lunes, 25 de agosto de 2008

Chile:

La economía de los ricos, no es la misma que la de los pobres

Celso Calfullán, Socialismo Revolucionario, CIT-Chile

Los trabajadores y pobladores chilenos cada vez somos más pobres, todos los días vemos como nos suben los alimentos, la luz, el agua, el gas y los medicamentos. Cada día vemos como nuestro salario alcanza para comprar menos cosas para cubrir las necesidades básicas de nuestras familias.

El alza del salario mínimo no fue más que un chiste de mal gusto para los asalariados, apenas un 10,5%, los alimentos básicos han subido muy por encima de esa cifra, el pan ha subido un 37%, la carne un 20% y los alimentos en general han subido un 17% en el ultimo año, el arroz, el maíz y el trigo han subido a más del doble, lo mismo y peor han sido las alzas en las cuentas de luz, agua y gas.

Los precios de los alimentos han subido un 68% en dos años.

De acuerdo al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), los precios de los alimentos han subido un 68% desde enero de 2006 a marzo de 2008. Esta situación inevitablemente esta afectando a Chile, donde los pobres podrían aumentar en más de un 5%, por supuesto todo de acuerdo a cifras oficiales, que como sabemos son muy poco confiables en este país, inevitablemente esto también repercutirá en toda la región y en todos los países de América Latina inevitablemente aumentara la pobreza.

En el caso de Chile, debemos agregar que Santiago es la quinta ciudad más cara de América Latina, una de las razones de que Santiago haya subido 10 posiciones entre las ciudades más caras, se debe precisamente al alza de los alimentos.

Las crisis económicas no tienen las mismas repercusiones para ricos y pobres.

Las noticias económicas nos cuentan que la mayoría de las empresas Ipsa (Indice de Precios Selectivo de Acciones) elevó sus ganancias en el primer semestre de 2008, o sea, mientras los trabajadores vemos como cada día disminuyen nuestros salarios y nos hacemos más pobres, los empresarios aumentan sus ganancias y en el peor de los casos, ganan un poco menos que el año anterior.

Catorce de las empresas Ipsa ganaron más de 100 millones de dólares cada una, en los primeros seis meses de este año. Estas informaciones nos cuentan que los principales "ganadores" hasta ahora son las empresas eléctricas y era que no, una de las cuentas que más nos han subido entre los servicios básicos son precisamente las eléctricas. Edelnor triplicó sus ganancias y el holding Enersis elevo sus utilidades en un 137%, una parte importante de los salarios de los trabajadores han ido a dar a estas enormes ganancias empresariales.

Pero no sólo las empresas que se transan en la Bolsa, presentan estas enormes utilidades. Las ganancias de la banca simplemente son fabulosas, por supuesto estas son muy buenas noticias para los dueños de los bancos, pero no para los trabajadores bancarios que reciben sueldos miserables, como quedo demostrado en la ultima huelga de los trabajadores del banco Santander.

Más encima quieren que los trabajadores chilenos seamos felices.

Las noticias también nos informan que en Chile existe un bajo nivel de felicidad, aparecemos decimos en el ranking de felicidad, si se comparan los resultados con el resto de Latinoamérica, cosa que contrasta, según los analistas, con las cifras de desarrollo que tiene este país.

Chile esta primero en el ingreso de la región, de acuerdo a esas cifras el ingreso per cápita de los chilenos es de 14.400 dólares (unos 7 millones doscientos mil pesos), cifra que contrasta con la realidad de un 80% de los trabajadores chilenos, que con suerte recibe un salario promedio de doscientos mil pesos por mes (más o menos 400 dólares). Estos salarios miserables son los que obligan a los trabajadores a vivir endeudados con las grandes tiendas comerciales, las farmacias y los supermercados, debido a que el salario que ganan no les alcanza para cubrir los gastos básicos que cada familia requiere.

A los bajos salarios, debemos sumarle, largas jornadas de trabajo, represión empresarial, enfermedades laborales y una larga lista de atropellos, conociendo lo anterior es muy fácil saber por que los chilenos somos tan infelices.

¿Quién se queda con la riqueza que producimos todos los chilenos?

Lo que esta claro es que alguien se queda con una parte importante de ese ingreso per cápita que supuestamente tiene cada chileno, no por nada Chile tiene una de las peores distribuciones del ingreso del planeta.

Lo que esta claro es que el 20% más rico de la población se apropia del 60% de los ingresos del país, este pequeño porcentaje de personajes se queda con la mayor parte de una riqueza que producimos todos los trabajadores chilenos, en otras palabras se apropian de la mayor parte de una torta que debiera ser de todos.

¿Que debemos hacer los trabajadores para cambiar las cosas?

Los trabajadores no tenemos más opción que luchar por nuestros derechos y exigir lo que nos corresponde de esa riqueza que todos producimos, debemos reclamar el pedazo de la torta que nos corresponde, que hasta ahora otros se la están comiendo por nosotros.

No podemos seguir aceptando que continúen recortando nuestros ingresos. Debemos pedir que aumenten nuestros salarios de acuerdo a como sube el costo de la vida en el país.

Si los capitalistas son incapaces de hacer funcionar esta sociedad y la única alternativa que ofrecen es seguir aumentando nuestra explotación, es que ya cumplieron su rol histórico y llego la hora de ponerle fin a un sistema que sólo funciona para un pequeño grupo de privilegiados y cambiarlo por una sociedad más justa y solidaria, que se planifique pensando en satisfacer las necesidades de la mayoría de la población y no sólo para el 20 o 10% más rico.

No hay comentarios.: