jueves, 8 de diciembre de 2011

Elecciones en la Universidad de Chile:



Sede de La Universidad de Chile, Santiago.
La dirección de la Fech fue ganada íntegramente por militantes de izquierda.
           
La izquierda borro del mapa a la derecha y la Concertación en las elecciones de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech), por supuesto estas son muy buenas noticias para los cambios sociales que necesita la sociedad chilena, prácticamente todos los representantes de los partidos tradicionales fueron derrotados ampliamente por las posiciones más revolucionarias y de avanzada de esta universidad.

Camila Vallejo, Gabriel Boric.
La lista “F” encabezada Gabriel Boric gano la  elección de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, sacando 4.053 votos, contra los 3.864 votos que saco la lista “J” que encabezaba Camila Vallejo de las Juventudes Comunistas y también sobre los 1.816 votos que saco la lista “I”, encabezada por Felipe Ramírez de un colectivo anarquista, un hecho que no deja de ser relevante dado que los anarquistas vuelven a tener representantes en la dirección de la Fech después de 80 años.

El resultado de las elecciones en la Fech parece estar adelantando la radicalización del conjunto de la sociedad chilena y los métodos de lucha del movimiento estudiantil, están mostrando el camino para resolver la mayoría de los conflictos sociales que tenemos en todos los sectores de la sociedad.

La codicia de los empresarios ha creado una sociedad profundamente desigual.  

Los atropellos reiterados contra los estudiantes, la educación de mercado, el lucro y el abuso patronal, es algo que afecta a todos los sectores de nuestra sociedad, los trabajadores, los pobladores, los jubilados, los jóvenes, las comunidades indígenas, etcétera.

La mala situación que tenemos en la educación chilena, no es muy distinta a la situación horrible que tenemos hoy en la salud pública, donde sistemáticamente este gobierno y los anteriores se han dedicado a destruirla, para que las clínicas privadas puedan lucrar con el dolor de las familias populares.

La lucha estudiantil debe ser ampliada al conjunto de la población.

Por esto que es tan importante que la lucha estudiantil no se quede limitada solo a ese ámbito, debemos apuntar a coordinar las luchas con los trabajadores, los pobladores y todas las organizaciones sociales que también buscan producir cambios reales, que mejoren sus actuales condiciones de vida.

Es necesario terminar con las actual clase política, que actúan como jefes superestructurales, no podemos permitir que ellos sigan elaborando “soluciones” sin la participación de los actores movilizados, esta claro que debemos terminar con las negociaciones a espaldas de la población, como ha sido el caso hasta ahora.

En muchos aspectos la actual democracia es más funesta que la dictadura, la solución al problema estudiantil, de los trabajadores y pobladores, pasa por cambiar la actual institucionalidad antidemocrática, elaborada por la dictadura de  los empresarios, que solo apunta a defender los intereses de la minoría de la población, esto es lo que lleva a que una sociedad donde manda el dinero, las personas no importen.

Es necesario construir una alternativa política de los excluidos.

La cuestión que esta planteada hoy tiene que ver con la necesidad de construir una alternativa política de los excluidos, de los explotados, de los abusados por el sistema capitalista. Un instrumento político capaz de unificar las diferentes luchas sectoriales que hoy está surgiendo, levantando un proyecto y alternativa común contra el capitalismo.

Teniendo como punto de partida la lucha estudiantil y toda la experiencia ganada en estos meses de lucha, las experiencias de las asambleas territoriales, las construcciones surgidas de la propia gente en sus sectores, la democracia aplicada por los sectores populares, son un punto de partida importante para la construcción colectiva de una alternativa política de los trabajadores, estudiantes y pobladores, totalmente diferenciada e independiente de la Concertación y sus satélites.


Celso Calfullan
Socialismo Revolucionario

No hay comentarios.: