lunes, 13 de junio de 2011

Pretenden desalojar de los espacios al colectivo de la Radio Comunitaria “Alí Primera” 95.9fm

Autoridades de la UNESR arremeten en contra de la comunicación alternativa y popular 
 
Socialismo Revolucionario se solidariza con los Compañeros de la Radio Alí Primera 

Caracas, 06 de junio de 2011.-  Las autoridades de la Universidad Experimental Simón Rodríguez pretende desalojar de los espacios de la universidad al colectivo de la “Radio Ali Primera”, 95.9fm.
Esta acción de las autoridades de la UNESR se ha considerado como una arremetida de parte de estos funcionarios a la comunicación alternativa y popular. Bajo la excusa de usar estos espacios los miembros de la Radio son llamados a desalojar, los que han asistido a las instalaciones de la UNESR, Núcleo El Valle se han podido percatar de la cantidad de espacios no utilizados y subutilizados en este espacio físico.
Diversas organizaciones populares han elevado un manifiesto en "Rechazo las acciones emprendidas, por parte de las autoridades de la sede administrativa de la Universidad Simón Rodríguez, ubicada en la calle 14 de los Jardines del Valle, concretamente de: Prof.  Julio Valdez (Vicerrector Académico), la Prof. Luisa Zambrano (Dir., Articulación Social y Poder Popular) y la Prof. Carmen Hernández (Dir., Nacional de Cultura) quienes, bajo el triste argumento de necesidad de espacio físico para las comunidades, arremeten contra la  “Radio Comunitaria “Alí Primera””, la cual tiene nueve años activando y articulando con todas las comunidades y movimientos sociales de las Parroquias El Valle, Coche, Santa Rosalía y otras parroquias, desde este espacio.  Estos personajes, usufructuando la autoridad que les ha otorgado el Comandante Presidente Hugo Rafael Chávez, vienen ejecutando acciones de hostigamiento y expulsión de los espacios de esta sede universitaria no sólo a los comunicadores alternativos de la radio comunitaria, a los grupos de danza y teatro, quienes abrieron espacios para el intercambio de saberes populares a niñas, niños y adolescentes del sector, sino que también lo han hecho hasta con sus propios trabajadores. Acciones que denotan la escasa ética, falta de criterio político y en última instancia de sensibilidad humana por parte de quienes emprenden estas acciones, las cuales dejan entrever la conducta antidemocrática, antipopular e incluso contrarrevolucionaria"
A continuación el manifiesto:
En solidaridad con el colectivo de la Radio Comunitaria “Alí Primera” 95.9fm
Nosotros, los abajo firmantes, integrantes del colectivo de la “Radio Ali Primera”, 95.9fm y, otros movimientos sociales, actuando en rechazo a las acciones recientemente llevadas a cabo por las autoridades universitarias de la “Universidad Simón Rodríguez” – Núcleo El Valle -, guiados por el sentido de la solidaridad, valor propio a ser resaltado y dignificado en la transición a la sociedad que estamos construyendo y, desde la cual, el “Poder para el Pueblo”, es la línea fundamental y estratégica para lograr romper los paradigmas establecidos por esta sociedad y contribuir a la liberación del ser humano en pro de un mundo mejor, es por ello que manifestamos:
1)   Rechazamos las acciones emprendidas, por parte de las autoridades de la sede administrativa de la Universidad Simón Rodríguez, ubicada en la calle 14 de los Jardines del Valle, concretamente de: Prof.  Julio Valdez (Vicerrector Académico), la Prof. Luisa Zambrano (Dir., Articulación Social y Poder Popular) y la Prof. Carmen Hernández (Dir., Nacional de Cultura) quienes, bajo el triste argumento de necesidad de espacio físico para las comunidades, arremeten contra la  “Radio Comunitaria “Alí Primera””, la cual tiene nueve años activando y articulando con todas las comunidades y movimientos sociales de las Parroquias El Valle, Coche, Santa Rosalía y otras parroquias, desde este espacio.  Estos personajes, usufructuando la autoridad que les ha otorgado el Comandante Presidente Hugo Rafael Chávez, vienen ejecutando acciones de hostigamiento y expulsión de los espacios de esta sede universitaria no sólo a los comunicadores alternativos de la radio comunitaria, a los grupos de danza y teatro, quienes abrieron espacios para el intercambio de saberes populares a niñas, niños y adolescentes del sector, sino que también lo han hecho hasta con sus propios trabajadores. Acciones que denotan la escasa ética, falta de criterio político y en última instancia de sensibilidad humana por parte de quienes emprenden estas acciones, las cuales dejan entrever la conducta antidemocrática, antipopular e incluso contrarrevolucionaria. 
2)   Denunciamos, el constante acoso hacia los colectivos antes mencionados, lo cual interpretamos como parte de una campaña nacional de la derecha roja contra los medios alternativos que tienen posturas críticas hacia el proceso revolucionario y que militan en todos los espacios donde se profundiza la crítica contra la  burocracia y la corrupción, como es el caso de “Aporrea” y “Radio del Sur” y que, en el caso de este núcleo universitario, las autoridades no dan respuesta a los trabajadores, como el “Caso FIEC”, donde ellos (Las autoridades)  argumentan la falta de presupuesto para honrar pasivos laborales, mientras simultaneamente dilapidan los recursos financieros en la adquisición de gran cantidad de mobiliario para rellenar los espacios donde, desde hace aproximadamente nueve (9) años, se imparten clases de danza, teatro y karate a niños, niñas y adolescentes de las comunidades aledañas, presumiéndose que el objetivo de esta práctica no sea precisamente adornar los espacios, sino que obedezca a la perversa intención de desplazar a estos grupos.
Los argumentos esgrimidos carecen de lógica y coherencia, puesto que, quienes  formamos parte del colectivo de la radio, de los grupos de danza y teatro, hemos hecho vida en estos espacios a lo largo de nueve años, sin haberse presentado ningún tipo de inconveniente. 
Con este escenario, se hace necesario hacer del conocimiento a estas recién llegadas autoridades universitarias, que, cuando los sucesos de Abril 2002, fuimos los colectivos de base, quienes tomamos estos espacios, los defendimos de la derecha e incluso rescatamos a las autoridades universitarias que estaban siendo sometidas y amenazadas por los actores de la derecha y, desde ese momento abrimos las compuertas para comenzar  a llenar de pueblo estos espacios que ahora, la nueva casta burocrática con aires de burgueses  pretende arrebatarnos. 
Dicen que la Historia se repite cíclicamente, a veces como un espiral y que, situaciones que en el pasado sucedieron se vuelven a repetir, perjudicando no sólo a personas, sino a todo un proceso revolucionario que tanto nos ha beneficiado, pero que es necesario conservar y mas que conservar, necesita avanzar.  Y es curioso que en el momento en que el Imperialismo ataca a PDVSA, en el momento en que nuestros movimientos sociales sufren la arremetida del enemigo interno a lo largo y ancho del país, donde hemos visto caer dirigentes sociales, dirigentes campesinos entre otros y, a pocos meses de que comience un proceso electoral del cual depende nuestro proceso y justo cuando el Comandante Chávez nos pide hacer máximos esfuerzos por la unidad y la conformación del Polo Patriótico, es en este momento en que una de las radios comunitarias más emblemáticas de Caracas, misteriosamente intentan desarmarla y desmantelarla, lo peor es que no es la CIA, el Mossad o los actores derecha abiertamente identificados quienes cumplen esta misión, sino gente desde dentro de nuestro propio gobierno son los que ejecutan estas atrocidades. 
 Es por ello que, ante esta realidad, convocamos a una primera acción de calle, la cual es la movilización nacional que se realizará el próximo martes 7 de junio, que partirá en horas de la mañana desde la Plaza Venezuela y pasará por la Fiscalía General de la República, para culminar en la Asamblea Nacional, donde se consignarán documentos con denuncias, exigencias y propuestas concernientes a la necesidad de detener la criminalización de las luchas de los movimientos sociales por el aparato judicial del Estado burgués y por sectores burocráticos que ejecutan acciones de retaliación frente al combate popular, obrero, indígena y campesino, por el cual hay campesinos, obreros y miembros de organizaciones populares presos o sometidos a procesos judiciales, cuyo crimen ha sido luchar por sus reivindicaciones y derechos y  por los objetivos de la revolución bolivariana.
Hacemos un llamado a la solidaridad, proponemos movilizarnos hacia el MINCI, hacia CONATEL y, hacia la sede del Rectorado del UNESR, hacemos un llamado al Comandante Presidente Chávez y a iniciar una campaña por todas los medios de comunicación comunitarios y alternativos...

¡Por la Libre Expresión Crítica del Movimiento Popular en Revolución!

¡No a las presiones, retaliaciones, despidos y censura contra los comunicadores revolucionarios críticos!

En Caracas, al primer (1) día del mes de Junio  del año dos mil once,

No hay comentarios.: