es la primera vez que el gobierno implementa programas, políticas y medidas para “solucionar el tema de la vivienda”. Por ejemplo, en el 2003 se creó Misión Hábitat y en el 2007 la Misión Villanueva. Y ninguna  cumplió con sus objetivos, debido al burocratismo,  la corrupción, el  clientelismo, y a la gran mafia habitacional que existe en el país. Todo esto ha llevado al fracaso de las metas anuales de gobierno en materia de viviendas, como en el 2009, que se estableció construir 106.000 viviendas y no cumplieron ni con el 40%.

La culpa de unos y otros

La derecha burguesa y capitalista, agrupados su mayoría en la MUD acusan hipócritamente al gobierno de la crisis habitacional y de no cumplir las metas anuales de construcción. Por otra parte escuchamos al gobierno defendiéndose y acusando a la derecha de que cuando estuvo en el poder no atendió este grave problema.

Lo cierto es que no se ha dado respuesta definitiva al problema de la vivienda, los primeros cercaron las ciudades de viviendas deplorables sin ninguna planificación, cerraron las puertas a familias de bajos recursos para acceder a créditos habitacionales, era imposible obtener recursos para mejorar la calidad de vida a través de una vivienda digna, y fueron acumulando décadas de pobreza y marginalización de los barrios. Al mismo tiempo, la constitución de 1961 no establecía la vivienda como un derecho humano, toda esta situación no se hacía pública en los medios de comunicación.

El chavismo heredo toda esta calamidad social, sumándole  los 12 años en ejercicio del poder, donde el Estado al no dar respuestas estructurales y efectivas, las familias optan por la invasión de terrenos, la mayoría de los casos, inestables y poco seguros para la construcción de viviendas. Esto trajo como consecuencia el crecimiento de nuevos ranchos (barrios), la deforestación de montañas dañando el medio ambiente, el colapso de los servicios públicos, el hacinamiento y la inseguridad.


Solo Bajo el socialismo podemos tener viviendas para todos

Toda esta situación, es la clara ausencia de planificación centralizada bajo el control democrático de los trabajadores y las comunidades organizadas; y de la incapacidad de solucionar una situación tan compleja como el de la vivienda bajo el sistema capitalista.

Por ejemplo, en mas 11 años el estado venezolano solo ha logrado construir en promedio 0,96% de viviendas por año, acumulando un déficit de 100mil por año con un acumulado histórica de más de 2.5 millones de vivienda.  Además de los de 150.000 damnificados actuales, existen, familias alquiladas o arrimadas en algún espacio donde pasar la noche. Sin dejar de mencionar que aún quedan damnificados de la tragedia natural del 99, las lluvias del 2002, 2004 y 2005, que hasta los momentos no han recibido una vivienda digna, regresando algunos,  a sus peligrosas e inseguras casas.

Necesitamos trabajar juntos con los Consejos Comunales, en un plan nacional planificado desde las bases sociales, centralizado en comités con delegados elegidos democráticamente y revocables en cualquier momento. Para ocupar terrenos baldíos y construir viviendas. Además de exigir, luchar por la nacionalización total del sistema financiero y de la construcción, crear una central única de construcción, fabricación, extracción y distribución de materia prima para la construcción, y acabar con el latifundio urbano, expropiando con o sin indemnización dependiendo de los casos de los miles de edificios y casa sub utilizadas o alquiladas bajos precios altos e injustos.




No hay comentarios.: