domingo, 25 de diciembre de 2011

EL CUENTO DE NUNCA ACABAR.



EL BONO HALLAQUERO DEL CESTA TICKET.

Jacob Álvarez, Socialismo revolucionario CIT Venezuela.

Como es costumbre entre el rumor de los trabajadores del sector salud, todos los diciembre de cada año se maneja la supuesta dicha de que pagaran el bono hallaquero1, un “bono especial de cesta tickets”, “que será para todos”, “que es seguro”, “que monten la olla”, “que no hay caída”. Lo cierto es que eso nunca ha sido así, los trabajadores, que no lo piensan dos veces para hacer planes con el supuesto bono tickero, se endeudan, gastan, piden prestado, porque “el bono seguro viene”. Llega el 31 de diciembre y “el bono nunca llego”.

Los creadores de este supuesto bono nunca aparecen como figura publica, la información se maneja desde los sindicatos sunep-sas2 y hospitales y clínicas3 y otros sindicatos afiliados a la C.T.V.4 hasta el mismo patrón-gobierno5, a través de jefes de personal6 y directores7, que buscan hacer demagogia y populismo con ello. Corren por los pasillos asegurándole a la gente que “ya vienen”, que “los fueron a buscar”, Llega el 31 de diciembre y “el bono nunca llego”. Llega enero y muchos trabajadores se preguntan ¿que paso con el bono?, pero nunca se hacen la pregunta: ¿quienes son los irresponsables, patrón y sindicato, que dieron esa falsa información? ¿Por qué falsearon, creando falsas expectativas en los trabajadores? ¿Cual debería ser el castigo ético y moral para estos irresponsables?

Este año 2011 vuelve a sonar el bono hallaquero, esta vez con mas fuerzas, de hecho esta asegurado desde “el propio departamento de nomina del Min-Salud8”, hecho que no nos extrañaría por lo que significa el año 2012 para el gobierno nacional, que desde ya inicio su campaña pre-electoral9 soltando dinero para bajar la presión y captar votos. La cuestión esta en, de llegarse a concretar, ¿quien se abrogara este “logro”?: ¿los sindicatos adecos y copeyanos?, quienes han revivido, y desde hace rato lo venían vociferando. O ¿el patrón, gobierno?, a través de sus directores y jefes de personal, o ¿ambos?, que desde hace tiempo están trabajando juntos10. Porque algo si esta claro: los sindicatos llamados bolivarianos11 no tienen son ni ton en esta repartición, no se han hecho sentir desde hace unos 3 años.

Los bonos, bien sean en tickets o en efectivo, en si no resuelven los problemas estructurales que tenemos todas y todos los trabajadores de la salud, para mencionar algunos de ellos; la deslegitimación, dispersión y atomización del movimiento sindical y laboral del sector salud, el vencimiento de los contratos colectivos de obreros desde el año 92 y de empleados desde el año 2006, la eterna falta de respuesta a las jubilaciones y pago de prestaciones sociales; los trabajadores se mueren sin cobrarla. Los miles de suplentes y contratados (tercerizados) a nivel nacional que no disfrutan de todos sus plenos derechos laborales, la obsoleta y representativa jerarquización de los cargos de dirección, ausencia de democracia en las instituciones, irrespeto a los derechos laborales y contractuales de los trabajadores.

Es por eso que apoyamos y luchamos por la legitimación y democratización de las organizaciones sindicales, la discusión y firma del contrato colectivo único para las trabajadoras y trabajadores del sector salud, la jubilación y cancelación inmediata de las prestaciones sociales, la incorporación de los miles de suplentes y contratados a nomina con sus cargos fijos, la democracia revolucionaria en cada centro de trabajo donde se elijan y revoquen a los supervisores, coordinadores, jefes de servicios, jefes de departamento, jefes de personal, directores, en asambleas de trabajadores. Cumplimiento a las exigencias y demandas laborales y contractuales de los trabajadores del sector salud. Solo así será valido no solo un bono hallaquero, sino que también será ley y derecho de todas y todos los trabajadores de la salud.

1.- Es una cancelación extra de dinero o ticket de alimentación, acordado previamente por los patrones, para los trabajadores de la administración pública, que se realiza a final de año (diciembre), buscando bajar la presión sobre algunas demandas o exigencias hechas por los trabajadores en el transcurso del año. Durante varios años atrás no se ha pagado a pesar de ser confirmado por algunos funcionarios del MPPS.
2.- Sindicato con raíces y vinculación al partido socialdemócrata (Acción Democrática-AD), de fuerte oposición al gobierno de Chávez, y vinculado al golpe de estado de abril de 2002-2003. Mantiene una hegemonía sindical en el sector salud desde hace unos 40 años aprox.
3.- Sindicato vinculado al partido Social Cristiano y radicales (Copei, Causa R). de oposición al gobierno actual.
4.- Central Sindical de dominio socialdemócrata, protagonista del golpe de estado de abril de 2002-2003.
5.- Funcionarios de la Institución que administra los Servicios de Salud, llamado Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS).
6.- Funcionarios designados por el MPPS en cada centro de salud para administrar la relación entre patrón y trabajadores.
7.- Funcionarios designados por el MPPS en cada centro de salud para administrar el funcionamiento, operatividad y garantía de los servicios de salud a la población, además de la relación entre patrón y trabajadores.
8.- Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS), pertenece al poder ejecutivo nacional, sus altos funcionarios los designa el presidente de la república.
9.- Inicia de actividades que se enmarcan dentro de las aspiraciones de Chávez de ganar las elecciones del 7 de octubre de 2012.
10.-Acuerdo realizado a mediados del año 2007 entre el patrón-gobierno y sunep-sas, hospitales y clínicas, de trabajar juntos, y no atacar la gestión del gobierno y a su vez permitir a estos sindicatos revivir políticamente.
11.- Organizaciones sindicales del sector salud nacidas en el 2003, que iniciaron una campaña de afiliación masiva, logrando conquistas incomparables en tan poco tiempo, quitando el poder, la hegemonía y dando muerte política y sindical a sunep-sas y hospitales clínicas, dejándolos al borde de su extinción, hasta el año 2007 cuando se firmo el pacto. Hoy en día “las directivas de estas organizaciones sindicales bolivarianas y revolucionarias” no mantienen un trabajo sindical con las bases de los trabajadores y han perdido mucha credibilidad, a tal punto que no son aceptados por el patrón-gobierno.

No hay comentarios.: