domingo, 3 de agosto de 2008

Brasil:

Coordinación Nacional de Luchas (CONLUTAS) celebra su primer congreso nacional

Importante paso hacia la reconstrucción del movimiento obrero en Brasil.

Marcus Kollbrunner (Socialismo Revolucionario – CWI Brasil), Traducido por Luis Montilla, España

Conlutas (Coordinación Nacional de Luchas), en Brasil, celebró su primer congreso nacional del 3 al 6 de julio en Betim (estado de Minas Gerais). Con la participación de 2.805 delegados elegidos en 175 sindicatos (la mayoría de ellos representando a la oposición y a las minorías) y 500 de otras organizaciones (que van desde las organizaciones de los "sin tierra" y "sin techo" a otros movimientos sociales y uniones estudiantiles), el congreso fue el mayor congreso de trabajadores de este año. En total hubo más de 3.500 participantes. Refleja además el importante proceso de recomposición de los sindicatos y movimientos sociales que está teniendo lugar en Brasil.

Proceso de recomposición

El PT (Partido de los Trabajadores) dominaba la izquierda en Brasil desde que fue creado en 1980 durante el recrudecimiento de la lucha que puso fin a la dictadura militar. Pero el PT siguió el mismo camino a la derecha que los partidos socialdemócratas en Europa, especialmente tras la caida del estalinismo. Cuando Lula ganó las elecciones presidenciales en el 2002, el partido ya había adoptado totalmente la agenda neoliberal. Sin embargo, Lula tenía todavía una enorme autoridad cuándo lleg¡o a ser el primer trabajador elegido presidente de Brasil. Pero al lanzar Lula un ataque neoliberal tras otro, se inició un proceso de ruptura con el PT y con las organizaciones afines tales como la organización sindical central, el CUT. Este proceso ha ganado, hasta ahora, el apoyo de una importante minoría de militantes obreros y de activistas. Se trata de establecer una importante base para que se pueda ganar el apoyo de una capa mucho mayor cuando la crisis económica y los trastornos sociales golpeen realmente Brasil.

En el terreno politico, la principal expresión de esta composición de la izquierda es la creación del PSOL (Partido Socialismo y Libertad). La sección del CWI en Brasil (Socialismo Revolucionario) participó en la formación de este partido desde el principio. Al mismo tiempo, entre los sindicatos y los movimientos sociales ha habido dos iniciativas diferentes, Conlutas e Intersindical.

Conlutas se puso en marcha en el 2004 reuniendo a algunos sindicatos, corrientes de oposición dentro de los sindicatos y movimientos sociales. Estuvo dominado por el PSTU (el partido brasileño más grande que se une al troskismo y que proviene de la tendencia liderada por Nahuel Moreno), pero también incluye grupos del PSOL. Sin embargo, algunos grupos del PSOL tomaron otra iniciativa y se reunieron con otros asociaciones para formar más tarde Intersindical.

Desde entonces, Conlutas ha demostrado ser el polo de atracción más dinámico. Cuando se estableció, era apoyado por aproximadamente 200 grupos sindicales y movimientos sociales. Ahora su n¡umero ha crecido hasta 700. Al comienzo, el PSTU adoptó una posición más sectaria en su relación con otras organizaciones de izquierdas y buscó el control total de Colutas excluyendo a otras fuerzas que se oponían a ellos. Sin embargo, en el último tiempo, adoptó una actitud más abierta y llamó a la unificación con Intersindical.

Socialismo Revolucionário (CWI Brasil), destacó la necesidad de una iniciativa a mayor nivel que la de Conlutas e Intersindical. En este momento, estas dos organizaciones no tienen suficiente fuerza para desafiar realmente al CUT. Conlutas ha crecido significativamente desde su fundación y junto con las secciones de Intersindical tiene el potencial para empezar a construir una alternativa al CUT que también pueda apelar a las bases obreras de algunos de los sindicatos afiliados al CUT. Esto, junto con la labor que SR ha llevado a cabo ayudando a crear un bloque de izquierdas en las corrientes dentro del PSOL, de todas las que participan en Conlutas, nos llevó a decidir en nuestro congreso del último año, dar más importancia a Conlutas en nuestro trabajo debido a la importancia del sindicato y de las luchas industriales que están por desarrollarse. En el congreso fundacional de Colutas, en el 2006, SR tenía sólo un delegado. Este año el SR tenía 39 delegados, trabajando en un bloque de alrededor de 180 delegados de la corriente del último congreso del PSOL.

Proceso desigual

El año pasado vimos importantes avances a nivel estatal y local en la lucha contra las políticas neoliberales aplicadas por el gobierno de Lula y otros gobiernos provinciales. Después del éxito de la manifestación contra Bush el 8 de marzo, dónde la izquierda y la izquierda del PT marcaron la pauta y criticaron al gobierno, hubo una muy exitosa conferencia nacional con obreros, activistas "sin tierra" y jóvenes de todo el país. Delegados de Conlutas y de Intersindical estuvieron presentes pero también asistieron delegaciones del MST (el gran Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra). Se aprobó una agenda común de acciones que incluso forzó al CUT, en algunas partes, a participar en las protestas del día nacional de acción el 23 de mayo. Alrededor de 1´5 millones de personas participaron en las marchas y en las actividades. El congreso nacional del PSOL aceptó en junio, adoptar una posición favorable a la idea de una fusión entre Conlutas e Intersindical, con el objetivo de lanzar una nueva central sindical.

Sin embargo, en la segunda mitad del año, el MST se retiró de algunas acciones conjuntas y el proceso perdió algún impulso. Pero hubo todavía importantes acciones como el referendum no oficial organizado por los movimientos sociales en septiembre. Alrededor de 3´7 millones de personas votaron por la renacionalización del gigante minero Vále y contra la nueva reforma de pensiones. El 24 de octubre, alrededor de 15.000 protestantes de todo el país, marcharon en la capital, Brasilia, contra los planes de la nueva reforma de pensiones y otros ataques.

Sin embargo este año hubo dos reveses en el proceso de unificación. En abril, en la conferencia nacional de Intersindical, una propuesta de unificación con Conlutas presentada por los miembros de PSOL fue bloqueada por el ala más moderada que no iba a aceptar la decisión de la mayoría. La conferencia terminó en desorden. Luego, un mes antes del congreso de Conlutas, dos de los grupos del PSOL rompieron con Conlutas, con la intención de crear un PSOL más fuerte que fuera un polo de atracción en los sindicatos. Socialismo Revolucionario (CWI Brasil), junto con muchos otros, opuestos a estos grupos, argumentamos que esta acción llevaria a una estrecha polarización a lo largo de las líneas del partido y retrasaría y debilitaría el proceso de unificación y construcción de una nueva central sindical.

La necesidad de unidad en la lucha contra la burocracia dentro de los sindicatos es más urgente que nunca. Hay muchos grupos de obreros que están en lucha: profesores, obreros del metal, obreros de la construcción, carteros y otros muchos más. De momento todas estas luchas están aisladas y no unificadas por una federación alternativa de sindicatos. El potencial fue recientemente mostrado en las elecciones del importante sindicato de maestros en el estado de Rio Grande do Sul. La oposición ganó principalmente porque, a nivel local, Conlutas e Intersindical se unieron y lograron dividir una parte de la izquierda en el CUT.

Temas principales

Socialismo Revolucionário (CWI Brasil) preparó una plataforma política para el último congreso de Conlutas, junto con otras organizaciones que han formado un bloque unido en el PSOL. Esas organizaciones son: CLS (Colectivo Socialista Libertad), AS (Alternativa Socialista), y ARS (Alternativa Revolucionaria Socialista). El CLS lidera la federación de trabajadores de imprenta de Brasil y el sindicato de este gremio en Belo Horizonte (Minas Gerais) y Brasilia (la capital). También tienen un importante apoyo entre los "sin tierra" en los estados de Minas Gerais y Goiás. El AS es la fuerza que ganó las elecciones sindicales de los maestros en Rio Grande do Sul. El ARS tiene una base en el extremo norte de Brasil con posiciones sindicales entre los maestros y otros gremios. Con la defección de los dos grupos del PSOL, este bloque se convirtió en el tercer mayor bloque en el congreso, después del PSTU y del CST (del PSOL).

Socialismo Revolucionario (CWI Brasil) llevó al congreso de Conlutas 39 delegados y 10 observadores (incluidos camaradas de Irlanda, Suecia y Sudafrica). Tuvimos más delegados del sindicato de obreros del estado de Sao Paulo y de los sindicatos estudiantiles, lo que reflejaba nuestras ganancias en ese área. La presencia internacional fue importante. Terry Kelleher, del Partido Socialista de Irlanda (CWI), por ejemplo, después de saludar al congreso, fue invitado a hablar con más de 20 delegados de los carteros que actualmente se encuentran en huelga. Terry es cartero y está en la ejecutiva del sindicato CPSU en Irlanda.

Un importante tema planteado por el bloque SR se refierió a la necesidad de democratizar todavía más a Conlutas. Cualquier impresión de que el PSTU pueda usar su mayoría para dominar e imponer su posición en Conlutas, limitará las posibilidades de Conlutas de crecer. El PSTU ha estado dispuesto a transigir en algunos temas. Sin embargo, no está de acuerdo con nuestra propuesta de que ningún grupo político debería tener más del 50% de la ejecutiva de Conlutas.

Hubo un acuerdo para mantener el caracter de un "centro", no sólo para los sindicatos, sino también para los movimientos sociales y estudiantiles. Esto refleja la necesidad de llegar a muchos trabajadores que no están en sindicatos sino fuera de la economía formal. Es también necesario hacer hincapie en la necesidad de una alianza de obreros en la ciudad y el campo, y entre obreros y estudiantes. Hay también acuerdo en la necesidad de tener una clase fuerte y combativa y una perspectiva socialista a la hora de crear sindicatos. Hay también acuerdo que en las organizaciones líderes de Conlutas, el sindicato debe estar en la mayoría.

Hubo también un acuerdo general para hacer un nuevo llamamiento a la unidad con Intersindical y proponer nuevas fechas para acciones comunes.

Complicaciones

Aunque el congreso fue grande, fue menor de lo esperado. En total, 770 organizaciones se habían registrado para participar, con un potencial de elección de 9.000 delegados. Por supuesto, los costes y las distancias del viaje ponían un límite al asunto. Pero la expectativa era que el congreso tuviera más de 4.000 delegados. La razón de que esto no ocurriera necesita ser discutida más ampliamente en Conlutas. Sin embargo esto revela dos cosas, las complicaciones en el proceso de recomposición de la izquierda y que el proceso acaba de comenzar en Brasil.

El SR y el CLS tenían dos puestos en el congreso; uno vendiendo comida y otro vendiendo literatura política. Junto con los otros grupos del bloque P-SOL, distribuimos miles de copias impresas del manifiesto del congreso. También tuvimos gran impacto con un folleto que explica el actual proceso de unificación entre el SR y el CLS que tiene como objetivo tener un congreso unificado a principios del próximo año. Tuvimos varias reuniones con gran asistencia durante el congreso. En una, el CWI fue representada por varios invitados internacionales y asistieron alrededor de 90 personas. Otra importante actividad fue el lanzamiento del libro de Robério Paulino sobre las lecciones de la subida y la caída del estalinismo. Robério es uno de los líderes del CLS. Durante el congreso también tomamos iniciativas para fortalecer el trabajo común entre los estudiantes y el resto del bloque, a través de un manifiesto escrito en unión con los estudiantes.

Encuentro de los trabajadores latinoamericanos y caribeños

Inmediatamente después del congreso de Conlutas, se celebró un congreso de dos días de duración de los trabajadores latinoamericanos y caribeños, con 150 representantes de 20 países y 250 brasileños. El encuentro fue convocado por Conlutas, COB (Central Obrera Boliviana), Batay Ouvriye de Haití, TCC (Tendencia Clasista y Combativa) de Uruguay, CCURA (Corriente Clasista, Unitaria, Revolucionaria y Autónoma) de Venezuela y MeCosi (Mesa Coordinadora del Paraguay). El SR/CWI participó con una pequeña delegación (tres brasileños, un irlandés y dos suecos). El objetivo del encuentro era construir acciones comunes y solidaridad entre los obreros en lucha en el continente. Hubo muchos informes interesantes pero también importantes desacuerdos.; por ejemplo el procedimiento a adoptar en relación con los gobiernos de Hugo Chávez (Venezuela), Evo Morales (Bolivia), Rafael Correa (Ecuador) y Fernando Lugo (Paraguay). Este fue también un tema en el congreso de Conlutas, que acordó no adoptar una postura o imponer una posición al respecto.

Se adoptó un manifiesto oponiendose a las políticas neoliberales e imperialistas y se propuso un plan de acción común para coordinar las protestas contra la ocupación de Haití por parte de la ONU y contra la criminalización y persecución de los movimientos sociales.

El congreso de Conlutas fue un importante evento en el proceso de reconstrucción del movimiento obrero en Brasil. La sección brasileña del CWI, junto con los camaradas del bloque de cuatro en el P-SOL, con los que trabajamos, tuvieron un papel importante en el encuentro de Conlutas.

No hay comentarios.: