miércoles, 3 de agosto de 2011

Trabajadores de Pronutricos y Proarepa en pie de lucha por la crítica situación de las Empresas


Denuncian sabotaje por parte de la Junta Administradora Especial

Desde Socialismo revolucionario nos solidarizamos con la lucha de los trabajadores de Pronutricos y Proarepa

(Prensa Consejo Socialista de Trabajadores y Sintrapronutricos).- Más de 130 trabajadores y trabajadoras con desmejoras salariales y el despedido injustificado de Carlos David Vargas, Norka León y Juan Carlos Murphy del Departamento de Gestión Socialista de Pronutricos y Proarepa, es la consecuencia de las medidas asumidas por la Junta Administradora Especial de estas empresas, lo que ha provocado una serie de acciones por parte de la fuerza laboral para denunciar tales irregularidades.

De acuerdo a las declaraciones de los miembros del Sindicato Único de Trabajadores y Trabajadoras de Pronutricos-Proarepa (SINTRAPRONUTRICOS) y del Consejo Socialista de Trabajadores y Trabajadoras de ambas agroindustrias, desde hace tiempo se están presentando una larga lista de anomalías en los ámbitos productivos, operativos y administrativos de la planta.

Entre otros elementos, mencionaron que en la actualidad existe un déficit de la materia prima para la producción de la harina de maíz, carencia de repuestos para los equipos, deudas con los proveedores y “un completo descuido con todo los equipos tecnológicos y las instalaciones de las plantas”.

“En el caso de Proarepa, una unidad de producción con capacidad instalada para producir 12 mil toneladas de harina de maíz al mes, ahora está por debajo de 4 mil y Pronutricos que puede generar 9 mil toneladas, está produciendo el 50 por ciento aproximadamente y esto es producto de la falta de inversión”, apuntaron.

Cronología de los recientes acontecimientos

En el mes de junio se aprobó una homologación de sueldos y salarios. Por debajo de cuerda y sin consultar con los demás trabajadores del Grupo Pro, la Junta Administradora de Pronutricos Plástico hace un ajuste colocando a unos trabajadores de esa empresa por encima de lo que fue acordado en la mesa de negociación establecida para los sueldos.

Esta situación generó descontento en el resto de personal que aun ejerciendo responsabilidades similares a los de Pronutricos Plástico quedaron por debajo del salario estipulado y la Administración de Proarepa y Pronutricos resuelve homologar a los más de 130 trabajadores y trabajadoras que hacían el justo reclamo para solventar la situación.

Luego de seis semanas en las que los trabajadores habían estado cobrando el salario homologado, la junta administradora especial decide bajar los salarios a la antigua resolución, lo cual jurídicamente es imposible, pues representa una desmejora salarial y es calificado como un despido indirecto.

No obstante, explican los trabajadores y trabajadoras que esta circunstancia sólo es “la gota que derramó al vaso”, ya que están sucediendo otras situaciones como las antes mencionadas, las cuales no sólo atentan con la estabilidad laboral de los trabajadores y trabajadoras, sino que también es una amenaza a la soberanía alimentaria de la nación.

Denuncias

Entre las denuncias expresadas por los trabajadores y trabajadoras está la falta de información acerca de los excedentes del producto terminado, pues siempre que hacen las rendiciones de cuentas, se refieren sólo al subproducto y “estas plantas producen es harina de maíz, de lo cual no sabemos nada”.

“Esos números (las contabilidades de los excedentes) los tienen como un secreto de Estado y en realidad los trabajadores y trabajadoras que somos quienes damos nuestra fuerza de trabajo estamos al margen de esa información”, apuntaron.

Asimismo, reclaman la ausencia de participación a la hora de designar a los administradores especiales, quienes son enviados desde Caracas y desconocen la realidad política, productiva y administrativa de las empresas y del estado Portuguesa, donde la revolución cuenta con el mayor de los apoyos a nivel nacional.

Señalaron que el deterioro de las plantas es evidente e hicieron un llamado al Presidente Hugo Chávez, para que se inicie una investigación a fondo, pues hay una inhumanización de estas plantas y estamos seguros que lo dicho por la Junta Administradora al Comandante, no es la verdad. Nosotros estamos en la realidad y es la que estamos denunciando”, sostuvieron.

“Queremos que se haga una revisión inmediata de esta situación y pedimos la destitución de la actual Junta Administradora Especial, la cual ha demostrado ineficiencia administrativa, irrespeto a los trabajadores, falta de compromiso con el proceso revolucionario y un continuo boikoteo a las políticas de avance hacia el control obrero”, subrayaron.  

“La lucha no es sólo salarial, acá se trata de que los trabajadores sean quienes tomen las máximas decisiones y controlen efectivamente la empresa; queremos que se haga realidad el Control Obrero”, recalcaron.

Tal afirmación corresponde al hecho de que cada nueva administración especial que llega a Pronutricos y Proarepa, se da a la tarea de desconocer los niveles de organización y participación de los trabajadores y trabajadores, y se escudan en un doble discurso pseudorevolucionario, lo cual crea inestabilidad, conflictos y confusión en el seno de la clase obrera.

“Estas prácticas sí que son contrarrevolucionarias y cuarto republicanas, son la representación del robo más grande que es el de los sueños y las esperanzas de un pueblo”, puntualizaron los trabajadores.

FOTOLEYENDA:
(H) Trabajadores aseguran que la Junta Administradora Especial visita las Plantas cada vez que hay conflictos y además con maltratos
(H) Los trabajadores exigen respeto laboral y piden al Presidente Chávez, revise esta situación

No hay comentarios.: