domingo, 8 de febrero de 2009


10 Años De Revolución Bolivariana

¿Como Se Encuentra El Movimiento Sindical En Venezuela Hoy?


Sandy Martínez / Johan Rivas, CSR – CIT Venezuela, Febrero 2009.

La clase trabajadora venezolana, su movimiento sindical, se encuentra atomizado, disperso, desarticulado, disminuido en fuerzas, es decir en su peor crisis política; sin bien es cierto que muestro movimiento obrero no es de los mas avanzados de América Latina o de otros países del mundo donde se han vivido experiencias PRE socialistas, posee condiciones objetivas por encima de muchos otros países neo coloniales, el repunte de los movimientos de masas pobres oprimidas, el debate sobre el socialismo en el seno del movimiento obrero y una incipiente pero cada vez mas sólida capa de jóvenes dirigentes sindicales y sociales.

Nuestra historia como movimiento esta llena de luchas y derrotas como toda expresión de masas que lucha por sus reivindicaciones, pero ha tenido históricamente una gran debilidad. Se han desarrollado alineados a los sistemas de poder que se consolidan en los respectivos estados-gobiernos, es decir no nace de forma independiente como expresión autentica de la clase en su lucha por la emancipación, y liberación del capital, si no como parte del modelo político que se impone en esos momentos.

Ejemplos concretos la CTV (Confederación de Trabajadores(as) de Venezuela), central de mayor antigüedad en Venezuela que tuvo un periodo de clandestinidad durante las dictaduras militares de los años 30 y 40 del siglo pasado, pero que una vez que instaurada la democracia burguesa del bipartidismo (La Social Democracia AD y el Social Cristianismo COPEI), fue desarrollándose y alineándose al mismo tiempo que se consolidaba la clase dominante liderada por estos partidos. De manera progresiva se fue burocratizando una gran capa de dirigentes y cuadro medios, que fue degenerando al movimiento sindical, que en sus inicios había sido combativo y clasista, para convertirse en aparato represivo del estado burgués capitalista, y frenar el avance de la clase a través de sus luchas reivindicativas.

La Unión Nacional de Trabajadores(as) como instrumento de lucha

Luego de los eventos de desestabilización del 2002-2003 y de la infructuosa lucha por tomar el control político de la CTV a través de elecciones internas, se crea la UNT (Unión Nacional de Trabajadores(as)).

¿Como se conforma esta central? En primer lugar no es una idea que sale de las bases del movimiento obrero sino que es el gobierno quien hace este planteamiento debido a la coyuntura política del momento, pero tampoco es un secreto la clase trabajadora venezolana anda en la búsqueda de un nuevo referente sindical que representara sus intereses mas elementales y rompa con los vicios del pasado.

En segundo lugar, esta central (UNT) nace igual que la CTV, es decir bajo la sombra de un sistema político en desarrollo que busca alinear toda expresión organizada de las masas bajo sus interés o proyecto político de país, por ello es que las contradicciones a lo interno de esta central (UNT) no escapan de las mismas contradicciones del proceso bolivariano; y lo mas lamentable es que ha venido perdiendo el carácter clasista y revolucionario.

II congreso de la UNT experiencias y lecciones

Durante la celebración del II Congreso de la UNT en 2006, se pierde una gran oportunidad de unificar a la clase trabajadora en un programa político revolucionario.

El Congreso se convirtió en un evento de proselitismo político, donde cada tendencia se preocupo más por mantener sus espacios sectarios de poder. Perdiéndose las condiciones de concretar una fecha para las elecciones generales y legitimar su dirección política unitaria.

El congreso termino en una división mas pronunciada que contribuyo con el posterior desmembramiento de la corriente C-Cura (de donde sale otra corriente); que para el momento representaba buena parte de las bases de la UNT y se afianzaba como una referencia clasista, de manera que este congreso tuvo consecuencias desastrosas para la clase trabajadora quien vio nuevamente golpeados sus intereses de clase de tener una central legitimada que defendiera sus reivindicaciones sociales, políticas y económicas.

El Fraccionamiento En Tendencias Y Corrientes Con Intereses Políticos

Hoy la Únete se encuentra fraccionada, ya no solo esta dividida como en principio sino que a lo interno de esta hay factores políticos que juegan a sus intereses personalistas para mantener ha esta plataforma de los trabajadores inertes y desarticulada.

Ya no solo corrientes políticas con tendencias ideológicas definidas, mas bien son corrientes con intereses políticos personales definidos que desde esta central han tomado posiciones de poder dentro del gobierno, alineándose directamente a las estructuras del poder estadal.

La corriente política con mayor claridad ideológica orientada a defender los intereses de los trabajadores(as) es C-Cura (corriente liderizada por Orlando Chirinos), sin embargo no escapa a la dispersión y atomización que vive hoy el movimiento sindical.

Además esta tendencia política sindical ha sumido posiciones sectarias y ultra izquierdista que la ha alejado de las masas obreras a fin al gobierno y a la inmensa mayoría del movimiento popular. Ejemplo concreto la posición de Chirinos en relación a la Reforma Constitucional, donde llamaba a votar (NO), y fue calificado por el gobierno como contra revolucionario y lo etiquetaron como un elemento de la derecha.

Otro aspecto es no contar con una dirección política definida que sea vinculante para el trabajo de sumar a los(as) trabajadores(as) en función de realizar las elecciones en esta central, y unir esfuerzos en pro de llevar adelante las luchas reivindicativas de los(as) trabajadores(as).

Papel de los Sindicatos. . . .

Con la UNT, fraccionada los sindicatos no tienen una central que representen los intereses de la clase trabajadora; donde sus luchas se encuentran en un punto de inflexión, demostrado en los sucesos de los años 2002-2003, donde la clase trabajadora dio un claro ejemplo, de ser motor fundamental para dar los cambios en un proceso revolucionario al ponerse al frente de la industria petrolera y desmontar el paro petrolero.

Actualmente la mayoría de los sindicatos se encuentran desarticulados, en mora electoral, llenos de vicios del pasado, (Corrupción, Burocratismo, Clientelismo entre otras degeneraciones); caso concreto del sector publico. Por que en el sector privado, la situación tiene sus propias particularidades, por ejemplo, a la mínima sospecha del patrón de que los(as) trabajadores(as) quieren organizarse en un sindicatos son despedidos.

Es tan crítica la situación que cada vez crece la desconfianza de los(as) trabajadores(as) en los sindicatos, y dudan que sean sus plataformas de lucha reivindicativa ya que estos se han convertidos en instrumentos utilizados por la clase dominante para frenar la lucha de clase.

La formación de nuevos sindicatos como alternativa

En Venezuela ha habido un auge de formación de nuevos sindicatos, según cifras extra oficiales de organismo del estados, en 1997 existían en Venezuela 209 sindicatos. En el 2001 el CNE (Centro Nacional Electoral), reporto 3543 sindicatos, 2974 legalizados, 2853 en procesos de elecciones, en total se registro 3 Centrales Sindicales, 100 Federaciones y 2871 sindicatos, 74 de ellos de carácter nacional. Estos nuevos sindicatos en su mayoría se denominan revolucionarios, socialista y bolivarianos, pero en la practica han tenido un papel nefasto en la conducción de las lucha reivindicativas de los(as) trabajadores(as).

Solo han servicio de freno en la conciencia de la clase y creado una nueva burocracia sindical y aristocracia obrera que no representan los intereses de los(as) trabajadores(as), solo responde a interés partidista, con una clara manifestación de bonapartismo (conciliación de clase).

El Hecho importante con esta experiencia de formación de nuevos sindicatos, sin romper con las viejas estructuras sindicales. Nos da una lección, de que nos posible crear plataformas como estas alternativas sin primero destruir las ya existentes. El propio Marx lo señalaba refiriéndose a la transición del estado hacia el socialismo, “no es posible construir sobre las ruinas de lo ya existente es necesario acabarlo hasta los cimientos y construirlo nuevamente para acabar con los vicios y la corruptela del viejo sistema”.

Las Luchas En El Sector Público

El sector público ha sido uno de los más golpeados por el fraccionamiento sindical, fundamentalmente de la UNT y FENTRASEP (Federación de Nacional de Trabajadores del Sector Publico). En principio cuando estas nuevas organizaciones se conformaron se logran avances importantes, en beneficio de los trabajadores(as). Como fue la firma del IV Contrato Marco de la Administración Publica en el año 2004, que beneficio a mas de dos millones de trabajadores(as) entre empleados y obreros.

El año 2006 también fue un año importante para la clase obrera, se logra un aumento general de sueldos y salarios de un 30% que llego a este universo de trabajadores(as), pero de este momento ahora, todo a sido diferente la burocracia sindical se ha encargado de frenar cualquier intento consciente de la clase de llevar adelante sus justas luchas reivindicativa.

Consecuencia hoy tenemos cuatro años sin firmar el Contrato Marco y casi tres sin recibir un justo aumento de sueldo y salarios. Sin mencionar que en diferentes sectores de la administración pública no se discuten contratos colectivo desde hace más de 10 años, caso concreto los trabajadores(as) obreros del sector salud.

Su ultimo contrato fue aprobado en 1992, solo han recibido normativas laborales y actas convenios, que si bien es cierto se ha logrado algunas mejoras socios económicas, siguen siendo insuficiente, además de ser discutidas burocráticamente desde arriba sin la participación de los(as) trabajadores(as) y dirigentes de base.

Según datos publicados hace dos años por un diario de circulación nacional, cifras que no son refutadas por el gobierno, en 1997 se discutieron 1669 contratos colectivos. En el 2007 solo 652.

Aumento de salarios por decreto y no por una verdadera lucha reivindicativa

En el año 2008, luego de las luchas llevadas a cabo por el sector público como la toma del Ministerio del Trabajo en el año 2007, y después de varias reuniones y la falta de respuesta del gobierno en cuanto a reivindicaciones concretas como el salario. Un grupo de sindicatos de base de este sector decide proponer un aumento general de sueldos y salarios del 50 % para todos(as) los(as) trabajadores(as) de la Administración Publica Nacional, estimulados por los acontecimientos que se desarrollaban en el movimiento obrero, como la nacionalización de la empresa Sidor (empresa del hierro); y la referencia que esta representa para todo el movimiento sindical.

Estos acontecimientos obligaron al gobierno tomar en cuenta este aumento pero no así a quienes lo proponen. Por la vía del decreto presidencial se otorga el aumento general de sueldos, pero por debajo de las aspiraciones planteadas por los sectores de la base sindical en un acto donde se llama a participar a los trabajadores, pero no se reconoce la participación de estos.

El entrampe burocrático por un nuevo contrato colectivo para toda la administración pública

Luego de realizar varias reuniones en el Ministerio del Trabajo y de lograr un consenso en función de la unificación del Contrato Marco de la Administración Publica, como paso previo para la discusión y aprobación del mismo, se realizo la entrega del proyecto ante este ministerio en el mes de Julio de 2008, con el compromiso de las partes de que unas vez que se instalara la mesa negociadora la federación de este sector (Fentrasep); debía realizar elecciones mientras este contrato era discutido, esto para darle legitimidad al mismo. Pero esto solo fue un engaño y una burla para la clase obrera, que vio como nuevamente esta cúpula de burócratas y corruptos jugo con sus intereses, porque hasta hoy no se han realizado esta discusiones y ni las elecciones en esta federación.

Degeneración en el movimiento sindical (radicalización y sicariato).

El movimiento obrero ha pasado por diferentes etapas de cambios que no han terminado de consolidarse debido a la falta de dirección política del movimiento. Muchas luchas han sido tomadas de forma sectaria, parcializadas, polarizadas, criminalizadas y dispersas.

En los últimos años ha habido importantes luchas obreras que de contar con un clara dirección política revolucionaria hoy estuvieran marcando un punto de inflexión en el proceso revolucionario, las luchas de Sanitarios de Maracay, donde se desarrollo un valiosa experiencia de control obrero, las expropiaciones y toma de empresas cerradas por el paro patronal, como INVEVAL, INVEPAL, INVETEX, las diferentes experiencias cogestionaria, la permanente radicalización de las luchas obreras en los estados Aragua, Carabobo, Zulia, Bolívar y Anzoátegui, donde se concentra los principales polos industriales del país.

Al mismo tiempo se ha estado desarrollando negativamente una escalada de violencia sindical, que esta degenerando la lucha sindical. Caso concreto el sector de la construcción civil, donde ya son innumerables los hechos de corrupción y de violencia (asesinatos por compra de puesto de trabajo); perpetrados por sicarios, es el sector mas violento del movimiento obrero.

Estos hechos violentos están siendo llevados a otros sectores de los(as) trabajadores(as) e inclusive en los sectores populares de las comunidades donde a diario se ven crímenes repudiables desde todo punto de vista.

un ejemplo de esta situación fue el asesinato el pasado año de cuatro compañeros dirigentes de la Unión Nacional de Trabajadores del estado Aragua, quienes fueron asesinados brutalmente luego de sostener una lucha con los(as) trabajadores(as) de la empresa Alpina (una transnacional de origen Colombiana).

Estos compañeros habían incursionado en la política (habían sido candidatos en las ultimas elecciones regionales de Alcaldes, Gobernadores y Diputados Regionales) y estaban haciendo presión a factores corruptos dentro del gobierno, realizando una serie de denuncias contra estos, entre ellos uno de los alcaldes afectos al gobierno que gano en las elecciones del pasado 23 de noviembre de 2008.

Lo grave es que este crimen fue perpetrado por sicarios pagados por sectores de poder que luego utilizaron todos los medios del estado para inculpar a un trabajador de este hecho.

Otro ejemplo de este tipo, lo ocurrido recientemente con el asesinato por parte de la policía del estado Anzoátegui, de dos dirigentes sindicales de la empresa Mitsubishi Motor (empresa ensambladora de autos de origen japonés); donde estos compañeros junto a mas de doscientos (200) trabajadores(as), mantenían tomada esta empresa como medida de presión para la incorporación a la nomina fija de 135 trabajadores (as)(tercerizados); siendo desalojados de la instalaciones de la empresa por la policía de forma represiva y donde fue dada la orden de disparar y resultaron muertos estos dos dirigentes y otros 6 compañeros resultaron heridos.

Actualmente los policías que dispararon se encuentran detenidos, pero desde una perspectiva clasista revolucionaria es imposible no creer que exista una vinculación con lo sucedido con los compañeros de Alpina, seriamos inocentes si vemos esto como hechos aislados. Ya en este mismo estado a mediado del año pasado en varias oportunidades trabajadores del sector petrolero habían sido reprimidos por la policías y algunos de los dirigentes detenido temporalmente.

Lo que llama más la atención de estos hechos es que el sicariato y la criminalizacion de la protesta, se ha convertido en el principal medio para acabar con cualquier trabajador y en general cualquier persona que adopta una posición de lucha revolucionaria y toque intereses económicos y políticos.

Se les tilda a los(as) trabajadores(as) de guarimberos, contra revolucionarios, etc. Caso emblemático la lucha de SIDOR, al principio fue reprimido y criminalizado por el gobierno local e incluso nacional, pero la resistencia de los compañeros y su radicalización obligo al estado a reconocer la legitima protesta de los trabajadores y aceptar sus reivindicaciones, entre ellas la nacionalización de la industria.

Por ejemplo en Colombia la aniquilación sistemática de las organizaciones de los trabajadores se ha convertido en el principal factor político para acabar con la disidencia política, (es decir quien no este de acuerdo con el gobierno y el haga franca oposición es aniquilado por medio del sicariato).

El fenómeno de la violencia sindical en Venezuela no es nuevo, es histórico las luchas secarais y reaccionarias de los grupos de choques Acción Democrática (AD partido social demócrata). Los famosos “cabilleros” que irrumpían en los sindicatos en su mayoría controlados por el PCV, para intimidar, asesinar y tomar el control de los mismos.

La paradoja es que eso ocurría en una época en que los gobiernos eran burguesas y claramente anti populares. La cuestión es que hoy en pleno desarrollo de un proceso revolucionario que intenta orientarse hacia el socialismo donde el movimiento obrero debería vivir un periodo estelar, lamentablemente no es así.

Desde el CSR hacemos un llamado a seguir luchando por defender a los sindicatos, a la unidad del movimiento obrero por encima de las posiciones personalistas y sectarias de corrientes, tendencias y fracciones, bajo un programa revolucionario.

La lucha debe ser contra los burócratas sindicales, mediante una campaña de agitación, movilización y concientizacion de clase.

Debemos luchar por una amplia democracia obrera donde prevalezcan los intereses de los (as) trabajadores(as), y no de los grupos partidista.

Exigir elecciones generales por la base de todas las organizaciones sindicales, con carácter de revocabilidad de sus miembros.

Unidad de acción en las luchas concretas de los trabajadores(as).

Autonomía y independencia de clase, esto no quiere decir que no exista a filiación política de sus dirigentes o determinadas organizaciones, o que no se apoye las medidas revolucionarias que tome el gobierno bolivariano. El movimiento obrero debe ser el primero en apoyar las políticas que beneficie a los más oprimidos y explotados por el sistema capitalista, pero también esta llamado hacer el primer factor de oposición ante las amenazas y ataques contra los intereses de los(as) trabajadores(as) y el pueblo.

Por ello desde el CSR luchamos también por un autentico partido revolucionario de trabajadores (as) y el pueblo oprimido y

No hay comentarios.: