martes, 30 de agosto de 2011

Machiques, la Mini Media Luna ganadera



Sociedad Homo et Natura

Así como los cambios en Bolivia son obstaculizados en la región de la Media Luna por los ganaderos que rompieron el protocolo democrático en el momento que el Gobierno de Evo Morales comenzó a medir sus tierras para los indios y campesinos pobres, también en Machiques desde que en la Constituyente se discutían los derechos ancestrales de los pueblos indígenas, en especial el derecho a la tierra y su demarcación colectivas, los gremios ganaderos a la cabeza de Nepsón Villalobos como presidente de Fedelago para aquel entonces juraron no permitir la aplicación del derecho del indio a poseer  tierras, al menos que previamente se las cancelara.
Pese a la Revolución, Machiques sigue gobernando la rancia derecha ganadera y su ideología es la imperante, y permeabiliza aún al resto de los sectores sociales que conforman la vida cotidiana de todos los sectores sociales que allí hacen vida desde su fundación en 1890. En el campo de las ideas y del sentimiento en pro del respeto a lo diverso, el poder constituido en Machiques se quedó anclado en el tiempo de sus orígenes.
Sique siendo el indio los desterrados, los pobres de la tierra, los sin tierras, no son los hombres libres con los que soñó Zamora; aún las correrías de indios son comentadas en los círculos de poder como el método del progreso y de la producción de leche y carne; suelen decir aún, si no hubiese sido por la matanza de indios, la deforestación de sus selvas, el pasto sembrado y la cría de ganado bovino, Machiques fuera todavía “monte y culebra”. Una vez dijo unos de los Diego García “En Machiques hay una plaga más de Egipto, el Yukpa, es las 8 plagas de Egipto”, nos contaba un funcionario del IAN cuando los Yukpa de Shirapta le ocuparon un pedazo de tierra de la hacienda El Capitan; una amiga ingeniera agrónoma nos contó unos años antes, reservándose el nombre como para que no lo denunciáramos, que un ganadero amigo le afirmaba que el peor error de ellos fue para aquel entonces de correrías de indios no haberlos matado a todos. Hemos vistos “con nuestros propios ojos” en Aricuaizá ganaderos que quisieran ser perros para embestirles a los Barí cuando pasan caminando con sus hijos por su hacienda.
En los primeros años de Gobierno del Presidente Chávez, los ganaderos les decían a los líderes Yukpa que ocupaban una hacienda “pon la radio, porque si Chávez pierde las elecciones, te vuelas de aquí, porque a la hora te venimos a matar, a todos”. Ya no hace falta que Chávez pierda las elecciones el pasado sábado 20 de agosto de 2011 en la hacienda El Rincón cerca del Centro Piloto de Toromo en la cuenca media del río Negro comprobó la derecha ganadera que podían herir, matar a niños, mujeres y hombres Yukpa y sacarlos a plomo limpio de sus tierras ancestrales rescatadas, pese a que existe una revolución con leyes y constitución propia, ¡ah! y con aparatos de seguridad e inteligencia en el Fuerte Macos y el Destacamento 36 de la Guardia Nacional Bolivariana. Y una Fiscalía. Estas tres últimas instituciones en Machiques aún al servicio de los Ganaderos.

Los ganaderos de Machiques toman la justicia en sus manos

Cansados de esperar siete años la demarcación de sus tierras, desde el lunes 8 del presente mes un grupo de familias Yukpa necesitadas de tierras ocupan la improductiva  hacienda El Rincón. Desde ese día arranca una radical campaña mediática satanizadora y racista, contra los dirigentes Yukpa María Teresa Yaspe y Freddy Panapera y demás familias Yukpa, encabezada por el habilidoso ex-Presidente de GADEMA hoy diputado a la Asamblea Nacional Juan Romero y por el gremio clasista ganadero encabezado por la Federación de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga) y la Federación de Ganaderos de la Cuenca del Lago (Fedelago). Mientras se montaba como en la Media Luna boliviana una matriz de opinión unilateral contra los aguerridos indígenas, el diputado Romero y demás dirigentes ganaderos presionaban la jefatura militar, policial, a la Guardia Nacional y a la Fiscalía; y montaban en paralelo con empresarios de Perijá y el supuesto frente campesino de Oscar Carrillo, el Caballo de Troya Uribista una guarimba opositora. Toda  esto monitoreado unilateralmente por el diario La Verdad de Manuel Rosales que nuevamente servía de punta de lanza de la sucia campaña.
Lo más patético de todo este montaje ganadero fue cuando el Viceministro del Poder Popular para los Pueblos Indígenas de la Sierra de Perijá y Cordillera Andina Viceministro indígena Hilarión Romero desde las instalaciones del gremio ganadero manifestaba, según la periodista Dianora Prieto, que “la ocupación de tierras es inconstitucional, en vista de que la comisión de demarcación no ha terminado de realizar los trabajos” (Panorama, 12/08/11).

El Gobierno dejó sólo a los Yukpa

Desde el grito del ex-Cacique Freddy Panapera del 10 de agosto de 2011 “Queremos que esta situación se defina, pedimos que se defina la titularidad de nuestras tierras que desde hace 2 años está paralizado” (Panorama; 11/08/11) y ante la ausencia de una comisión de la Vicepresidencia, del Ministerio Indígena o de  diputados de la Asamblea Nacional para los asuntos de los pueblos indígenas, o de los problemas de la tierra, o de la dormida comisión de demarcación del hábitat y tierras indígenas, los duchos ganaderos envalentonados tomaron el control de la situación y le dieron un golpe duro no sólo al Pueblo Yukpa, sino también a la democracia, a las instituciones, a las leyes y al Gobierno de Chávez. Como en la Media Luna boliviana, se realizan acciones como la “Operación rescate. Desde las 10:00 de la mañana de este sábado unos 200 productores agropecuarios y campesinos del sector Toromo, en la Sierra de Perijá, se mantuvieron firmes en sus peticiones hasta las 4:00 de la tarde, hora de plazo que dieron al Ejército para que ejecutara la orden que dio la Fiscalía 20 de Machiques. Se apostaron en las inmediaciones de la fisca Berlín, ubicadas a unos 800 metros del predio invadido. Estaban alerta ante la amenaza de tomar 25 fundos cercanos. Llegó la hora y al no actuar los cuerpos de seguridad (Guardia Nacional Bolivariana y 12.a Brigada del Ejército), a los cuales la Fiscalía 20 les ordenó la aprehensión de cuatro de los líderes que comandaban la invasión, decidieron caminar hacia adentro. El día viernes dieron un ultimato al general Francisco Salcedo Alcalá, comandante de la 12.a Brigada, quien prometió desalojar a los invasores” (La Verdad, 21/08/11: a7). La demarcación del territorio Yukpa se inició en el año 2004 y aún no se ha terminado pese a que el Presidente Chávez en el Aló Presidente del domingo 24 de agosto de 2009 ordenó a la Señora Ministra del Poder Popular para el Ambiente Ing. Yubiry Ortega de Carrizales que se iniciara de nuevo la demarcación del territorio Yukpa y se pagara los fundos.


La Guerra de Cuarta Generación en Perijá dentro de la estrategia del Plan Colombia

Esta peligrosa situación es un mero ejemplo de una táctica de Guerra de Cuarta Generación, de cómo se ejecuta en Venezuela el Plan Colombia, pero es también la muestra de una errada política de frontera, es unir al enemigo del Gobierno de Chávez para golpear al sector que más voto seguro tiene en Machiques, los indios de Perijá, los guardianes de la frontera. Pobre Chávez, ya en Perijá le tienen la olla montada. Ya los escuálidos endógenos y los escuálidos adeco a la cabeza Juan Romero, Alfonso Toto Márquez secretario agrario de Pablo Pérez y Miguel Romero presidente de GADEMA están unidos, sólo que no han podido sumar para sus intereses a los hijos de Gran Caribe Guacaipuro, los Yukpa. Si los Yupa y los Barí se unen a los Adecos de GADEMA se acaba la revolución en Machiques. Elías Jaua tienen la palabra. Tierra e Indios Libres, diría Zamora.

No hay comentarios.: