sábado, 26 de diciembre de 2009

Trabajadores de Sanitarios Maracay conquistan providencia administrativa
que ordena reenganche y pago de salarios caídos

Por: Laclase.info


A tres años de ardua lucha contra la patronal y la burocracia estatal
Maracay, 22 de diciembre.- El mes de diciembre ha llegado con una importante victoria para los trabajadores de la fábrica de piezas de baño Sanitarios Maracay. La Inspectoría del Trabajo ha dictaminado a través de una providencia administrativa el reenganche y pago de salarios caídos a 59 trabajadores, quienes nunca se doblegaron ante las maniobras de la patronal, el gobierno, y la burocracia sindical. Al relatar la noticia, José Pérez, Secretario de Reclamos del sindicato Sintraepiscea, recuerda una frase que está escrita en graffiti en una pared cercana a la empresa: “Sólo la clase obrera reivindicará a la clase obrera”.
Desde que en noviembre del año 2006 los trabajadores de Sanitarios Maracay, la fábrica de piezas de baño más importante de Latinoamérica, tomaron las riendas de la empresa ante el abandono del patrono, su lucha ha escrito las páginas más brillantes y aleccionadoras sobre la producción bajo la gestión democrática de los trabajadores, el control obrero, en Venezuela.
Durante nueve meses, alrededor de 600 trabajadores mantuvieron en pie la producción y la distribución de las piezas de baño, y dignamente emplazaron al gobierno a que hiciera cierta la palabra empeñada cuando el presidente Chávez anunció que combatiría los lock out patronales bajo la consigna de "Empresa cerrada, empresa tomada por los trabajadores y nacionalizada".
La lucha de clases es implacable y desenmascara los falsos discursos. Es así como Sanitarios Maracay pulverizó la palabra presidencial, y mostró en toda su crudeza el talante antiobrero y represivo de un gobierno que durante esos nueve meses empleó toda su fuerza y sus recursos con el único objetivo de liquidar la experiencia más avanzada de control obrero vivida en Venezuela durante el proceso revolucionario. La Santa Alianza Antiobrera, como la solía llamar el recordado dirigente sindical revolucionario Richard Gallardo, se desplegó con toda su saña: la burocracia sindical roja encabezada por Marcela Máspero; el ministro patronal José Ramón Rivero; la policía regional de Aragua y la Guardia Nacional; todos hicieron su trabajo sucio y maniobraron para dividir, chantajear, y finalmente reprimir.
La experiencia del control obrero en Sanitarios Maracay fue abortada por estos agentes del "capitalismo del siglo XXI", en agosto de 2007, y la empresa fue desalojada por un grupo esquirol afecto al ministro del Trabajo. La mayoría de los trabajadores, desmoralizados ante la ofensiva gubernamental, aceptan un acuerdo en el que la patronal y el ministro del Trabajo les esquilman el 90% de la deuda legal. Sesenta trabajadores mantienen la resistencia, y demuestran que su temple es mayor que la fuerza y los recursos de sus enemigos de clase. En enero de 2008, ese grupo recupera las instalaciones de Saniplástica, el departamento de la fábrica que produce herrajes y tapas, y reactivan la producción. Pese al boicott gubernamental, que se traduce en la negativa de la industria petroquímica estatal a venderles materia prima, los trabajadores logran mantener la producción en este departamento.


Entrevista


José Pérez miembro de la directiva de Sintraepiscea, ofreció una entrevista para Laclase.info en la planta de Saniplástica, sobre la reciente victoria obtenida por los trabajadores de la empresa.


Laclase.info: ¿Cuándo se dictó la providencia administrativa a favor de los trabajadores?


Pérez: Este pasado 2 de diciembre sale la providencia administrativa a favor del reenganche y pago de salario caídos de los trabajadores, ante el abandono de las instalaciones de la planta por parte del patrón el 16 de noviembre de 2006, justo cuando correspondía del pago de las utilidades de los trabajadores. Luego de tres años de duro combate contra la burocracia, resistiendo y soportando los golpes que nos ha dado el capitalismo en manos del patrón y de las instituciones y representantes del Estado, obtenemos esta importante victoria.
Los trabajadores hemos podido resistir a pesar de los pocos ingresos que hemos obtenido durante este tiempo gracias al apoyo de compañeros de otras empresas y sindicatos a nivel regional y nacional, lo cual demuestra que la unidad y solidaridad entre los trabajadores ha hecho posible este triunfo que vivimos hoy.

Laclase.info: ¿Cuántos trabajadores se benefician de la providencia dictada y qué efectos tiene este logro para la lucha que están librando?



Pérez: Somos 59 trabajadores que salimos favorecidos por la providencia administrativa, lamentamos que no hayan sido más trabajadores, pero fuimos 59 los que nos mantuvimos en pie de lucha y no nos doblegamos.
Muchos cayeron en la trampa de las promesas de altos funcionarios del Estado que les decían a los trabajadores que si dejábamos el control obrero y dejábamos de producir, éstos se comprometían con la cancelación de las liquidaciones de todos los trabajadores. En los primeros momentos de esta lucha, nosotros entendimos que eso no era cierto, pudimos interpretar el juego de mentiras que venían de ese grupo de burócratas que hacían falsas promesas a los trabajadores, y por supuesto los 59 trabajadores que nos encontramos hoy aquí nos ajustamos a derecho y exigimos lo que por la Ley del Trabajo nos corresponde. Quedó demostrado que todo aquello fue una farsa y al mismo tiempo demostramos el valor que tiene la lucha de los trabajadores en Venezuela y que sí se pueden lograr los objetivos en la defensa de nuestros derechos.
Todo esto cuesta, pero con nuestra lucha logramos demostrar que derrotar a un patrón de esta forma es muy fácil, lo que nos costó 100 mil veces más fue derrotar la burocracia del Estado que está implicada en los procesos laborales.
Hoy lo vemos como un gran triunfo, no sólo un triunfo económico sino uno donde se expresa que los trabajadores podemos dar el importante salto de cobrar conciencia de que somos capaces de vencer a los patronos, así como a la burocracia dentro de este sistema totalmente capitalista. Logrando sobrevivir con pocos recursos, con aproximadamente 100 o 200 Bs semanales, hemos logrado ser mejores y ser ejemplo para esa masa de trabajadores que luchan en otra empresas.
Después de la violación de todos nuestros derechos por el patrono, le tomamos su propiedad y pusimos a producir la empresa al servicio de las comunidades. Hoy en día vendemos las tapas asientos con un 78% de descuento y todavía eso nos da para mantener el combate que llevamos aquí. El apoyo contundente que hemos recibido de los trabajadores permite este triunfo que nos hace sentir orgullosos y lo decimos siempre, sólo la clase obrera reivindicará a la clase obrera.


Laclase.info: Cuando mencionas la intervención de burócratas del Estado a través de promesas como el pago de todo lo que la empresa les debía a cambio del abandono del control obrero de la producción, ¿quiénes fueron esos burócratas?


Pérez: En ese entonces (2006) el Presidente de la República había dicho que empresa abandonada por los patronos, empresa tomada por los trabajadores y puesta a producir en beneficio de las comunidades. Exactamente hicimos eso, lo que se convirtió en una gran realidad que iba en contra no sólo de los patronos sino de los burócratas de Estado.
Lo denunciamos públicamente, el anterior ministro del Trabajo José Ramón Rivero y su equipo fueron los que de forma directa hicieron promesas a los trabajadores siempre y cuando nosotros abandonásemos nuestro perfil de lucha, el control obrero, cosa contradictoria con lo que dijo el primer mandatario en aquel tiempo.
Ellos en conjunto con los patronos homologaron en tiempo record la liquidación de 740 trabajadores por una cantidad que representaba el 5% de todo lo que les debían, al mismo tiempo el ministro declaraba que no iba a nacionalizar Sanitarios Maracay nunca, porque no era una empresa estratégica. Entonces se hizo evidente que estos funcionarios no eran socialistas ni revolucionarios, derrotando a una parte de los trabajadores, que luego de meses de lucha se cansaron y creyeron en sus promesas. Aún así, esos mismos burócratas con el pasar del tiempo quedaron ridiculizados, pues salió esta providencia donde el patrón tiene que pagar a un 10% de los trabajadores que nos ajustamos a derecho mucho más de lo que les pagó a los 740 trabajadores. A nosotros no nos pudo robar.


Laclase.info: ¿Han recibido alguna respuesta del patrono tras la providencia administrativa?
Pérez: Ninguna, pero tampoco la esperamos, nosotros contamos con lo que estamos haciendo y luego de este procedimiento administrativo vamos a saltar a un procedimiento de tribunales. La fuerza de los trabajadores siempre va supeditar y va a hacer que las leyes se cumplan, a través de los tribunales vamos a proceder por el embargo de las máquinas y del terreno que ocupamos y esta es la victoria que nosotros vamos a convertir en realidad.


Laclase.info: Durante estos tres años de lucha, ¿sobre los trabajadores de Sanitarios Maracay recayeron medidas cautelares que intentaron silenciar y criminalizar la protesta y la defensa de sus derechos?



Pérez: Sí, hace dos años y medio, luego un enfrentamiento lamentable que hubo con la Guardia Nacional y la Policía de Aragua, quienes reprimieron una manifestación que hicimos en una de las autopistas del estado, dejando a varios trabajadores heridos, quedaron 18 trabajadores bajo régimen de presentación, vigente aún, mientras el patrón anda libremente por todo el territorio nacional y el mundo disfrutando del dinero producto del esfuerzo de los trabajadores.


Laclase.info: ¿Qué ha pasado con la nacionalización de Sanitarios Maracay que el presidente Chávez anunció hace un año? ¿Fue otro anuncio vacío más?


Pérez: Aunque el presidente habló de la nacionalización de Sanitarios, nosotros en la práctica hemos entendido que eso sólo podemos hacerlo los trabajadores, porque los burócratas de este gobierno no lo harán. Lo vamos a hacer por nuestros propios medios, por la vía que ya hemos explicado, y esperamos que recaiga la ley sobre el patrón que violó todos nuestros derechos fundamentales.

No hay comentarios.: