miércoles, 12 de noviembre de 2008

El Líder 02/11/2008

LA DEFORMACIÓN DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS DE LUCHA REVOLUCIONARIA Y SUS DESVIACIONES HISTÓRICAS HACIA LA DERECHA, EN LA VENEZUELA CONTEMPORÁNEA.

Con el nombre de "Generación del 28" se conoce al grupo de estudiantes universitarios que protagonizaron en el carnaval caraqueño de 1928 un movimiento de carácter académico y estudiantil que derivó en un enfrentamiento con el régimen de Juan Vicente Gómez. En tal sentido, lo que inicialmente fue un proyecto restringido al ámbito de la Universidad Central, se transformó en una propuesta destinada a la modificación del sistema político venezolano de comienzos del siglo XX.

En síntesis, la importancia de la "Generación del 28" en la historia contemporánea de Venezuela radica en tres aspectos fundamentales. 1ero) Por un lado, un caudillo como Juan Vicente Gómez habituado a dirimir los conflictos políticos en los campos de batalla, se enfrenta a un grupo de estudiantes que actuando como colectivo plantean una lucha en un ámbito desconocido por Gómez y en general por los caudillos del siglo XIX. En otras palabras, a partir de este momento las batallas políticas del siglo XX se desarrollarán en las ciudades mediante huelgas generales, paros, boicots, etc. 2do) Por otro lado y en relación con lo anterior, el carácter colectivo del movimiento de 1928, formará parte de otro importante elemento de ruptura con la historia política del siglo XIX, la despersonalización del poder. Es por esto que pese a la cantidad de liderazgos (Rómulo Betancourt, Jóvito Villalba, Miguel Otero Silva, Raúl Leoni, Juan Bautista Fuenmayor) presentes en los sucesos de 1928, ningún tuvo un protagonismo especial, predominando la unidad del grupo sobre cualquier individualidad, lo que será un adelanto de una de las principales características de las organizaciones políticas del siglo XX. 3ero) los jóvenes estudiantes del 28 se introducen nuevas ideologías (socialismo, marxismo, democracia) a las cuales no pueden adaptarse viejos líderes como Gómez, sino la importancia del Estado como agente planificador de economía, la lucha de clase, etc. En definitiva, se puede decir que con la llamada "Generación del 28" se introducen los elementos de cambio que le permitirán a Venezuela romper con el siglo XIX e insertarse en el XX. y dar un paso importante en la vida económica y social del país a través de la participación de los partidos políticos en la Venezuela Democrática.

Aquí comienza todo y presten atención camaradas. El 5 de marzo de 1931, durante la dictadura de Juan Vicente Gómez, nacía el Partido Comunista de Venezuela (PCV).

Nota: Todos los partidos políticos de nuestro país hasta hoy han brotado del PCV.

En 1937, del PCV nacía el Partido Democrático Nacional (PDN), un movimiento izquierdista que actuó como prólogo de Acción Democrática (AD). Efectivamente, AD fue creada por Rómulo Betancourt en 1941, uno de los fundadores del Partido Comunista, posicionándose como principal movimiento socialdemócrata en Venezuela, y miembro pleno, hasta nuestros días, de la Internacional Socialista.

Del PCV también saldría el Movimiento Al Socialismo (MAS), que migró del marxismo a la socialdemocracia con el paso de los años. De sus miembros más notables podemos recordar a Teodoro Petkoff y a José Vicente Rangel. El MÁS formaría parte del Polo Patriótico que llevó a Hugo Chávez al poder en 1998.

Rangel fue apoyado en 1983 por el Movimiento Electoral del Pueblo, partido socialista nacido en 1967 de antiguos miembros de AD.

De otra división en Acción Democrática surgiría el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), en 1960. Este partido se dividió y nació en 1969, la Liga Socialista, fachada política de la Organización de Revolucionarios (OR). La Liga Socialista, curiosamente, también apoyó la candidatura de Rangel en 1983.

Pero la izquierda seguiría multiplicándose desde Acción Democrática nacionalmente: Claudio Fermín fundaba Renovación (Encuentro Nacional) en 1998. Al igual que Antonio Ledezma, quien dos años más tarde crearía Alianza Bravo Pueblo (ABP), movimiento socialdemócrata de centro-izquierda, el cual se fusionó con el Polo Democrático. A su vez, el Polo era una fusión izquierdista entre “Vamos” y el Grupo Socialdemócrata (GSD), que surgían ambos de una escisión dentro de “Podemos”, partido socialdemócrata que había nacido del MAS.

El Polo Democrático también estaba compuesto por antiguos miembros de Solidaridad, un movimiento izquierdista que surgió de la división de cuatro diputados del MVR chavista en 2001. De igual manera, aunque resulte increíble, el Polo se fusionaría a comienzos de 2007 con Un Nuevo Tiempo (UNT), partido de izquierda socialdemócrata del Gobernador zuliano Manuel Rosales, candidato presidencial en 2006.

Izquierda Democrática, que nacía de una división interna del MAS en 1999, también se fusionó con UNT, al igual que el movimiento socialdemócrata Un Solo Pueblo. De igual manera, Manuel Rosales formó parte de Acción Democrática desde sus inicios políticos, llegando a ser miembro de su Dirección Juvenil en Zulia.

Pero la historia sigue.

El Partido de Caldera, Convergencia, estaba compuesto, obviamente, por antiguos miembros de COPEI, pero también del MAS, del MEP, e incluso del Partido Comunista de Venezuela.

Mientras tanto, de AD seguían multiplicándose los partidos de izquierda, al igual que de COPEI. Algunos disidentes de COPEI crearían otro partido socialcristiano con aire más juvenil, Primero Justicia (MPJ). Lo interesante es que en MPJ también entrarían antiguos adecos, como Liliana Hernández, quien habría pasado una temporada de Diputada por Alianza Bravo Pueblo, después de haber formado parte de Acción Democrática. De igual manera, Hernández abandonaría MPJ para sumarse a las filas de Un Nuevo Tiempo, junto a Manuel Rosales.

Leopoldo López, Alcalde de Chacao, también abandonaría MPJ para unirse a UNT, convirtiéndose en uno de los principales promotores de la “democracia social” (socialdemocracia al revés) en la actualidad. Pero al movimiento centro-izquierdista zuliano se sumarían otras personalidades, como Gerardo Blyde, quien se convertiría en su Secretario General y quien fue miembro de MPJ desde sus inicios políticos.

De COPEI no sólo surgió Primero Justicia. Otro movimiento socialcristiano, Proyecto Venezuela, nacería en 1998 gracias a antiguos miembros de COPEI, entre ellos Enrique Salas Romer.

Eso no es todo.

Recordemos que de la división del Partido Comunista nació el MAS, pero también Causa R, ambos en 1971. Entre sus dirigentes más afamados estaría Francisco Arias Cárdenas, quien participaría en el golpe de Estado del 4 de febrero de 1992 junto a Chávez. Uno de sus dirigentes más importantes fue también Aristóbulo Istúriz. Ambos abandonarían Causa R para tomar caminos distintos. Arias Cárdenas creó un movimiento llamado “Unión” e Istúriz fundó en 1997 el chavista Patria Para Todos (PPT), que se alinearía en el Polo Patriótico que llevó a Chávez al poder en 1998.

Arias Cárdenas apoyó a Chávez en 1998 aunque luego se convirtió en opositor y se lanzó a la presidencia para las elecciones generales de 2000 contra el mismo Chávez. Fue apoyado por Causa R y Bandera Roja (por cierto, Bandera Roja, hoy partido opositor a Chávez fue creado por un grupo de disidentes del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, que a su vez era una escisión de Acción Democrática. Comenzaron siendo marxistas y migraron hacia el socialismo moderado con el paso de los años).

Arias Cárdenas se arrepentiría muy pronto, y en 2005 se volvería a convertir en chavista, disculpándose ante Chávez por sus errores. Chávez, muy gustoso lo nombró Embajador de Venezuela en la ONU, y actualmente, miembro de la Comisión Promotora del Partido Socialista Unido de Venezuela.

Arias Cárdenas no es el único con un historial curioso. Pompeyo Márquez fue miembro del partido raíz (Partido Comunista de Venezuela) y guerrillero durante la década de 1960. Posteriormente, Márquez fue uno de los fundadores del MAS. Compartió prisión con Petkoff y fue senador socialista en la década de 1980. Asimismo, no apoyó la candidatura de Chávez en 1998, abandonando el MAS y sumándose a la escisión de Izquierda Democrática en 1999 (aunque ahora se la llevan bien ambos partidos). A comienzos de 2007, el antiguo guerrillero comunista se uniría a las filas de Un Nuevo Tiempo, junto a Manuel Rosales.

La ideología chavista ha sido determinante para la unificación pese a las dificultades han podido afrontar parte del problema. Ante la creación del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), las raíces de 1931 no abandonarán el proceso revolucionario. Al PSUV se unirán el MVR, la Liga Socialista y el Movimiento Electoral del Pueblo (MEP), entre otros. Recordemos que la Liga Socialista venía del MIR, y el MIR nacía de Acción Democrática. y recordemos que el MEP también nació directamente de Acción Democrática y que, además, apoyó el chiripero de Caldera en 1993.

Podríamos continuar enumerando políticos venezolanos que han pasado por gobierno y oposición, también podríamos seguir enumerando partidos del ala izquierda tambaleándose por el deseo del poder y cuota de participación, cual es el caso del mismo partido comunista que muchos lo tienen como referente de lucha revolucionaria y se ha vendido en mas de una contienda electoral y que no terminamos de ver apoyando a la clase obrera y totalmente ausente en los movimientos populares y en los sucesos espontáneos que ha vivido el país, como por ejemplo camaradas “el caracazo de 1989” donde no apareció ninguno de sus dirigentes, a sabiendas que por falta de dirección no se cristalizó el sueño de muchos venezolanos de llegar al poder tras el gobierno o estado obrero y por el contrario afloró el apoyo a un partido burgués llamado convergencia o chiripero. Millones de venezolanos anhelamos los principios de algunos partidos u organizaciones entre ellas los colectivos que no cesan sus luchas revolucionarias ni venden sus principios. Sin embargo, la historia de los partidos políticos en la Venezuela democrática es muy simple y al mismo tiempo grave y vergonzosa carente de ideología y sin ideas clara y concisa en su accionar, de argumentos muy pocos serios y desprovisto de irrenunciables principios a nuestros intereses de clase como son:

  • Expropiar a los grandes capitalistas y pasar sus empresas al control de los trabajadores. Manejarlas con arreglo a una planificación centralizada y en concordancia con las necesidades de todo el pueblo trabajador o clase obrera.

  • Acabar con las élites burguesas, expropiación sin indemnización alguna a los grandes terratenientes, La banca privada debe ser socializada.

  • La educación es un derecho a recibir de manera gratuita por toda la población. Esta deberá estar al servicio de las necesidades colectivas y directamente relacionadas con la estrategia de construcción del socialismo científico. La vieja y élitesca educación burguesa deberá ser lanzada al basurero de la historia. Las Universidades, los centros tecnológicos de experimentación, educación media, primaria y los preescolares deberán estar íntimamente vinculadas a la formación del hombre y la mujer de nuevo tipo. Entre otras.

Lideres de Venezuela, camaradas y amigos no se sorprendan con los acontecimientos que a diario se ven en los partidos políticos actuales y venideros eso a de esperarse en cualquier bando es decir izquierda o derecha debido a la falta de ideología y de disciplina que solo un partido de la clase podrá tener y estar claro e ideológicamente independiente.

Para que esas barbaridades no se sigan repitiendo la consigna de siempre…

“SOCIALISMO O BARBARIE”

El Líder 02/11/2008

No hay comentarios.: